Continúa el Consejo de Iglesia de Cuba su quehacer a favor de niñas y niños con baja visión

Rehabilitar en la atención primaria de salud a niños con alguna discapacidad visual es el fundamental de un proyecto que el Consejo de Iglesias de Cuba, en conjunto con el Ministerio de Salud Pública desarrolla actualmente en el municipio Playa de la capital, con el apoyo de la organización de cooperación internacional CBM.

Este propósito está incluido en la tercera fase del
proyecto “Apoyo a niñas y niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad visual
en Cuba”, el cual incluye una fase de pilotaje en este municipio, en el que
serán apoyadas las consultas de oftalmología, optometría y servicios de
rehabilitación integral de la Atención Primaria de Salud (APS).

Para llevar a cabo este objetivo han sido necesarias
realizar diversas acciones, como la de preparar a los rehabilitadores de APS,
para que sean capaces de enfrentar este desafío. Como parte de este plan se han
llevado a cabo diversos talleres de capacitación; los cuales han contado con la
participación de directivos del MINSAP, de la Dirección provincial y del
municipio de Salud de La Habana (APS, adulto mayor y asistencia social,
Rehabilitación), Jefes de servicios de rehabilitación de la APS de Playa,
defectólogos y terapistas ocupacionales de la atención primaria, un equipo de
baja visión del ICO Ramón Pando Ferrer, oftalmólogos, optómetras y el equipo
coordinación de Proyecto.

La profundidad de estas capacitaciones se evidencia en
los temas tratados en el último de los talleres efectuados, realizado en
septiembre de 2018. Entre ellos estuvieron la discapacidad visual en Cuba, el
desarrollo visual en el niño, la discapacidad visual en trastornos del
neurodesarrollo, Evaluación funcional de los niños con Baja Visión, Terapia
ocupacional, Estimulación visual, Orientación y movilidad en los niños con este
padecimiento.

La Dra. Nuris Hernández Hernández, funcionaria de
atención primaria de salud de la Dirección Municipal de Salud en el municipio Playa,
fue una de las participantes en ese evento, y expresó en una entrevista
realizada posteriormente, su valoración acerca de la importancia del proyecto,
que radica en las mejoras en el tratamiento a la discapacidad de niños con baja
visión, la ayuda a insertarlos en la sociedad y, por supuesto, prevenir otras
discapacidades que pueden resultar como consecuencia de esta.

Además resaltó la visión futura de extender la
experiencia a toda la nación, lo cual será de gran beneficio, ya que en estos
momentos los niños que estén afectados por baja visión deben trasladarse a los
servicios que están habilitados para esos efectos, muchas veces lejanos a sus
hogares. Este experimento que ha comenzado en la localidad de Playa, en la
capital, acercará todas estas facilidades a las áreas de salud, en este caso, a
los nueve policlínicos de la zona y a partir de aquí se valorarán los
resultados con el propósito de llevarlo a cabo en todo el país.

La Dra. Susana Mantecón Echevarría, especialista en
Medicina General Integral y funcionaria de Adulto Mayor, Asistencia Social y
Discapacidad, de la Dirección Municipal de Salud, también sumó su valoración
sobre este tema.

“Nuestro Ministerio siempre ha tenido bien establecida la
atención a las personas con discapacidad, no obstante, este nuevo proyecto de
pesquisar a niños en edades tempranas para verlos en cada policlínico y en su
área de salud, con un equipo completo de oftalmología, optometría, defectología
y rehabilitadores, implica el hallazgo, diagnóstico, tratamiento y rehabilitación,
es decir que será un importante tratamiento integral, para poder lograr una
inclusión efectiva en la sociedad”, expresó.

Por su parte, el Lic. Orgides Rodríguez Torres, asesor de
rehabilitación de la dirección municipal de salud, aportó el punto de vista del
equipo de rehabilitación encargado de esta labor. “Este proyecto que ha llegado
a nosotros nos va a facilitar el acercamiento a los pacientes con baja visión.

En el municipio hay un equipo de rehabilitadores jóvenes,
con muchas ansias de estudiar, aprender y llevar estas capacitaciones a las
salas de rehabilitación donde laboramos. Para nosotros es un campo nuevo, lleno
de posibilidades, pero tenemos plena confianza en poder llevarlo a cabo, para
el bienestar de todos.”

El proyecto “Apoyo a niñas y niños, adolescentes y
jóvenes con discapacidad visual en Cuba”, se desarrolla desde el año 2017 y
finalizará en el 2019, en una cooperación conjunta del Consejo de Iglesias de
Cuba con los Ministerios de Salud Pública y Educación (MINED), el organismo de
cooperación internacional CBM y la Fundación Internacional de Clubes de Leones
(LCIF), como organización donante. Entre sus objetivos también destaca el
respaldo para la adquisición del equipamiento necesario tanto para los
servicios de atención secundaria a niños en riesgo de enfermedad ocular que
cause baja visión, como para el tratamiento y rehabilitación especializada de
enfermedades más complejas.