Archivo de etiquetas consejodeiglesias

image_pdfimage_print
Porcicadmin

Un gran amigo de Cuba

A 10 años de su partida física, recordamos a un gran amigo de Cuba: el Reverendo Lucius Walker. Recordamos con gratitud infinita los grandes esfuerzos de Lucius por tender puentes de solidaridad entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos y particularmente entre los cristianos cubanos y norteamericanos, enfrentando con valentía y contundencia las restricciones del Bloqueo.
Durante la difícil década de los 90s, como líder de Pastores por la Paz, estuvo organizando grupos de activistas y religiosos norteamericanos que venían a Cuba trayendo consigo productos de primera necesidad que, mediante el Comité de Distribución, fueron repartidos para beneficio de miles de familias cubanas, a través de varios años.
Trabajando en coordinación con el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, nuestro Consejo de Iglesias de Cuba, el Centro Martin Luther King y otras instituciones u organizaciones estatales y religiosas, fueron distribuidos transportes, equipos médicos, medicamentos, sillas de ruedas, bastones, computadoras y una gran diversidad y cantidad de productos imprescindibles, que contribuyeron a satisfacer necesidades de decenas de miles de cubanos y a facilitar la labor de centros dedicados al servicio social, religiosos o estatales.
Organizaciones ecuménicas cubanas tuvieron el honor y el placer de recibir en múltiples ocasiones a estos grupos de Pastores por la Paz y en particular a su líder, el querido amigo Rev. Lucius Walker, por cuya vida, amistad y fidelidad damos siempre muchas gracias a Dios.

 

Porcicadmin

Hogares seguros para acoger la Vida

Les compartimos una muestra en fotos de la ayuda y respuesta que estará implementando el Consejo de Iglesias de Cuba en conjunto con el Ministerio de Salud Pública y el apoyo de Care Internacional y el pueblo de Canadá. Se trata de una ayuda desinteresada para apoyar y fortalecer los servicios de asistencia médica en varios hogares de ancianos del país en medio de la difícil situación epidemiológica mundial y los esfuerzos del Estado por su control en Cuba.

Esta apoyo va encaminado a mejorar las capacidades de prevención de adultos mayores y personal sanitario en 6 hogares de ancianos de los municipios Santa Clara y Guanabacoa, en las provincias Villa Clara y La Habana.

“Hogares seguros para acoger la Vida” es el nombre de esta iniciativa que con recursos puntuales y con apoyo financiero de la Embajada de Canada y fondos de emergencia de CARE Internacional componen la ayuda para garantizar productos de protección e higiene personal e institucional, además de dejar instaladas capacidades técnicas para garantizar la bioseguridad y el apoyo psicosocial.

La Respuesta se ha conformado como un proceso de articulación público-privada dando continuidad a buenas prácticas de gestión desarrolladas en el país que impulsan el desarrollo de iniciativas locales ante las dificultades para adquirir medios de protección. Estado, Iglesia y trabajadores por cuenta propia se articulan para la confección de ropa sanitaria y nasobucos necesarios en los Hogares seleccionados y dejar vínculos creados para el futuro.

La ayuda beneficiará a 581 personas, entre ancianos y trabajadores sanitarios en los Hogares 1, 2, 3 y San Vicente de Paula en Santa Clara, y San José y 13 de Marzo en Guanabacoa. Además de seis costureras por cuenta propia y todo un personal vinculado al sistema de salud municipal y el Programa de Vida y Salud Comunitaria del Consejo de Iglesias de Cuba que aprenderán de manera conjunta buenas prácticas de gestión de riesgos epidemiológicos.

Esta labor humanitaria y ecuménica es muy inspiradora y edificante.
¡Sé el Amor que deseas ver en el mundo!

Porcicadmin

«Me asiste la necesidad de ejercer la labor profética de denuncia»

Palabras del Rev Antonio Santana Hernández ante la nueva y ofensiva campaña de la plataforma Cuba Decide y su líder Rosa María Payá

Matanzas, 13 de agosto de 2020

Desde el Espíritu que nos une e inspira a perseverar en los signos distintivos del Reino de Dios, en coherencia con la difícil realidad que vivimos por la pandemia de la COVID-19. Nos llama la atención los recientes rumores y acentuadas manipulaciones de la campaña “Cuba decide” orquestada por la activista Rosa María Payá.

Como Hombre de Dios, me asiste la necesidad de ejercer la labor profética de denuncia ante un hecho que no se corresponde con la respuesta que necesita nuestro país.

No es un secreto, la carencia de bienes de primera necesidad que tiene nuestro pueblo, pero tampoco lo es, el cruel bloqueo económico, financiero y comercial acrecentado por el Gobierno de los Estados Unidos hacia Cuba, como tampoco lo es, el decisivo esfuerzo de la máxima dirección del país por salvaguardar la vida de los cubanos y de muchas personas en el mundo, evidenciando la vocación de solidaridad que nos distingue como personas de buena voluntad.

Rev. Antonio Santana, Presidente del CIC junto a James Winkler, Presidente y Secretario General del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos

Rev. Antonio Santana, Presidente del CIC junto a James Winkler, Presidente y Secretario General del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos

El canal para traernos ayuda, nunca será el que promueva la división y dobles intenciones con fines políticos. Conocemos que la Iglesia cubana en franca y transparente relación con iglesias de los Estados Unidos y de otros países, a través de múltiples proyectos, ha identificado muchas maneras para beneficiar a personas vulnerables, con alimentos, implementos médicos y otros tantos en la búsqueda de mejorar la calidad de vida de las personas. Ha respondido a la prevención de riesgos en el cuidado del medio ambiente. Así como también a situaciones de emergencias y la búsqueda de ayuda humanitaria, lo cual no ha sido suficiente, pero sí han constituido gestos concretos de la misión que Dios nos ha encomendado.

Que nadie se confunda ni se deje confundir, el Dios que nos llama, es el de Dios de la vida y la esperanza. Es el Dios que camina con su pueblo, inspirando que luchemos siempre por el bien común, con una fe sencilla pero nunca distante de un amor sincero hacia nuestro prójimo.
Un Dios que nos ha puesto en Cuba, para amar a mi país como a mí mismo, como dijera la letra que Buena Fe, nos impulsa a ser valientes, en viva armonía con el mensaje de Jesús de Nazareth, quien dijo: “ Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados” (Mt 5:6)

Rev Antonio Santana Hernández
Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba

Porcicadmin

Incluir a Cuba en la Lista Especial de Vigilancia sobre la libertad religiosa es una atrocidad por parte del gobierno de los EE. UU.

Rev. Jim Winkler.

El reverendo Jim Winkler, presidente y secretario general del Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en los EE.UU., dirigió una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y al secretario de Estado Mike R. Pompeo para expresar su preocupación porque Cuba haya estado y siga figurando en la “Lista Especial de Vigilancia” de la Comisión de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional.

En el texto, el reverendo Winkler explicó la naturaleza de las relaciones de los cristianos estadounidenses y cubanos y que, a través de varias visitas de delegaciones eclesiásticas de alto nivel y otros intercambios, “han sido testigos de primera mano de la libertad por la cual los cubanos pueden expresar su fe”. “Durante estos años, hemos construido una relación de confianza, y en base a esta confianza sabemos que lo que hemos visto con nuestros propios ojos es una fe genuina y una vida de iglesia sólida”, agregó.

Según la carta, acciones como la inclusión de Cuba en la “Lista Especial de Vigilancia” han retrasado las tendencias positivas en Cuba, principalmente aquellas relacionadas con el acercamiento con los Estados Unidos. “La libertad religiosa existe en Cuba, y esta acción de nuestro gobierno refleja una desafortunada negación de esta realidad, y solo refuerza las tendencias de empeoramiento en las relaciones entre nuestros dos países”.

El Consejo Nacional de las Iglesias representa a 40 millones de cristianos en los Estados Unidos, con 38 iglesias miembros. La institución tiene una estrecha relación con el Consejo de Iglesias de Cuba.

El reverendo Winkler reconoció que los beneficios de los programas y servicios del Consejo de Iglesias de Cuba no serían posibles sin libertad religiosa. Al respecto, expresó que “el financiamiento otorgado para socavar tal realidad no solo facilita la denigración de esta historia, sino que sirve para impedir los ministerios que las iglesias brindan al pueblo cubano. También amenaza la floreciente realidad interreligiosa en el terreno ”.

El reverendo Winkler concluyó su carta diciendo: “Incluir a Cuba en la” Lista Especial de Vigilancia “es un lapso de juicio atroz por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Por lo tanto, solicitaría que se elimine el país de esta lista ”.

(Cubaminrex – Embajada de Cuba en Estados Unidos)

Nota original en inglés:

http://www.minrex.gob.cu/en/include-cuba-special-watch-list-egregious-lapse-judgment-part-us-government

Porcicadmin

Comunicado del Consejo de Iglesias de Cuba

“… Amad, pues, la verdad y la paz.”

 ​ ​ Zacarias 8:19b

Unidas y unidos para servir

La Habana 19 de junio de 2020.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), es una confraternidad de iglesias, movimientos ecuménicos​ y otras instituciones cristianas que confiesan al Señor Jesucristo como Hijo de Dios y Salvador, de acuerdo con las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, y procuran realizar su vocación común, la gloria de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

El Consejo de Iglesias de Cuba cuenta en su membresía con 50 instituciones entre las que se manifiestan las más diversas perspectivas del Cristianismo como ortodoxos, luteranos, reformados, cuáqueros, ejército de salvación, moravos, presbiterianos, nazarenos, pentecostales, bautistas, episcopales, ONG, centros, movimientos y seminarios para la preparación de pastores y laicos.

Trabajamos también con todas las iglesias de Cuba sean o no miembro del Consejo de Iglesias incluida la Católica. En todo este accionar y programas impactamos cada año un millón de cubanos y contamos con una red de más mil promotores voluntarios en todo el país

Nuestra misión es, propiciar espacios de encuentro, celebración, reflexión y formación de las iglesias, movimientos ecuménicos y otras instituciones cristianas, como expresión visible de la unidad a la que Dios nos llama en Jesucristo, en el servicio a nuestro pueblo.

Cultivamos la fraternidad y la unidad de la Iglesia Cristiana en Cuba, a través de la implementación de programas participativos y articulados para el contexto eclesial y social. Somos un espacio de encuentro y diálogo entre las iglesias, movimientos ecuménicos e instituciones de inspiración cristiana, centros y organizaciones afines. Promovemos una expresión ecuménica de servicio a la comunidad. Fomentamos​ la formación y superación bíblico-teológica que contribuya a un testimonio en medio de nuestra realidad.​ Desarrollamos una conciencia comprometida con el Reino de Dios y su justicia, a favor de la vida e integridad de la creación.

El Consejo de Iglesias de Cuba es una de las muchas organizaciones de la sociedad civil cubana que trabaja y vive con plenitud y libertad religiosa.​ Los cristianos y los religiosos de las diversas denominaciones vivimos en armonía y experimentamos la diversidad de la fe con apego a las diferentes tradiciones, culturas y vivencias.

La actual administración norteamericana ha potenciado políticas de Bloqueo, discriminación, de persecuciones y sanciones​ ​ que son parte de una larga lista de acciones encaminadas a asfixiar a​ ​ Cuba y derrumbar su modelo político-económico, violando su soberanía.

Uno de los ataques más recientes es el relacionado con el tema de la libertad religiosa. Han acusado a Cuba falsamente de limitar la libertad religiosa, poniendo a nuestro país en una lista de naciones en donde, según ellos, no existe la libertad religiosa. Además han aprobado 50 millones de dólares, justificando que en Cuba existe una grave situación en esa materia y pagando a individuos y grupos que articulan este falso discurso.​

Todas estas manifestaciones y acciones ignoran completamente la realidad de la sociedad y las religiones en Cuba.

Por 79 años ininterrumpidos el CIC ha vivido al servicio de las Iglesias y del pueblo.​ Aquí algunas verdades que nadie puede negar.

 

  • ​ Nuestras iglesias y religiones crecen cada día, no solo en el número de sus fieles e infraestructura sino también en su aporte y trabajo en la acción social, y en la búsqueda conjunta de un mundo y específicamente de un país mejor, basado en los valores de solidaridad, amor, paz, servicio, trabajo, ayuda mutua que son señales en el presente del Reinado de Dios.
  • ​ El estado y el gobierno cubano, garantizan y promueven el equilibrio y las oportunidades del desarrollo, en igualdad, de todas las religiones presentes en el país. (Bahais, Judíos, Islámicos, Religiones Cubanas de Matriz Africano como los Yorubas, Abakuas,​ y otros, así mismo​ Cristianos, Budistas, Espiritistas)
  • ​ Muchos eventos y programas internacionales, visitándonos hermanos de la fe de todas las latitudes del mundo, quienes son testigos presenciales y vivenciales de la vitalidad, avivamiento y expansión de la Iglesia Cubana.
  • ​ ​Cuba se ha caracterizado en los últimos 50 años por una proyección de equilibrio y coexistencia pacífica entre las religiones desde su más amplia diversidad.
  • ​ La iglesia cubana hoy es una iglesia vibrante, llena de niños y jóvenes de un alto nivel educacional, porque han recibido una educación gratuita y accesible para todas y todos. Grupos musicales y de arte hacen de los cultos y tiempos de adoración, una parte muy especial de la vida del creyente. Estos jóvenes han sido formados en Escuelas de Arte, lo cual es una evidencia de como los propios programas educativos del país han permitido una iglesia nutrida de profesionales. Muchos de los pastores y líderes tienen una gran preparación pues han realizado estudios de otras carreras universitarias, lo cual les capacita mucho más para servir al Señor.​ Es así como el Estado y las instituciones sociales y culturales aportan a la libertad religiosa.

 

El CIC es miembro de numerosas organizaciones no gubernamentales y cristianas internacionales y demás colabora y trabaja con otras.

  • Consejo Mundial de Iglesias (WCC)
  • ​ El Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo de los Estados Unidos.
  • ​ Church World Service (CWS)
  • Ministerios Globales.
  • Alianza Conjunta de las Iglesias (ACT Alianza)
  • ​ Religiones por la Paz
  • Red Global de la Sociedad Civil para la Prevención de Riesgo de Desastre. (GNDR)
  • Red latinoamericana y caribeña por los deberes y los derechos de los niños y las niñas y adolescentes REDLAMYC
  • ​ Pan para el Mundo.
  • ​ Diaconía Suecia
  • Cristofell Blainden Mision
  • Jhony and Friends.
  • PWRDF
  • Obra Misionera De Berlín
  • Federación Luterana Mundial
  • Asociación Mundial de Comunicadores Cristianos. WACC
  • ECOSOC, Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, donde tenemos estatus consultivo.
  • Consejo Latinoamericano de Iglesias.
  • Sociedades Bíblicas Unidas

Sostenemos permanentemente relaciones de intercambio con muchas iglesias del mundo: Canadá, los Estados Unidos, Centro América, México, Sur América, La Unión Europea, Asia, África. Al igual que todas las religiones e iglesias en Cuba.​

Muchas iglesias en los Estados Unidos trabajan junto a la iglesia cubana, en unidad.​ Y colabora en temas como:

  • Programas de desarrollo sostenible de agricultura y seguridad alimentaria
  • Agua y Saneamiento, Instalación de sistemas de purificación de agua.
  • Realización conjunta de campamentos, talleres, escuelas bíblicas.
  • Construcción, mantenimientos y remodelaciones de Iglesias, espacios para la​ ​Escuela dominical y salones.
  • Distribución de Biblias y literatura religiosa.
  • Trabajo conjunto con personas con discapacidad.
  • Programas de apoyo y alimentación a ancianos, y sectores vulnerables de la Sociedad.
  • Desarrollamos trabajo en el área de mujer y género, juventud,​
  • Capellanía de prisiones.
  • Vida y salud comunitaria.
  • Emergencia respuesta humanitaria y prevención de riesgo.
  • Programa de formación integral ecuménica.
  • Programas de personas con VIH

Todo esto lo hacemos con iglesias de muchos lugares del mundo pero sobre todo con las iglesias hermanas de los Estados Unidos, a esto le llamamos hermanamientos. Es una relación sincera, de un compartir verdadero entre cristianos, donde todos aportan y comparten como iguales. Es el Testimonio bello y eficaz del Evangelio de Cristo, el cual predicamos pasando por encima de todas las barreras, en la Verdad del Cristo que nos llama a vivir y a compartir.

Cuba ha recibido más Biblias en correspondencia al total de su población que muchos otros países. En los últimos años, entre 2013 y 2018, han sido repartidas más de 1 millón de Biblias y en igual periodo una cantidad superior de Nuevos Testamentos y otros materiales bíblicos. Desde los comienzos, en el año 1966, se han distribuído más de 4 millones de Biblias, cantidad similar de Nuevos Testamentos, 9 millones de porciones, 7 millones de tratados y más de 8 millones de revistas, calendarios y otra literatura. Las mismas llegan de los más disímiles lugares: Estado Unidos, Canadá, Brasil, China, Corea. Las recibimos en contenedores o por carga aérea, siempre son libres de impuesto y se recepcionan de una manera expedita e inmediata a su llegada a nuestro país:

  • Se distribuyen de la forma más equitativa posible entre todas las denominaciones.
  • Han sido provistas bibliotecas públicas, incluso con Biblias en Braile y materiales para personas sordas.​
  • Se sostienen estrechas relaciones con Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) participando en todos sus espacios y oportunidades al igual que con las Sociedades Bíblicas Americanas.
  • Visitantes de muchos países, participan como donantes y muchos de ellos visitan Cuba y junto a sus contrapartes realizan la distribución de Biblias y otros materiales e insumos para las Iglesias. Un importante número de ellos son norteamericanos.
  • Se distribuyen materiales de audio
  • Se desarrollan anualmente alrededor de 6 a 15 diferentes proyectos como promedio, algunos de ellos dirigidos a públicos bien específicos como son personas con discapacidad (traducción de las Sagradas Escrituras a la Lengua de Señas Cubana)

Todas las organizaciones miembros y no miembros que reciben nuestros servicios y que interactúan con nosotros tienen un alcance nacional e internacional. Desarrollamos nuestra labor tanto dentro como fuera de Cuba en el ámbito social, eclesial y religioso.

Es falso y mal intencionado acusar a Cuba de limitar la libertad religiosa. La libertad religiosa en Cuba es plena, real y vivida cada día por cientos de miles de creyentes, líderes, pastores, familias, jóvenes, niños y niñas, ancianos, personas con discapacidad, hombres y mujeres que con su Fe hacen de sus familias y barrios un hogar mejor.

 

En la paz y el amor de Cristo.

 

​Rev. Antonio Santana Hernández. ​Presidente​  ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​

​Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo

PorComunicaciones CIC

La Habana, junio 29, 2018

La Habana, junio 29, 2018

Queridas hermanas y hermanos:

Con entusiasmo y compromiso de acompañamiento, envío nuevamente un saludo fraterno a las iglesias, centros de inspiración cristiana y movimientos ecuménicos en nuestro querido país.

Les compartimos una síntesis del quehacer del trabajo reciente, destacando la participación en la Mesa Redonda de intercambio Ministerial de Sociedades Bíblicas Unidas, celebrada del 4 al 8 de junio en Cuba, donde los presentes de más de 100 países, apreciaron el sostenido, comprometido y armónico trabajo que desarrolla actualmente el Consejo de Iglesias de Cuba, además de celebrar por la culminación del Proyecto Un Millón de Biblias para Cuba.

Realizamos una visita a Holguín, acompañando a familiares y amigos que perdieron seres queridos en el accidente aéreo del pasado 18 de mayo. En el recorrido, tuvimos un culto de intercesión en una de las Iglesias del Nazareno, con la presencia de representantes de 10 denominaciones (en su mayoría miembros plenos del CIC), de la coordinadora del CIC en esa provincia, María Yi Reina; de nuestra Tesorera Odalys Hernández y de Ernesto Bazán, quien coordina el Programa de Misión, Evangelización y Ecumenía de nuestro Consejo de Iglesias de Cuba. En ese culto compartimos palabras en nombre del CIC y destacamos el texto de Isaías 61:2c, “consolando a los enlutados”.

Nuestro acompañamiento estuvo también en los partes ofrecidos por el personal de Medicina Legal en el Hotel Tulipán y con varios familiares en momentos de ir a la identificación de los cuerpos. Destacamos también la comunicación con el pastor Leonel López, Presidente de la Iglesia del Nazareno. En la misión, visitamos hogares de familias de pastores y líderes fallecidos, así como a familiares en duelo que no tienen vínculo eclesial.

Tuvimos un valioso intercambio con los coordinadores provinciales del CIC, donde se compartió la necesidad de desarrollar una estrategia ecuménica para fortalecer nuestro trabajo, enfatizando las bases de la espiritualidad cristiana y el fortalecimiento de la visibilidad de las múltiples actividades que desarrolla el CIC en el país, que evidencian nuestra definida vocación diacónica. El intercambio lo hicimos en el marco del Encuentro para egresados del Curso de Formación Integral Ecuménico, organizado por el Área de Formación y Estudio.

Estamos unidos y unidas en oración por la celebración del centenario de la querida Iglesia Ejército de Salvación, a celebrarse en el próximo mes de agosto.

Seguimos sostenidos por la inspiración de Dios, por la fe que nos une,

Dios nos bendice.

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente  Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

La Habana, mayo 15, 2018

La Habana, mayo 15, 2018

Queridas hermanas y hermanos:

Con espíritu de compromiso por la misión encomendada, envío un saludo fraterno a las iglesias, centros de inspiración cristiana y movimientos ecuménicos en nuestro querido país.

Al aproximarse la celebración de Pentecostés, esa gran oportunidad para fortalecer nuestra unidad, nos volvemos a alegrar cuando leemos esos fundamentos para la vida cristiana que Lucas imprime en los primeros capítulos de los Hechos de los Apóstoles, donde presenta a los discípulos juntos, en espera del recibimiento de poder del Espíritu Santo para ser testigos y donde se asegura el amplio horizonte de la misión cristiana.

Nuestra asamblea, celebrada en abril, tuvo sus bases en la necesidad de estar “alegres en la esperanza”, en fidelidad a los deberes cristianos. Y en armonía con esas bases, hemos iniciado nuestro quehacer en el liderazgo del Consejo de Iglesias de Cuba.

Es en este espíritu que queremos compartir con ustedes sobre las principales labores realizadas en este inicio del camino. Hemos representado a la institución en varias convocatorias y el trabajo del nuevo Consejo Directivo, además de celebrar la primera Junta Directiva. Asimismo, desde el 4 de mayo, comenzamos una jornada de oración por la Paz en Nicaragua y en toda el área de Latinoamérica y el Caribe, con un programa de intercesión con el título “Sigamos lo que contribuya a la paz” que ha proseguido entre los motivos de oración en los devocionales que cada lunes, a las 9:30 am, se realizan en la sede del Consejo.

En las próximas semanas no faltarán las razones para celebrar, porque se estarán cumpliendo 77 años de vida del Consejo, este espacio líder del ecumenismo cubano. Celebraremos el estar en unidad para servir, y lo haremos en el marco de la Mesa Redonda de Intercambio Ministerial de las Sociedades Bíblicas Unidas (2018); una de las reuniones más importantes que las Sociedades Bíblicas alrededor del mundo realizan, cada año en un país diferente, y de la que Cuba será sede este año. Momento ideal para celebrar, el éxito del proyecto “Un millón de Biblias para Cuba”. Tendremos también un encuentro con todos los coordinadores provinciales, para orientar el importante rol que desempeñan en cada territorio del país.

Les pido que estén orando por nuestro arduo trabajo (como instrumento de Dios para servir), por la unidad de la iglesia cubana y por la responsabilidad de tener al Espíritu de Dios sobre nosotros, para guiar y acompañar.

Que el sentir del Pentecostés nos siga uniendo, Dios nos bendice.

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente  Consejo de Iglesias de Cuba