Archivo de categoría Noticias

image_pdfimage_print
Porcicadmin

“Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la Corona de la Vida.”

La Habana, 3 Mayo de 2021

El Muy Reverendo Pablo Oden Marichal Rodríguez, se caracterizó por su fidelidad. Fue siempre fiel y consecuente con sus principios, los cuales defendió con valentía y claridad, por muy complejos y peligrosos que fueran los escenarios en que le correspondió presentarse. Lo definió un pensamiento versátil y profundo. Su dedicación a la iglesia y a su patria constituyeron una marca indeleble de su carácter. Siempre humilde y apegado a su pueblo, con un espíritu humano y pastoral.

Hoy, 3 de Mayo de 2021, Oden se nos adelanta en el camino al Padre, a la presencia de aquel cuyo reinado de justicia y paz no tendrá fin. A edificar ese reino, concebido desde las luchas cotidianas de cada día dedicó su vida, su pensamiento y su obra toda.

Siempre fue un faro para muchos, que emitía su luz desde su labor como sacerdote, profesor, Rector del Seminario de Teología de Matanzas, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Directivo de la Conferencia de Iglesias del Caribe, Diputado, fundador y primer coordinador de la Plataforma Interreligiosa Cubana.

Sus aportes a la iglesia y sociedad cubanas son invaluables y parte de la propia historia de luchas y vida de nuestro pueblo. Su pensamiento, pastoral, teológico y político, lo hacen un pensador indispensable de nuestro tiempo. Para el movimiento ecuménico cubano marcó una pauta con su desempeño en la Primera Celebración Evangélica Cubana, que bajo el lema de: “Paz, Amor y Unidad, Jesucristo por todos y para todos” se desarrollara a todo lo largo y ancho de nuestro país en el año 1999.

En el marco de las celebraciones por los 80 años de vida y servicio del Consejo de Iglesias de Cuba, estaremos glorificando a Dios y dándole gracias por este buen siervo y fiel. Para hacer el bien, para todo aquello que es honesto, puro, limpio y verdadero siempre podíamos contar con él y seguiremos haciéndolo a través de su legado.

Nuestro sentido pésame para la Iglesia Episcopal en Cuba en la persona de su Ilustrísima Obispa Griselda Delgado del Carpio.

Nuestras condolencias y todo nuestro amor y acompañamiento se extienden a su familia, a su compañera inseparable y amada esposa Laura, junto a su hija Greter y nieta Gabriela; su hija Rosa Elena con sus nietas, Masiel y Rosangela, y su hijo Oden Carlos con sus nietas Gabriela y Marena.

“Oí una voz del cielo que me decía: «Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.» Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.” Apocalipsis 14:13.

Rev. Antonio Santana. Presidente
Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo

PorComunicaciones CIC

Carta de Iglesias y organizaciones basadas en la fe en los Estados Unidos al presidente de ese país

A continuación el texto íntegro de esta misiva.

Presidente Joseph R. Biden

La Casa Blanca

1600 Pennsylvania Avenue NW

Washington, DC 20500

 

Querido Señor Presidente:

Como instituciones religiosas y organizaciones de ayuda humanitaria basadas en la fe, muchos de nosotros, con estrechos lazos de compromiso por largos años con las comunidades y el pueblo de fe cubanos, apreciamos enormemente su compromiso de “revertir las políticas fallidas de Trump que infligieron daño a los cubanos y sus familias”.

Abogamos y apoyamos firmemente los cambios que dieron un giro radical en la política entre Estados Unidos y Cuba de la administración Obama. Si bien nuestros dos gobiernos tienen desacuerdos importantes, es mejor abordarlos mediante un diálogo y un compromiso respetuosos. Restablecer estas políticas de la era de Obama en este momento es fundamental. Los cubanos comunes, incluidos los miembros de iglesias y de otras comunidades religiosas, estaban sufriendo un aumento del desempleo y el hambre debido a las restricciones de la Administración Trump, incluso antes de la devastación de las restricciones de viaje de COVID.

La libertad religiosa y la vida religiosa han crecido drásticamente en Cuba en las últimas dos décadas, y la asistencia religiosa – entre las comunidades católica, ortodoxa, protestante, judía y musulmana – también ha aumentado. La comunidad de fe está desempeñando un papel más importante en la vida del pueblo cubano, y esperamos su continuo crecimiento y expansión. Revertir las políticas de la Administración Trump y dar nuevos pasos hacia la normalización total ayudará a promover la libertad religiosa y los derechos humanos en Cuba. Creemos que Estados Unidos puede lograr estos objetivos mediante la participación en lugar de mediante un régimen de sanciones punitivas. La reanudación también defenderá la libertad religiosa de los estadounidenses para interactuar con el pueblo cubano.

Le pedimos que tome una acción ejecutiva que devuelva las regulaciones que rigen los viajes, las remesas y el comercio con Cuba a donde estaban el 20 de enero de 2017. La administración Trump restringió las remesas enviadas por iglesias, cubanoamericanos y otras personas estadounidenses a familias en Cuba, limitó los viajes familiares y los viajes de persona a persona fueron restringidos para todos los ciudadanos estadounidenses, se limitaron las exportaciones agrícolas a Cuba y se debilitaron las oportunidades de comercio e inversión que benefician a la sociedad estadounidense y al pueblo cubano, especialmente en el creciente sector privado cubano. Le instamos a que revoque inmediatamente estas medidas.

También le pedimos que revoque por acción ejecutiva las decisiones de la Administración Trump de reintegrar a Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo” y permitir demandas privadas contra inversionistas de terceros países en Cuba bajo el Título III de la Ley de Libertad Cubana y Solidaridad Democrática de 1996 (Ley LIBERTAD).

Lo instamos a reconstruir la presencia diplomática de Estados Unidos en Cuba, dotando de personal completo a nuestra embajada, especialmente a nuestro personal consular. Si bien debemos estar alerta a posibles problemas de salud y la seguridad de nuestros diplomáticos, es claramente de interés para los Estados Unidos contar con todo el personal en nuestra embajada. Le instamos a que reanude todos los servicios consulares que permitirían a los ciudadanos cubanos volver a participar a través de viajes con sus familias en los Estados Unidos y con la sociedad estadounidense en general. Esto ampliará de manera vital los intercambios religiosos, culturales, artísticos, ambientales, educativos, científicos y deportivos entre nuestras sociedades. Es particularmente importante para las comunidades religiosas de los Estados Unidos que el clero y los líderes religiosos cubanos puedan viajar fácilmente a los Estados Unidos para participar en conferencias y eventos basados en nuestra fe y otros eventos religiosos.

Cubrir todas las capacidades de personal necesario de nuestra embajada facilitará los diálogos bilaterales sobre temas de interés mutuo. En línea con esto, le instamos a permitir aumentos paralelos en la dotación de personal de la embajada de Cuba aquí en los Estados Unidos.

Nosotros y nuestros hermanos de fe en Cuba hemos pedido durante mucho tiempo el fin del embargo estadounidense sobre Cuba y el desarrollo de relaciones normales entre nuestros dos países. Estamos convencidos de que tanto a los Estados Unidos como al pueblo cubano les conviene avanzar en la normalización.

El proceso de normalización beneficiará a las personas de fe y organizaciones religiosas en Cuba y Estados Unidos al crear más oportunidades de apoyo y aliento mutuos. Beneficiará al pueblo cubano que enfrenta circunstancias económicas y humanitarias difíciles y responderá a las preocupaciones sobre su bienestar entre la comunidad cubanoamericana aquí en los Estados Unidos.

Nuestro país se beneficiará a medida que ampliemos la cooperación en temas de interés mutuo, incluido el abordaje de la pandemia de COVID-19, el cambio climático, la seguridad, las relaciones entre pueblos y el aumento de los viajes, el comercio y el comercio. Y permitirá a Cuba participar más fácilmente en sus propios procesos internos de reforma y debate político. Estamos convencidos de que redunda en interés tanto de los Estados Unidos como del pueblo cubano y, en particular, será beneficioso para las comunidades religiosas en Cuba avanzar en la normalización de las relaciones cubano-estadounidenses

Nos comprometemos a apoyarlo en estas acciones y a alentar a los miembros del Congreso a apoyar el compromiso de Estados Unidos con Cuba y poner fin al embargo.

Por favor sepa que usted y su familia, la Vicepresidente Harris y su Administración están en nuestras oraciones.

Atentamente,

Comité de Servicio de Amigos Americanos

Alianza de Bautistas

Oficina de Justicia Social de la Iglesia Cristiana Reformada

Iglesia de los Hermanos, Oficina de Política y Consolidación de la Paz

Servicio Mundial de Iglesias

Centro de Discípulos para el Testimonio Público

La Iglesia Episcopal

Iglesia Evangélica Luterana en América

Comité de Amigos de la Legislación Nacional

Ministerios Globales de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) y la Iglesia Unida de Cristo

Oficina de Asuntos Globales de Marynoll

Comité Central Menonita Oficina en Washington de EE. UU.

Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de EE. UU.

Pax Christi Estados Unidos

Iglesia Presbiteriana (EE. UU.)

Iglesia Unida de Cristo, Ministerios de Justicia y Testimonios

Iglesia Metodista Unida, Junta General de Iglesia y Sociedad

Porcicadmin

Dios permanece entre nosotros

En medio de los desafíos que nos presenta este año 2021, compartimos con ustedes este documento como un llamado a un camino de respeto mutuo, diálogo, apego al derecho internacional y a las normas civilizadas de convivencia que han de primar entre las naciones.

Desde el Consejo de Iglesias de Cuba hacemos una invitación a suscribirse a él todas las personas que así lo deseen.

“Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente.”

1 Juan 4:12

Hace algo más de un mes que comenzamos el 2021, un año más, que sin dudas nos trae grandes desafíos. Somos convocados a la creatividad, la búsqueda de soluciones y el andar en esperanza; como aquellos caminantes de Emaus, “ardiendo nuestros corazones en nosotros” junto al Resucitado (Lucas 24:32). Nuevas maneras de pensar, de encontrar respuesta a las necesidades, de superar retos, de avanzar en distintos modelos de ser iglesias; en fin, otras maneras de caminar juntos y juntas como familias, como iglesias, como pueblos, siguiendo el propósito de Dios.

En ese mismo espíritu, las iglesias cubanas y estadounidenses nos acompañamos mutuamente y nos esforzamos orando y actuando en favor del Reinado de Dios, unánimes en misión, amor y fe. Hemos recorrido un camino cuyo inicio se remonta a la década de los años 80 del siglo diecinueve. Ahora, en el primer cuarto del siglo veintiuno, afirmamos nuestra vocación ecuménica y nuestra visión Cristocéntrica del Evangelio de la paz, la justicia y la verdad, que nos traen, desde hoy y desde aquí, la vida plena y abundante del Reinado venidero. Nuestros pueblos y nuestras iglesias, sufren por causa de la estimulación a la violencia que se produce desde grupos y sectores que se oponen a esa vida plena proclamada y compartida por nuestro Señor y Salvador Jesús.

La lista de sanciones, de discursos y actos para la estimulación al odio, la proclamación de toda clase de calumnias y el establecimiento de mecanismos para destruir los sueños de un pueblo es extensa y cruel; sobre todo cuando la humanidad se esfuerza por vencer, en una lucha internacional sin precedentes, contra una fatal enfermedad y además agudizada por las prácticas inhumanas de políticas depredadoras que destruyen el medio ambiente, la sociedad, la cultura. Todo esto ha colocado al planeta en una situación de múltiples amenazas y riesgos. También, el propio pueblo estadounidense ha visto escenas que nunca habría imaginado de xenofobia, racismo, supremacía blanca y hasta manifestaciones nazis.

Las voz profética de nuestras iglesias se ha levantado, no queremos un mundo de odio sino de amor, no de muros sino de puentes, no de guerras sino de paz, no de enfermos que mueren sino de seres saludables y con acceso a los medios para tener esa salud; no una humanidad de desigualdades sino de equidad y justicia, de fraternidad constructiva, de personas libres, que vivan en fraternidad y hermandad solidaria. Un mundo que se acerque a aquel al cual Dios mismo miró y “vio que era bueno en gran manera”.  Agradecemos a Dios, el compañerismo mutuo de nuestras iglesias. En especial destacamos el más reciente acto de amor, en el que un amplio grupo de iglesias y organizaciones, en una carta al Secretario de Estado de los Estados Unidos se expresan, considerando como un acto injustificado y cruel, el incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Elevamos nuestras oraciones por el pueblo y las iglesias de los Estados Unidos, por todas las afectaciones producto de la pandemia COVID 19 y las familias que sufren por esta causa con tanta muerte, separación y dolor, además por todos los conflictos y complejidades vividas en torno a las elecciones y que han mostrado muchas vulnerabilidades y peligros para la sociedad. Oramos porque reinen el amor y la paz. Queremos y oramos por un camino de respeto mutuo, diálogo, comprensión entre iguales, apego al derecho internacional y a las normas civilizadas de convivencia que han de primar entre las naciones. Manifestamos que en medio de todas las adversidades y pruebas, estaremos confiados, porque grande e inconmensurable es aquel que nos amó, porque “grandes cosas ha hecho  Dios con nosotros”  (Salmo 126:3).

ASEL Acción Social Ecuménica en América Latina

Director Rev. Obed Erelio Martinez Lima

Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo

Directora Rita María García Morris

Centro de Estudios del CIC

Director Rev. Luis Carlos Marrero Chasbar.

Centro Martín Luther King Jr.

Coordinador Ejecutivo Joel Suarez Rodés,

Centro Oscar Arnulfo Romero

Director Gabriel Coderch Díaz

Consejo de Iglesias de Cuba.

Presidente Rev. Antonio Santana Hernández

Coordinación Obrero Estudiantil Bautista de Cuba (COEBAC)

Rev. Eduardo Gonzales

Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba FIBAC

Presidenta María Zaida Hernández Gutierrez

Iglesia Amigos Cuáqueros

Presidente Jorge Peña Reyes

Iglesia Apostólica de Jesucristo

Obispo Bárbaro González

Iglesia de Cristo en Cuba

Rev. Ángel Ammiel Pérez Díaz

Presidente Junta Directiva

Iglesia El Pesebre Pentecostal de Cuba.

Rev. Humberto  Argudín Ramos. Presidente

Iglesia Episcopal

Obispa Griselda del Carpio Delgado

Iglesia Evangélica Libre

Rev. Marcial Miguel Hernández Salazar. Presidente

Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba

Obispo Ramón Miguel Benito Ebanks

Iglesia Evangelica Unida en Cuba Sínodo Luterano

Obispo Ismael Laborde Figueras.

Iglesia Evangelio Cuadrangular

Presidenta Mayra Catalina Cruz Alvarez

Iglesia Fuente de Salvación Misionera

Rev. Pedro Ricardo Fernández Molina

Iglesia Hermandad Cristiana Agraria

Rev. Nehemías Cárdenas

Iglesia Misionera de Dios

Obispo Rev. Moisés Fortes Sardiñas

Secretario Ejecutivo Eris Figueroa Adan

Iglesia Morava en Cuba

Presidenta Tania Sánchez

Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba. IPRC

Moderadora Presbítera Pastora Dora Esther Arce Valentín

Instituto Cristiano de Estudios sobre Género.

Coordinadora General Lic. Moraima González Ortiz.

Instituto Superior Ecuménico de Ciencias de la Religión ( ISECRE)

Director Presbítero Gobernante Dr. Reinerio Arce-Valentín.

Movimiento Estudiantil Cristiano MEC

Presidenta Dianet de la Caridad Valdés

Seminario Evangélico de Teología en Matanzas.

Presbítero Pastor Carlos Emilio Ham Stanard

Hon. Canon. Rev. Pablo Odén Marichal Rodríguez

Ex Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba 1995 – 2000

Ex Rector del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas

Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Rev. Rhode Gonzales Zorrilla

Ex Presidenta Consejo de Iglesias de Cuba.

Rev. Daylíns Rufín Pardo

Especialista del Área de Articulación Ecuménica Fe y Sociedad del Centro ” Oscar Arnulfo Romero”,

Ex Directora del  CECIC

Rev. Izette Samá Hernández

Coordinación Colegiada CMLK

Pastora Presbiteriana.

Rev.  Kirenia Criado Pérez,

Coordinación Colegiada CMLK

Pastora Cuaquera.

Rev. Joel Ortega Dopico

Secretario Ejecutivo Consejo de Iglsias de Cuba

Rev. Lidia Ester Aguiar

Vicepresidenta del Consejo de Iglesias de Cuba.

Rev. Ofelia Mirian Ortega Suárez

Ex Presidenta para América Latina del Consejo Mundial de Iglesias

Ex Rectora del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas

Rev. Daniel Montoya Rosales

Profesor de Teología

Pastor Presbiteriano.

Rev. Raúl Suarez Ramos

Pastor Emérito de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao.

Director fundador del CMMLK

Ex Presidente Consejo de Iglesias de Cuba. CIC 1987 – 1991

Porcicadmin

Las Iglesias en la respuesta al VIH/sida

El apartado de salud sexual y VIH/sida del Programa Vida y Salud Comunitaria del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) es un componente que garantiza la capacitación y prepara a líderes de iglesias locales y promotores voluntarios para prevenir el VIH y las ITS y acompañar espiritual y materialmente a las personas que viven con esta condición y a sus familiares.

Este trabajo que lleva varias décadas ya, ha permitido la formación en estos temas a decenas de hombres y mujeres de diferentes edades a través de proyectos financiados por organismos de cooperación internacional como la agencia Acción Ecuménica Sueca (DIAKONIA), PAN para el Mundo y, más recientemente, el Fondo Mundial de Población de las Naciones Unidas.

Estas experiencias cuentan con el aval y seguimiento del Ministerio de Salud Pública de Cuba, el Centro Nacional de Prevención de ITS y VIH/sida, los centros provinciales y municipales de higiene y epidemiología y la línea nacional de personas que viven con VIH.

El Consejo de Iglesias de Cuba es acreedor del Premio Esperanza que entrega el Centro Nacional de Prevención de ITS y VIH/sida

Los temas que trabaja este programa del Consejo de Iglesias de Cuba, buscan actualizar sobre el estado de la epidemia del VIH/sida en el país, caracterizar sus vías de contagio e implicaciones en la salud, detallar otras ITS, exponer sus riesgos y vulnerabilidades, formar habilidades comunicativas para promover conductas de prevención y sensibilizar en la superación de estigmas y discriminaciones.

Además, este componente incluye una mirada de género al visibilizar los riesgos de la salud sexual asociados a los estereotipos y prejuicios machistas, así como la doble discriminación que sufren las mujeres seropositivas debido a los mitos que pesan sobre la sexualidad femenina.

Las alternativas de prevención promovidas en los cursos que anualmente tienen lugar ponderan la abstinencia, la estabilidad de la pareja y el uso del preservativo como método para evitar el contagio.

Los talleres parten de una concepción ecuménica e incluyen a personas de varias denominaciones cristianas, aunque algunas iglesias aún se mantienen reacias a trabajar estos temas por tabúes religiosos.

El CIC incentiva la realización de acciones de prevención de salud sexual dentro de las iglesias locales y de prevención secundaria con las personas que viven con VIH, siguiendo la metodología de equipos de ayuda mutua, la atención domiciliaria y el acompañamiento espiritual, sobre todo para mejorar la autoestima y propiciar la total adherencia al tratamiento médico.

Desde 2014 se creó una red de apoyo a mujeres seropositivas, gestionada por el CIC, para trabajar directamente con las mujeres, que son aproximadamente el 20 por ciento de quienes viven con el virus en el país.

Además, este programa realiza cada año un encuentro nacional de personas que viven con VIH, para intercambiar experiencias de trabajo entre proyectos autónomos e institucionales.

Dentro de sus acciones por la salud comunitaria, el CIC cuenta también con programas de prevención de adicciones y atención a personas ancianas, además de apoyar con iniciativas para la gestión de recursos al Sistema Nacional de Salud en Cuba.

Porcicadmin

Las Iglesias de Cuba y Estados Unidos tienen un compromiso pastoral con nuestros pueblos

Lideres cristianos de Cuba y Estados Unidos piden el fin al bloqueo y a las medidas del presidente Donald Trump contra la isla

CubaVsBloqueo presentará este jueves 22 de octubre su informe sobre el impacto ocasionado por la política de bloqueo de Estados Unidos durante el último año y las afectaciones al pueblo cubano.

Esto se realizará justo una semana después del desarrollo de una conferencia web dedicada a abordar el pasado 15 de octubre, el impacto de las políticas de la administración de Donald Trump en las iglesias cubanas y el recrudecimiento del bloqueo.

En dicha reunión el presidente y secretario general del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en Estados Unidos, Jim Winkler, calificó de decepcionante el retroceso ocurrido en las relaciones entre su país y Cuba en los últimos años.

El líder cristiano remarcó que su organización se opone a todos los castigos adoptados por el actual presidente republicano contra la isla.

En el mismo intercambio en línea, el secretario ejecutivo del Consejo de Iglesias de Cuba, Joel Ortega Dopico, resaltó la importancia del encuentro, y sostuvo que sus respectivas instituciones tienen una historia larga de trabajo y luchas ecuménicas, con hermosas páginas de amor.

El reverendo manifestó en el cónclave realizado de forma virtual, que las relaciones pueblo a pueblo son fundamentales, y lamentó que se viva un momento crítico de los vínculos entre los dos países en medio de la agresividad de la actual administración norteamericana hacia la isla.

Pero estamos como iglesias, desde nuestra fe, desde nuestra experiencia como cristianos, para una vez más comprometernos en este camino de la paz, agregó el líder religioso.

Ortega sostuvo que tanto en Estados Unidos como en Cuba las iglesias tienen un compromiso pastoral con sus pueblos. ‘Nos hemos acompañado en los momentos difíciles en oración y en acción, por eso esta oportunidad de estar juntos tiene mucho valor para nosotros’, apuntó.

Este intercambio entre los líderes religiosos contó además con la participación de Dora Arce Valentín, Moderadora de la Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba, Izett Samá Hernández, Pastora y miembro del Equipo Coordinador del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr. y Marilin Peña Pérez, también Coordinadora de este Centro Ecuménico.

Esta acción se suma a las iniciativas que frecuentemente realizan cubanas y cubanos para denunciar la injusta política. En la presentación del Informe de este jueves, otra vez se evidenciará la necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba y las implicaciones para la sociedad cubana, dentro de ellas las iglesias y comunidades de fe del pais.

Foto: Red Ecuménica Fe por Cuba.

PorComunicaciones CIC

Convocatoria Concurso Reforma en tiempos de Covid-19

El área de Formación y Estudios del Consejo de Iglesias de Cuba, invita a creadores cristianos a participar en el concurso ¨Reforma en tiempos de Covid-19¨, con obras   de artes visuales que presenten una visión realista, novedosa o creativa, al conectar el evento de la Reforma Protestante con las reformas vividas por la iglesia cubana de hoy, durante la pandemia de la Covid 19.

BASES

 ¿De qué se trata?

En la primera mitad del Siglo XVI, se produjo en Europa un amplio movimiento que se conoce como Reforma Protestante, el cual no sólo impactó en el ámbito religioso sino también en la cultura. Las artes también fueron tocadas por la revolución que inició Lutero y muchos artistas pintaron los postulados reformistas, dando paso a narraciones pictóricas en las que los protagonistas fueron la naturaleza, la creación, la obra de Dios y la salvación mediante la fe y la gracia.

Hoy, a 503 años de aquel evento, también podemos pintar y cantar los ecos de su impacto en nuestras iglesias. El   propósito del concurso está orientado hacia una nueva mirada en torno a la Reforma Protestante, en momentos en que nuestras comunidades de fe viven la  experiencia de la pandemia por el Covid 19, el aislamiento, la cuarentena y la nueva normalidad.  Los artistas son libres de interpretar las múltiples reformas que nos retan, reinterpretando las transformaciones de la Reforma Protestante (1517) a la luz de nuestras realidades eclesiales (2020).

¿A quién está dirigido?

Podrán participar creadores cristianos de todas las edades, nacidos en Cuba.

¿Qué obras podrán participar?

Artes plásticas:

Serán  admitidas 3 obras por autor (fotografías,  dibujos, pinturas, collages, arte digital, diseño, etc) No existen límites en cuanto a las dimensiones y los materiales de la obra. Estas deben ser presentadas mediante una imagen en formato jpg (300 dpi) y un texto adjunto donde se describan las motivaciones de la obra y se reflejen los siguientes datos.

Datos sobre el autor(a)

  • Nombre y apellidos del autor
  • Edad
  • Dirección
  • Iglesia y denominación
  • Número de teléfono y correo electrónico

Datos sobre la obra

  • Título
  • Fecha de realización
  • Dimensiones
  • Técnica y materiales

¿Cuáles son las fechas?

Las obras pueden ser presentadas a partir de la fecha de la presente publicación, y hasta el 30 deoctubre de 2020, enviando una imagen (jpg, 300 dpi) de la obra, al correo ruthmariet6@gmail.com

Aquellos artistas que resulten finalistas deben hacer entrega de las obras originales, para proceder al montaje de la exposición.

¿Cómo estará integrado el jurado?

El jurado estará conformado por Colaboradores y Especialistas del Área de Formación y Estudio quienes seleccionarán el primer y el segundo premio, según criterios artísticos y bíblico teológicos. Mientras tanto el tercer premio o premio de la popularidad lo decidirán las votaciones en línea, a través de las diferentes plataformas y redes sociales del Consejo de Iglesias de Cuba, durante un margen de  tiempo.

¿Cuándo se darán a conocer los resultados?

Los artistas seleccionados deben entregar las obras originales con la finalidad de realizar una exposición temporal, en el marco de las celebraciones por la Reforma Protestante. Finalizada la exposición, se realizará la devolución de las obras.

Premiación

Todos los trabajos presentados que cumplan con objetivos del concurso serán promovidos por las redes sociales del Consejo de Iglesias de Cuba, durante las celebraciones por la Reforma Protestante.

Los artistas tendrán la oportunidad de participar de una exposición temporal durante las celebraciones por la Reforma Protestante.

Los ganadores serán dados a conocer el día de la exposición, en que serán premiados. Los premios consisten en diploma acreditativo más 60 cuc (1er lugar), 40 cuc (2do lugar) y 20 cuc (3er Lugar, Premio de la Popularidad).

La participación en el concurso implica la aceptación de estas bases.

¡Les animamos a participar y a compartir su arte!!!

PorComunicaciones CIC

Consejo de Iglesias de Cuba, lidera Gestión de riesgo de Desastres entre organizaciones regionales basadas en la Fe

El equipo Facilitador Regional de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe quedó constituido este miércoles 16 de septiembre, siendo electa como su Moderadora María Luisa Navas Zorrilla, funcionaria del Consejo de Iglesias de Cuba y Coordinadora en el país del Foro Cuba de ACT Alianza.  Con ella dialogamos sobre esta nueva responsabilidad.

María Luisa Navas Zorrilla. Moderadora de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe

María Luisa Navas Zorrilla. Moderadora de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe

Pregunta: Maria Luisa, has sido electa como Moderadora de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe. ¿Cómo se constituye esta Comunidad? ¿En qué consiste esta Plataforma, quiénes la integran y animan y cuáles son sus propósitos y objetivos?

Respuesta: La Comunidad de Práctica para la Gestión del Riesgo de Desastres de América Latina y el Caribe puede definirse como un grupo de personas apasionadas por un mismo objetivo y que conforman una red regional de primera línea para hacer frente a los desafíos contemporáneos en materia de respuesta humanitaria, digna y responsable, mediante el apoyo a personas que sufren el impacto de los desastres, guerras y conflictos, fortaleciendo las capacidades de líderes de base, apoyando a las poblaciones menos privilegiadas a adaptarse al cambio medioambiental, e influyendo en las instancias de gobierno y otros tomadores de decisiones para salvaguardar los derechos humanos de los ciudadanos a la vez que se toma conciencia de la necesidad de  reducir vulnerabilidades,  cuyas  causas  subyacentes  tienen  su  base primordialmente en  el modelo  de  desarrollo actual.

P: Hace justamente un año en La Habana concluyó una capacitación regional en la aplicación del Manual de normas y procedimientos mínimos para el trabajo humanitario. ¿Es esta constitución de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe un resultado de ese proceso iniciado en Cuba?

R: En realidad la Comunidad surge como fruto de esfuerzos comunes del liderazgo de la región a través de los años. Hacemos un poco de historia. Es en el 2019 que ACT Alianza (Acción Conjunta de las Iglesias por sus siglas en inglés), en coordinación con organizaciones miembros de la cuenca de El Caribe y con el apoyo de organizaciones del Foro de Norte América y la Federación Luterana Mundial (FLM) en Centro América, se plantea como prioridades el fortalecimiento de capacidades de su membrecía en las temáticas de    respuesta a crisis humanitarias, rendición de cuentas, y articulación con entidades clave de la región relevantes en estas áreas.

Es así como un grupo de personas provenientes de miembros de ACT, de sociedad civil y del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC) nos dimos cita en Matanzas, Cuba, del 9 al 16 de septiembre 2019 recibiendo un  curso  de  Formación  de  Formadores/as  en estándares actualizados del Manual Esfera y en Norma Humanitaria Esencial en materia de calidad y rendición de cuentas (Core Humanitarian Standard on Quality and Accountability -CHS). Al regresarnos a casa, este grupo se dio a la tarea de facilitar talleres con foros ACT en los países de origen, asesorar a otras organizaciones de la sociedad civil y líderes religiosos y ha coordinado con otras instancias humanitarias como CEPREDENAC, iniciativas de formación donde se ofrecen servicios para la difusión de Esfera y la Norma Humanitaria Esencial.

También se conformó un Grupo de WhatsApp que ha mantenido activo este relacionamiento, compartiendo materiales, capacitación y experiencias de campo con los nuevos conocimientos.

P: ¿Por qué Cuba para coordinar un esfuerzo regional de este tipo? ¿Cuáles pudieran ser los principales desafíos y oportunidades de esta gestión como Moderadora?

R: Para nadie es un secreto que Cuba es un referente en materia de manejo de situaciones de emergencia y desastres, sean naturales o no. Por ejemplo, ante esta emergencia sanitaria por la COVID-19, nuestro personal de la salud y de la ciencia junto al pueblo en general están escribiendo nuevas páginas en la historia de América Latina y del mundo.

¿Desafíos? Muchísimos. No olvidemos que estamos viviendo en un mundo de inequidades y marcadas diferencias sociales, donde unos pocos son privilegiados. Además de la innegable existencia de corrientes fundamentalistas contemporáneas que perpetúan conceptos estereotipados y retrógrados desde su perspectiva de fe. Entonces, sí, creo que muchos retos durante esta nueva jornada del camino.

¿Y oportunidades? También considero que pueden ser incontables, pero las más cercanas a mí han de ser la de contribuir desde nuestro esfuerzo cotidiano de dejar como herencia a futuras generaciones una cultura de Gestión de Riesgos de Desastres y de Adaptación al impacto del cambio climático, y la de ser parte de procesos que fortalezcan al liderazgo eclesial de la región para cumplir con la co-misión de Dios.

P: ACT es la organización que impulsa este trabajo. Háblenos de ACT Alianza y en relación con esta Comunidad de Práctica

R: ACT Alianza es una coalición de 144 iglesias y organizaciones afiliadas que trabajan juntas en más de 100 países para propiciar un cambio positivo y sostenible en la vida de las personas pobres y marginadas independientemente de su religión, creencias políticas, género, orientación sexual, raza o nacionalidad, de conformidad con los códigos y normas internacionales más exigentes.

La  Comunidad  de  Práctica  para  la  Gestión  del  Riesgo  de  Desastres  hará  especial  énfasis  en  el cumplimiento de la visión de ACT enfocando su trabajo en  “una comunidad global en la cual toda la creación  de  Dios  vive  con  dignidad,  justicia,  paz  y  respeto  a  los  derechos  humanos  y  al  medio ambiente” y accionará para concretar en la práctica cotidiana la misión declarada en la Estrategia global de ACT 2019-2026 como  una  “alianza  cohesionada,  efectiva  y  competente  trabajando  por  la  justicia  y  la  paz, promoviendo el liderazgo local, comunidades resilientes y sostenibles.”

Por otro lado, la Comunidad de Práctica para la Gestión del Riesgo de Desastres estimulará en todo momento el fortalecimiento, dígase la funcionalidad y operatividad a nivel local, de los foros ACT nacionales y sub-regionales en las temáticas que promovemos mediante el apoyo de expertos locales que brindan sus servicios y experticia en la práctica. Además, asumimos las directrices y políticas de ACT y el intercambio con otras comunidades de prácticas de la región o a nivel global.

P: Sus valoraciones sobre el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) como una de las organizaciones que en la región asume este reto de liderazgo.

El proceso de elección de este Equipo Facilitador Regional fue muy transparente de acuerdo a la cultura y ética de ACT Alianza. Se tuvo en cuenta criterios a partir de las organizaciones nominadas para asumir la Moderación y Vice Moderación de la Comunidad de Práctica. El Consejo de Iglesias de Cuba, actual organización líder, ha demostrado sus capacidades en promover un enfoque integrado de su trabajo, el cual incluye desarrollo, asistencia humanitaria, reducción de riesgos a desastres, rehabilitación e incidencia.  Desde varios escenarios el CIC acciona y eleva su voz en promoción y defensa alineada con la coherencia entre la reducción del riesgo de desastres y la aplicación de los marcos de políticas globales, especialmente la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, el Marco de Sendai para la Reducción del Riesgo de Desastres y otros acuerdos mundiales, así como las posibles conexiones entre los mismos. También nuestra organización ha colaborado en la activa observancia y el cumplimiento de politicas públicas a nivel país que garanticen y salvaguarden los derechos ciudadanos y reduzcan vulnerabilidades.

Si dudas, queda mucho por hacer para alcanzar la excelencia.

CIC líder en la gestión de riesgo de desastres

 

Porcicadmin

Voces Ecuménicas Cubanas inicia campaña “Creemos en el amor de Dios”

Voces Ecuménicas Cubanas es un espacio en redes recientemente abierto por el movimiento ecuménico en la isla para “mostrar a nuestro pueblo un cristianismo ecuménico e inclusivo, cuyo mensaje es el del Amor y la humildad de Jesús, así como su pasión por la justicia, por la dignidad del ser humano y por el bien de nuestra Cuba”, dicen.

La primera propuesta es que en Septiembre, el mes de la Biblia, se compartan mensajes desde cada experiencia de fe en comunidad.

Puedes hacerlo completando el hashtag #CreemosEnElAmorDeDios porque….

Envía a su portal luego junto al mensaje una foto que muestre cómo compartes colectivamente la palabra y su interpretación a la luz de estos tiempos y la convertirán en una postal que será parte de la campaña.

Acompañanos a andar este camino guiadxs por la luz y el amor de Dios.Aquí está nuestra casa abierta.”¿Por qué no adornas tu camino para hallar amor?”Jeremias 2:33.

Etiqueta en redes también con: #VocesEcumenicasCubanas

Porcicadmin

CIC presente en articulación para la gestión de riesgo de desastres

El lanzamiento de la Comunidad de Práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe, perteneciente a la Alianza Conjunta de las Iglesias (ACT, por sus siglas en inglés), tiene lugar justo a un año exacto de concluido en La Habana un encuentro de representantes de diversas organizaciones que trabajan la temática de la ayuda humanitaria, la prevención y reducción del riesgo de desastres, y la respuesta a las emergencias.

El 16 de septiembre del 2019 concluía el Taller de Formación de Capacitadores y Capacitadoras del Manual Esfera, con el objetivo de fortalecer la colaboración, coordinación y participación en los sistemas humanitarios nacionales, así como en toda la región de América Central y el Caribe. Este taller significó el inicio de un proceso organizativo que ha permitido la conformación ahora de esta Comunidad, en articulación con profesionales y organizaciones de la sociedad civil y del Centro de Coordinación para la Prevención de los Desastres en América Central y República Dominicana (CEPREDENAC).

La nueva iniciativa se define como una red regional de primera línea para hacer frente a los desafíos contemporáneos apoyando a las personas que sufren el impacto de los desastres naturales, guerras y conflictos. Este empeño busca fortalecer las capacidades de líderes de base y la concientización de la necesidad de reducir vulnerabilidades, ayudando a las poblaciones menos privilegiadas a adaptarse al cambio medioambiental, e influyendo en las instancias de gobierno y otros decisores para salvaguardar los derechos humanos de todos los ciudadanos.

En un esfuerzo común de hacer aportes significativos en el proceso de fortalecimiento de capacidades de ACT Alianza en la región, el equipo de trabajo que conforma este grupo, en reunión virtual repasó los antecedentes para la constitución de la comunidad de práctica en Gestión de riesgo de Desastres, aprobó los documentos normativos para su accionar y consensuó su plan de trabajo inmediato.

Foro Cuba ACT Alianza, presidido por el Consejo de Iglesias de Cuba, durante la respuesta a la emergencia provocada por el huracán Irma 2017

Foro Cuba ACT Alianza, presidido por el Consejo de Iglesias de Cuba, durante la respuesta a la emergencia provocada por el huracán Irma 2017

Al momento de elección del Equipo Moderador de esta estructura se seleccionó a María Luisa Navas Zorrilla, del Consejo de Iglesias de Cuba, organización miembro de ACT Alianza, como Moderadora del primer liderazgo de la Comunidad de Práctica, y a María Amparo Peña y Jairo Barriga, como integrantes del Equipo Facilitador Regional en calidad de Vice Moderadores.

En palabras de la nueva Moderadora “este es un gran reto para el trabajo con los más necesitados, pero lo asumo con la seguridad que brinda el trabajo colectivo y la guía y experticia de los miembros regionales de ACT Alianza y otras organizaciones basadas en la fe”. Navas Zorrilla, coherente con su espiritualidad cristiana pidió a Dios les acompañara en este nuevo desempeño.

El acta constitutiva de la comunidad de práctica para la Gestión de riesgo de Desastres en América Latina y el Caribe fue aprobada por unanimidad por los participantes en el cónclave.

Los miembros de esta comunidad de práctica están comprometidos con la preparación para emergencias y la respuesta humanitaria que garantice una mayor participación de las comunidades afectadas y de las organizaciones locales y nacionales, en la reducción del riesgo de desastres y la resiliencia.

Fotografía: Pobladores del municipio Regla durante la recuperación de los daños provocados por el paso de Tornado de enero de 2019 en la capital cubana

Porcicadmin

Un gran amigo de Cuba

A 10 años de su partida física, recordamos a un gran amigo de Cuba: el Reverendo Lucius Walker. Recordamos con gratitud infinita los grandes esfuerzos de Lucius por tender puentes de solidaridad entre los pueblos de Cuba y Estados Unidos y particularmente entre los cristianos cubanos y norteamericanos, enfrentando con valentía y contundencia las restricciones del Bloqueo.
Durante la difícil década de los 90s, como líder de Pastores por la Paz, estuvo organizando grupos de activistas y religiosos norteamericanos que venían a Cuba trayendo consigo productos de primera necesidad que, mediante el Comité de Distribución, fueron repartidos para beneficio de miles de familias cubanas, a través de varios años.
Trabajando en coordinación con el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos, nuestro Consejo de Iglesias de Cuba, el Centro Martin Luther King y otras instituciones u organizaciones estatales y religiosas, fueron distribuidos transportes, equipos médicos, medicamentos, sillas de ruedas, bastones, computadoras y una gran diversidad y cantidad de productos imprescindibles, que contribuyeron a satisfacer necesidades de decenas de miles de cubanos y a facilitar la labor de centros dedicados al servicio social, religiosos o estatales.
Organizaciones ecuménicas cubanas tuvieron el honor y el placer de recibir en múltiples ocasiones a estos grupos de Pastores por la Paz y en particular a su líder, el querido amigo Rev. Lucius Walker, por cuya vida, amistad y fidelidad damos siempre muchas gracias a Dios.