Archivo de categoría Desastres

PorComunicaciones CIC

Convocatoria a las Organizaciones Asociadas (OAs) para participar en la implementacion de la iniciativa Vision de Primera Linea

  • Selección de las Organizaciones Asociadas (OAs) para participar en la implementacion de la iniciativa Vision de Primera Linea

El Consejo de Iglesias de Cuba es miembro de la Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Reducción de Riesgo de Desastres, (GNDR por sus siglas en inglés). GNDR Inició su programa Visión de Primera Línea (VPL) en el año 2009 y es una iniciativa global que involucra a países de todas las regiones de mundo. La cuarta fase VPL 2019, tiene como objetivo fortalecer la inclusión y colaboración entre las personas en riesgo, la sociedad civil y los gobiernos locales en la elaboración e implementación de políticas y prácticas para reducir los riesgos y fortalecer la resiliencia.

VPL desempeña un papel fundamental en la implementación y monitoreo de varios de los marcos globales. Estos marcos son el Marco de Sendai para la Reducción de Riesgo de Desastres (MSRDD), los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), el Acuerdo de París, la Nueva Agenda Urbana y el ‘Gran Pacto’ de la Cumbre Humanitaria Mundial.

La iniciativa se desarrollará con la participación de tres instancias: la Organización Nacional Coordinadora (ONC) que es el Consejo de Iglesias de Cuba como miembro de GNDR en el país, el Comité Asesor Nacional (CAN) ya seleccionado y donde participan especialistas del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE), la Sociedad Meteorológica de Cuba (SOMETCUBA), la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de energía y el Respeto ambiental (CUBASOLAR), la Asociación Cubana de Naciones Unidas (ACNU) y el Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA); y las Organizaciones Asociadas (OAs) para cuya selección se lanza

LA PRESENTE CONVOCATORIA

Las OAs deben ser organizaciones sin fines de lucro, pueden participar organizaciones no gubernamentales u organizaciones de base o, potencialmente, organismos del gobierno local, tales como los municipios, etc.

Las Organizaciones que opten deben cumplir con los siguientes requisitos:

Tener competencias y capacidades para gestionar los fondos de forma adecuada, según las condiciones establecidas por las Organización Nacional Coordinadora para esta iniciativa. Las OAs deberían tener conexiones con otras organizaciones locales de la sociedad civil y tener acceso a los actores locales de las comunidades para:

  • Ejecutar el programa que tiene como base fundamental una investigacion que permita tomar en cuenta los criterios de las personas de las comunidades.
  • Comprometerse con las comunidades locales y los actores locales al establecer un plan de accion para la solucion de problemas.
  • Difundir mensajes a las diferentes partes interesadas de la comunidad y otras instancias.

Tener conocimientos y experiencia específicos para:

  • Trabajar con las comunidades más vulnerables y marginadas en las zonas de alto riesgo dentro de su área de experiencia.
  • Trabajar en el fortalecimiento de la resiliencia comunitaria mediante intervenciones específicas
  • Llevar a cabo las encuestas a nivel de la comunidad
  • Realizar un análisis sencillo de los datos
  • Llevar a cabo talleres con la comunidad
  • Recopilar datos y realizar análisis primarios

Tener capacidad operativa para:

  • Trabajar de acuerdo con los planes de trabajo acordados, informar sobre los resultados, monitorear los presupuestos y mantener la eficacia operativa del proyecto
  • Disponibilidad de Internet y habilidades de comunicación
  • Seguir el Código de Conducta Humanitaria y las Políticas de Protección para el personal, las comunidades y los actores externos.

El Comité Asesor Nacional ha pre seleccionado las posibles áreas para la implementación en las tres regiones del país. Del Oriente del país (Guantanamo o Granma), del Centro (Ciego de Ávila) y de Occidente (Matanzas, Mayabeque, La Habana, o Artemisa). Las áreas en riesgo que participen se definirán según las fortalezas en las region de la Organización Asociada que se seleccione.

Una vez que se reciban las propuestas, la Organización Nacional Coordinadora con el Comité Asesor Nacional, decidirán cuáles son las organizaciones seleccionadas.

Las organizaciones seleccionadas se publicarán en la pagina web del Consejo de Iglesias de Cuba www.consejodeiglesiasdecuba.org .
Estas Organizaciones deberan firmar un contrato de prestación de servicios. (El Consejo de Iglesias de Cuba proporcionará una plantilla para este contrato).
Las Organizaciones interesadas deberán dirigir su comunicación al correo electrónico: emergencia@cic.co.cu con copias a comunicaciones@cic.co.cu y cicdiaconia@gmail.com, especificando en el asunto: Equipo de Coordinación VPL 2019. Consejo de Iglesias de Cuba.
Las comunicaciones deberán incluir adjunto en Documento Word el nombre de la persona de contacto unido a una breve reseña del trabajo que realiza su organización, relacionado con el tema en cuestión: Reducción de Riesgo de Desastre.

El plazo para la selección de las TRES organizaciones necesarias como organizaciones asociadas para la implmentacion de esta iniciativa, cierra el 19 de octubre de 2019.

Para más información acceder a www.gndr.org  Visión de Primera Línea 2019

El proyecto VPL 2019 esta financiado por la Union Europea

PorComunicaciones CIC

Directiva del Consejo de Iglesias de Cuba evalúa los principales daños ocurridos tras el paso de tornado por territorios habaneros

Tras el poderoso tornado que golpeó la noche de este domingo a La Habana, capital de Cuba, y dejó como resultado tres personas muertas y cerca de 172 heridos, según datos informados por las autoridades, funcionarios del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), encabezados por su Presidente, el Reverendo Antonio Santana Hernández, recorrieron las zonas afectadas para evaluar los daños y planificar las diferentes respuestas que dará la organización a esta nueva emergencia que enfrenta la nación.

A solo meses de celebrar los 500 años de ciudad de La Habana, este evento atmosférico es descrito por las autoridades como “extraordinario” además de ser el primero de su tipo que golpea la capital cubana en décadas.

En periplo por los barrios de Luyanó, Regla y Guanabacoa, territorios más afectados junto a los municipios de 10 de Octubre, Cerro y parte de Habana del Este, la directiva del CIC pudo constatar además de los daños, las labores de recuperación que ya se desarrollan en la ciudad.

Según impresiones del Rev. Joel Ortega Dopico, Secretario Ejecutivo de la Institución, se observan importantes daños al sistema eléctrico y se corroboran afectaciones en servicios básicos como el agua y el gas.

Lo más impresionante resulta ser la cantidad de viviendas afectadas, comentó María Luisa Navas, Coordinadora del Programa de Emergencias del Consejo de Iglesias de Cuba, quien agregó que aunque no se conoce la cantidad de hogares afectados, los derrumbes saltan a la vista en este recorrido.

Instalaciones estatales como hospitales, puntos de distribución de prensa, redes eléctricas y telecomunicaciones fueron también dañadas por el meteoro y son registradas en este recorrido, en el cual además se observan daños en la fauna local, sobre todo en aves domésticas como palomas y gallinas de corral.

Los pobladores de las zonas afectadas describen la fuerza de los vientos de manera descomunal. Según el portal CubaDebate, este tornado alcanzó vientos comparables a los de “un huracán de categoría 4, aunque su impacto fue más focalizado”.

Los miembros de la directiva del CIC además compartieron con familias afectadas, acompañándoles pastoralmente y brindándoles consuelo espiritual, tan necesario en momentos de crisis como este. Con los datos obtenidos en este recorrido trabajará el Comité de Emergencia regional del Consejo de Iglesias de Cuba y ya se inician las labores de movilización de fondos con organizaciones y contrapartes amigas en todo el mundo. Además, se prepara una alerta de emergencia con la organización Acción Conjunta de las Iglesias, (ACT por sus siglas en inglés) para canalizar por esta vía toda la ayuda humanitaria que brinde el CIC.

Tornado 2019 Habana-Cuba