Archivos de autor Comunicaciones CIC

image_pdfimage_print
PorComunicaciones CIC

Culmina la semana de oración por la unidad de cristianos y cristianas

Con un llamado a vivir diariamente la unidad de toda la Cristiandad y reflejar la humanidad como lo hicieran los pobladores de la isla de Malta relatados en el capítulo 28 del libro Hechos de Apóstoles, culminó la Semana de oración por la unidad de cristianos y cristianas en Cuba, este 25 de enero y que comenzara el pasado sábado 18.

Este año los temas y reflexiones propuestos han sido elaborados por los cristianos de las islas de Malta y Gozo. El lema está tomado de Hch 28,2: «Nos trataron con una solicitud poco común» y resalta la proverbial hospitalidad que los habitantes de Malta ofrecieron a Pablo y sus compañeros después de sufrir una tormenta y naufragio en las cercanías de Malta justamente.

Vivir diariamente la unidad de los cristianos y reflejar la humanidad como lo hicieran los pobladores de la isla de Malta

Vivir diariamente la unidad de los cristianos y reflejar la humanidad como lo hicieran los pobladores de la isla de Malta

La inauguración del también conocido como Octavario de la oración por la unión, tuvo lugar en la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana y la clausura en la parroquia católica de San Juan de Letrán. Otras actividades como el 7mo festival juvenil ecuménico con amplia participación de jóvenes de diversas comunidades cristianas y el encuentro sobre Misión “Llamados a ser colaboradores en la misión de Dios”, del Área de formación y estudios del Consejo de Iglesias de Cuba, se encuentran entre las actividades que se desarrollaron esta semana.

La Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana acogió la celebración de inicio de la semana

La Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana acogió la celebración de inicio de la semana

Este último encuentro, contó con un panel donde se trabajaron las bases bíblicas y teológicas de la Misión, y las perspectivas pastoral, de inclusión  y lo social en este tema.

Midiam Lobaina. Coordinadora del Programa Mujer y Género del Área de Formación y Estudios del CIC duerante el Panel “Llamados a ser colaboradores en la misión de Dios"

Midiam Lobaina. Coordinadora del Programa Mujer y Género del Área de Formación y Estudios del CIC duerante el Panel “Llamados a ser colaboradores en la misión de Dios”

En la clausura de la semana, el Reverendo Antonio Santana, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, tuvo a su cargo las palabras centrales, reconociendo con alegría la unidad del pueblo de Dios en Cuba.

“Alegres  y deleitados en el gesto de los pobladores de la isla de Malta, que según Hecho de los Apóstoles, acogieron a los necesitados con inmensa humanidad”, expresó Santana. “El énfasis de este texto tiene el fundamento de la generosidad. Somos receptores de actos de cariño. Esta es la regla de oro: tratar a los demás como queremos ser tratados.

Reverendo Antonio Santana Hernández, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, tiene a su cargo las palabras centrales de clausura de la Semana por la Unidad de los Cristianos en Cuba

Reverendo Antonio Santana Hernández, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, tiene a su cargo las palabras centrales de clausura de la semana por la unidad de cristianos y cristianas en Cuba

Concluyó reafirmando que las iglesias están demandadas a atender el dolor y las necesidades, ayudando a conocidos y desconocidos, en un cuidado pastoral que se haga canción para que la vida en abundancia pueda sentirse de manera profunda.

Clausura del Octavario
PorComunicaciones CIC

Taller de comunicación estratégica frente a fundamentalismos

Fortalecer el movimiento ecuménico y potenciar un discurso dialógico y diverso en la esfera pública están entre las propuestas del taller organizado por el Consejo de Iglesias de Cuba y realizado en La Habana, sobre comunicación sin fundamentalismos.

Discursos de odio que condenan la diferencia, niegan derechos y pretenden imponerse a toda la sociedad es el mayor peligro de las tendencias fundamentalistas en Cuba.

Ante un problema que se extiende, representantes de varias comunidades de fe asistieron al taller “Comunicación estratégica frente a fundamentalismos” en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), en La Habana, durante los días 13, 14 y 15 de enero.

Coordinado por el Consejo que agrupa a 29 denominaciones cristianas y diversos movimientos y centros ecuménicos, se pensó como un espacio de formación y articulación de actores de la comunicación dentro y fuera de las comunidades de fe, desde una mirada inclusiva.

“Estamos pensando en la formación como uno de los ámbitos de trabajo más importantes, para luego articularnos y comenzar una producción comunicativa que dispute sentidos frente a los fundamentalismos religiosos”, explicó a la Redacción IPS Cuba Edel Rivero, coordinador de la Oficina de Comunicación del CIC.

Rivero advirtió que estas tendencias cuentan con un respaldo económico y una intencionalidad política clara contra valores que como sociedad nos hemos propuesto impulsar: la unidad, visiones desde la diversidad y la justicia social.

Varias de las participantes son mujeres con un liderazgo en sus comunidades de fe y que han logrado promover una mirada de género dentro de estas, avances que también se ven amenazados con el crecimiento de estas tendencias.

El Taller contó con la coordinación de la Ofcina de Comunicaciones del Consejo de Iglesias de Cuba

El Taller contó con la coordinación de la Ofcina de Comunicaciones del Consejo de Iglesias de Cuba

Cómo comunicar mejor

“Para todos y todas, independientemente de que profesen o no una religión, es vital un espacio como este que permite entender el fundamentalismo como proceso social y cultural, como ideología que no solo se expresa en la religión”, comentó Sayonara Tamayo, comunicadora del Centro Memorial Martin Luther King.

Tamayo resaltó la importancia de que el pueblo cubano conozca que existen tendencias fundamentalistas en Cuba y sepa reconocerlas. “Es parte de la comunicación pública que necesitamos hoy”, instó.

Maryam Camejo es periodista y musulmana. El encuentro le reafirmó la necesidad de que este tema esté en la agenda de los medios cubanos, principalmente en aquellos de carácter público-estatal.

“Para eso es importante desmontar el discurso fundamentalista desde las herramientas teológicas, y sin estigmatizar. A veces lo que hay son prácticas o actitudes fundamentalistas en una comunidad que no necesariamente es fundamentalista en su conjunto”, balanceó.

Reconocer la diversidad de voces, darles espacio dentro del discurso que se construye, apoyarse en la hermenéutica bíblica (una interpretación contextualizada y no literal del texto sagrado) para dialogar, fueron algunas de las estrategias comunicativas que valoraron los participantes al encuentro.

En la facilitación, Claudia Florentín, Editora de la Agencia Ecuménica de Comunicación ALC Noticas

En la facilitación, Claudia Florentín, Editora de la Agencia Ecuménica de Comunicación ALC Noticas

“El taller nos ha dado herramientas para hacer un análisis en nuestras páginas: temáticas que deberíamos reflejar más, la forma en que presentamos quienes somos, cuales son nuestros objetivos”, dijo Alejandro Fernández Lezcano, de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao.

También miembro de la Red Ecuménica y del Movimiento Estudiantil Cristiano, el joven aseguró que piensan replicar los aprendizajes en los grupos locales de estas asociaciones.

Respecto al activismo en redes, Daylíns Rufin, especialista del área de Articulación Religiosa del Centro Oscar Arnulfo Romero, consideró que se puede denunciar sin estigmatizar ni crear un enemigo.

“El activismo tiene que pasar por una ética de respeto a la alteridad”, afirmó en el primer día de encuentro.

Panel Comunicación ante el avance de los fundamentalismos: Daylins Rufin Pardo del Centro Oscar A. Romero, Sayonara Tamayo del Centro Martin Luther King y Miriam Lobaina del programa Mujer y Género del Consejo de Iglesias de Cuba

Panel Comunicación ante el avance de los fundamentalismos: Daylins Rufin Pardo del Centro Oscar A. Romero, Sayonara Tamayo del Centro Martin Luther King y Miriam Lobaina del programa Mujer y Género del Consejo de Iglesias de Cuba

Ecumenismo y diálogo

“Esta comunicación estratégica también es necesaria para fortalecer esa otra manera de entender la fe: iglesias inclusivas, con un compromiso social, no despolitizadas, que trabajen por la unidad del pueblo cubano, que es la propuesta de muchos de los que formamos parte del movimiento ecuménico cubano”, comentó Tamayo.

Para Roselyn Morales, quien trabaja en el Centro Martin Luther King y pertenece a la Iglesia cuáquera de La Habana, “más que aprendizajes vemos confirmaciones, entre ellas que el fundamentalismo solo puede ser trabajado ecuménicamente”.

“No podemos pensar que una iglesia o un sector va a enfrentar el fundamentalismo; se necesita varias voces, diferentes maneras de entender la fe”, aseguró.

“Como musulmana estoy muy contenta de haber participado, porque muchas de las líneas que identifican al fundamentalismo evangélico también se están dando con el fundamentalismo islámico. Me ha permitido ver las actitudes fundamentalistas dentro de la comunidad islámica cubana y es una experiencia de como desmontarlo”, comenta Camejo.

Varios de los participantes apuntaron que cuando se cumplen 30 años del primer encuentro público de expresidente Fidel Castro (1926-2016) con un grupo de líderes religiosos, es una oportunidad para revitalizar desde la comunicación el movimiento ecuménico cubano.

La comunicación estratégica también es necesaria para fortalecer esa otra manera de entender la fe: iglesias inclusivas, con un compromiso social, no despolitizadas, que trabajen por la unidad del pueblo cubano, que es la propuesta de muchos de los que formamos parte del movimiento ecuménico cubano

La comunicación estratégica también es necesaria para fortalecer esa otra manera de entender la fe: iglesias inclusivas, con un compromiso social, no despolitizadas, que trabajen por la unidad del pueblo cubano, que es la propuesta de muchos de los que formamos parte del movimiento ecuménico cubano

Con información de Inter Press Service en Cuba

PorComunicaciones CIC

Nuestro abrazo de solidaridad

Luego de que Puerto Rico experimentara este martes el más devastador sismo que ha sufrido ese territorio en más de un siglo, desde el Consejo de Iglesias de Cuba enviamos nuestro abrazo de solidaridad para con todo el pueblo boricua, de esa hermana isla caribeña.

Para las mujeres y hombres, niñas y niños, ancianas y ancianos, que han sufrido directamente las consecuencias de la devastación, extendemos nuestras más sentidas condolencias.

Elevamos a nuestro Dios de la vida y la esperanza nuestras oraciones para que les acompañe durante todo el proceso de recuperación y que Él les ayude a comenzar a dar pasos para reponerse de tan lamentable suceso.

En el amor de Cristo y desde el principio evangélico de la solidaridad, llegue nuestro abrazo de consuelo al querido pueblo.

Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

Dios con nosotros

Probablemente no exista una noticia más agradable que aquella que anuncia un nacimiento. Y mucho más especial resultará, si el nuevo ser que nace, viene a traer la sonrisa que alegre a la humanidad.

Alrededor de la historia del nacimiento de Jesús, se han tejido a través de los tiempos,  múltiples motivos con resonantes sentimientos de alegrías y esperanzas. Usando como fundamento la narrativa que aportan los evangelios de  Mateo y Lucas, quienes se encargan de mostrar la manera en que sucedió tal acontecimiento.

En el relato de  Mateo hay un gran énfasis en mostrar el significado del nombre de quien va a ser el protagonista de su narración. El «nombre» de ese niño  es «Jesús», que significa «Dios salva» y se llamará así porque «salvará a su pueblo de los pecados».  Lo cual interpretamos como una llamada al arrepentimiento, a la entrega,  a la restauración, y a una ética  de vida en coherencia con el amor.

Sentimos que la humanidad necesita ser salvada del mal, de las injusticias y de la violencia; necesita ser perdonada y reorientada hacia una vida más digna. Esta es la salvación que se nos ofrece en Jesús. Y Mateo, para cumplir con lo dicho por el profeta Isaías,  le asigna además al que nacerá, otro nombre: «Emmanuel». Un nombre  que significa «Dios con nosotros». Un nombre que le atribuimos a Jesús los que creemos que, en él y desde él, Dios nos acompaña, nos bendice y nos salva.

Pero es necesario reconocer en qué Dios  hemos creído. Porque el Dios con nosotros, el Dios de Jesús, ama y perdona, quiere el bien común para su pueblo, se alegra cuando las iglesias están unidas. No es un Dios que manipula, oprime y mata. Porque es el Dios de la vida que se encarnó en Jesús para darnos esperanzas. No es ese Dios que hoy aparece en tantos lados de  nuestra querida Latinoamérica, proclamado  para que en su nombre, se destruya y llene a su gente de tanta incertidumbre. Vivimos en un contexto en el que el Dios con nosotros, nos convoca a hacer hermenéuticas bíblicas que permitan descubrir y redescubrir la misión de su iglesia hoy: que es la misión de  seguir unidos para servir.

Para Mateo, el nombre de Jesús es una síntesis de su fe. Después de veinte siglos, los cristianos hemos de aprender a pronunciar el nombre de Jesús: con cariño y amor, con fe renovada y en actitud de conversión. Porque con su nombre en nuestros labios y en nuestro corazón, haciendo el bien para todos: podemos vivir felices.

Este es el mensaje de la Navidad: Dios se sigue acercando a nosotros, Dios  se ha hecho humano y su cercanía  nos abraza. Llega con la ternura de un niño, dando luz para el camino. Iluminando nuestras mentes y encendiendo nuestros corazones.

En medio de nuestro  diario vivir,  a veces lleno de cansancio por la  vida agitada que llevamos, con anhelos y esperanzas en medio de sueños por alcanzar, Jesús, el Enmanuel, sigue  invitándonos  a la alegría. Porque ha venido a darnos vida y vida en abundancia. Nació en un pesebre, entre heno seco, para que aprendamos a ser humildes. Nos salva para que vivamos nuestras vidas con sentido. Nos acoge con su amor, para llenarnos de esperanzas.

El es la buena noticia que nos llama a entender que  «No puede haber tristeza cuando nace la vida»

Para esta navidad y el año que se avecina, recordemos que:

Jesús, nos llena de alegría por el Espíritu Santo

Amén

Por Antonio Santana Hernández. Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

La fe viene por el oir

Entregan biblias accesibles a representantes de la comunidad ciega de Cuba

El Palacio de Convenciones de La Habana fue la sede del VIII Congreso Nacional de la Asociación Nacional del Ciego, ANCI, durante los días 1ro. al 3 de diciembre.

Un total de 202 delegados procedentes de las 15 provincias del país y el municipio especial Isla de la Juventud se dieron cita para analizar el trabajo de la Asociación y proyectar las actividades del venidero quinquenio.

Relevante la presencia del Presidente de Cuba, Miguel Díaz Canel Bermúdez y su disposición en contribuir al logro de las aspiraciones del Congreso y la comunidad ciega cubana, en momentos en los que el país experimenta una vez más el recrudecimiento del bloqueo estadounidense.  Otro momento trascendente fue la presencia de dos de los cinco cubanos, Héroes de la República, Gerardo Hernández y Antonio Guerrero, que fueron objeto de la solidaridad cubana y de las personas ciegas en particular buscando su liberación. En nombre de los Cinco, como son conocidos internacionalmente, Gerardo Hernández dirigió al plenario sus palabras de agradecimiento.

Como un tercer aporte significativo fueron las palabras de la Lic. Yusimí Campos, Viceministra de Trabajo y Seguridad Social, quién con poesía y metáforas supo resumir lo acontecido sin faltar en su intervención un hermoso y muy elocuente llamamiento al patriotismo y esfuerzo por Cuba.

Durante las sesiones del Congreso el Consejo de Iglesias de Cuba envió un saludo a la comunidad ciega del país

Durante las sesiones del Congreso el Consejo de Iglesias de Cuba envió un saludo a la comunidad ciega del país

En el conclave, los 202 delgados e invitados al Congreso recibieron el saludo del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y los deseos de éxitos para las deliberaciones y el trabajo del evento.  Unido a esto el anuncio de la entrega a todos los participantes de un ejemplar de la Biblia en formato electrónico.

La Biblia ofrecida públicamente y después entregada, fue un aporte del ministerio La fe viene por el oir.  El delegado Noel Fernández Colliot, quien fuera por muchos años Coordinador de la Pastoral de Personas con Discapacidad del CIC,  realizó el acto de entrega, haciendo saber a todos los participantes el valor que en tantas vertientes tiene la Palabra y recalcando que es el texto orientador de los que nos confesamos cristianos y que su objetivo central es dar a conocer al “Dios que se hizo carne en Jesucristo para mostrarnos el único camino posible de llegar a Dios”. “El todavía más amplio contenido del Nuevo Testamento nos  subraya la validez de ese camino”, dijo Fernández.

Emotiva fue la ovación de los participantes, ante el valioso texto que el Consejo de Iglesias de Cuba puso en sus manos.  Muchos fueron los delegados que manifestaron el gozo que les proporcionó la accesibilidad a la Biblia mediante un Proclamador, equipo que permite escuchar los textos bíblicos en narraciones orales.

En la última noche del Congreso los delegados hicieron uso de los Proclamadores, escuchando su mensaje de vida y esperanza.  Según consideraciones de Fernández Colliot, un tercio de ellos eran cristianos participantes de congregaciones en sus respectivos lugares de residencia y todos necesitados de las Sagradas Escrituras en un formato accesibles a personas ciegas y de baja visión. La tercera parte de los delgados que expresan no practicar el cristianismo, tendrán  una eficaz vía para adentrarse en el valor de la fe en el Dios de todos y para todos.

Por Noel Fernández Colliot

PorComunicaciones CIC

Programa Vida y Salud Comunitaria en encuentro anual de evaluación

El Programa Vida y Salud Comunitaria (PVSC) del Consejo de Iglesias de Cuba, celebró su encuentro anual de evaluación y revisión del desarrollo de sus proyectos durante el año que culmina; así como de planificación de acciones para el próximo período.

De esta manera se pudo conocer sobre los resultados alcanzados en los procesos de sensibilización, formación en salud y en la implementación de iniciativas diaconales, proyectos en unidades de salud y educación, y en la respuesta a las emergencias; entre otras líneas estratégicas del programa. El encuentro tuvo lugar en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), este jueves 12 de diciembre.

Durante la primera sesión se hizo énfasis en dos proyectos que se encuentran en etapas decisivas, como el proyecto para “Apoyo a la detección precoz y tratamiento de pérdidas auditivas”, que ya está llegando a su final y el dedicado a niños, niñas, adolescentes y jóvenes con discapacidad visual, que continúa la implementación de su tercera fase, enfocada en incrementar las capacidades y habilidades del personal de salud y educación para el trabajo en equipos, que incluyan a la familia y garanticen la atención oportuna y con calidad desde edades tempranas.

De ambos se precisaron informaciones como el cumplimiento de los indicadores, la organización de los recursos financieros y las principales actividades realizadas. También fue momento para revisar la situación de los procesos de compra de los equipamientos necesarios para el desarrollo de los proyectos, y el estado de la distribución de todos los equipos y materiales; así como el proceso de seguimiento en las instancias educativas y de salud involucradas en occidente, centro y el oriente del país.

La formación en temas de salud es un eje fundamental en el PVSC, por lo que en este encuentro resumen del año, se pudo conocer de las acciones que se realizan en este sentido el Instituto Eclesial de Salud Comunitaria Básica, con la aplicación práctica de la metodología “Ver-Juzgar-Actuar-Evaluar-Celebrar” y los resultados de los Talleres de capacitación de promotores de salud y desarrollo inclusivo del proyecto Comunidades Cubanas por el Desarrollo.

Otros informes presentados detallaron sobre diferentes líneas de acción, como las asesorías a 14 guarderías infantiles en temas de higiénicos- sanitarios, cultura alimentaria, estándares de seguridad infantil y la Convención de los Derechos del niño; las asesorías a dos Casas de Abuelos, ubicadas en la provincia de Matanzas, y los espacios de encuentro entre Personas Viviendo con VIH y mujeres seropositivas.

El PVSC desplegó en 2019 todo un sistema de acciones en “Agua, Saneamiento, Promoción de Higiene”, especialmente en respuesta a la emergencia surgida por el tornado acontecido en el mes de enero en La Habana, que incluyó la formación de promotores, el fortalecimiento de capacidades locales, facilitar el acceso a agua segura, y la aplicación de soluciones como filtros familiares, comunitarios y sistemas de saneamiento.

Como colofón de este día se compartieron informaciones relacionadas con la iniciativa Visión de Primera Línea, programa que promueve la Red Global de Organizaciones de la Sociedad Civil para la Reducción de Riesgo a desastres (GNDR). Desde el CIC se orientó y organizó al Comité Asesor Nacional y a las organizaciones asociadas y se encaminan las diferentes fases con el uso de herramientas básicas para mejorar la calidad de la respuesta humanitaria.

Este encuentro demostró que el Programa Vida y Salud Comunitaria ha alcanzado su etapa de madurez con acciones sostenidas en el tiempo, que responde a las necesidades locales y los contextos cambiantes a nivel nacional e internacional, a la vez que se propone nuevos enfoques y desafíos para llevar adelante los objetivos de unidad y servicio que el Consejo de Iglesias de Cuba tiene como misión.

PorComunicaciones CIC

Trabaja CIC en favor de la niñez y los derechos humanos

El pasado mes de noviembre se conmemoró el treinta aniversario de proclamada la Convención de los Derechos del Niño por la Naciones Unidas y el Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, se unió a esta celebración y homenaje recordando los énfasis de trabajo que hoy desarrollamos en favor de los derechos humanos de todas las personas y en especial de los más pequeños. También en diciembre de este año, el día 10, cuando se celebra el día internacional de los Derechos Humanos, el CIC se une a los esfuerzos que desde las comunidades de fe cristiana en la isla se realizan para garantizar la cobertura universal de estos derechos.

Con gozo y gratitud a nuestro Dios, con nuestro trabajo en la institución y organización que somos, unimos nuestras voces sobre la base del respeto a los cuatro principios rectores de la Convención de los Derechos del Niño. El interés superior del niño y la niña, la no discriminación, garantizar su participación y su derecho a la vida, la supervivencia y desarrollo son directrices de nuestro trabajo como organización líder del movimiento ecuménico cubano.

El Consejo de Iglesias de Cuba cuenta con una Política de seguridad infantil, así como con un Plan de seguridad infantil y un Código de conducta para el trabajo con estos grupos de edades. A su vez el Área de Diaconía tiene proyectos donde los niños, niñas y adolescentes son protagonistas y disfrutan de sus derechos.

Proyectos como los de las Guarderías infantiles, que suman cerca de 16 en todo el país, en las provincias de Guantánamo, Santiago de Cuba, Granma, Villa Clara y Cienfuegos, cada una de ellas enlazadas y en trabajo conjunto con el Ministerio de Educación, MINED, a través del programa Educa a tu hijo, son muestra de lo que realiza CIC en favor de la protección y el cuidado de la infancia en Cuba.

Escuelas de música, círculos de interés de manualidades en escuelas primarias, secundarias e iglesias también son reflejo de nuestro trabajo a lo largo y ancho de todo el país.

El CIC cada año realiza los Campamentos de Verano para niños con cáncer, niños con implante coclear y niños de padres que viven con VIH; y viene desarrollando escuelas talleres de verano sobre temas relacionados con el medio ambiente, el cuidado de la creación, la inclusión y la no violencia.

Los proyectos del Consejo de Iglesias, apoyados por la Agencia Internacional de Desarrollo Humanitario CBM, también vienen rehabilitando a niños y niñas con baja visión y sordera desde hace más de 20 años, fecha de inicio de esta colaboración conjunta. Por esta via el Sistema de Salud pública cubano ha adquirido equipos médicos de avanzada y ha posibilitado la capacitación y asesoría de personal médico y maestros de escuelas especiales que trabajan con la niñez.

Por Noraisy Matias Perez

PorComunicaciones CIC

Inician cursos talleres sobre fundamentalismos religiosos y equidad de género

Desarrollado por el Centro de Estudios del Consejo de Iglesias de Cuba, dio inicio en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Nueva Paz, Mayabeque, el curso taller “Fundamentalismos Religiosos y Género”.

El encuentro, que iniciara este miércoles 11, se extenderá hasta el viernes 13 de diciembre con la coordinación del Rev. Luis Carlos Marrero Chasbar, actual Director del Centro de Estudios y la Rev. Daylíns Rufin Pardo, miembro de su Junta Directiva, así como PG. Marleen Dorado, de la Iglesia Presbiteriana de San Antonio de los Baños.

“El motivo por el que nos estamos preocupando por iniciar un trabajo ecuménico y local sobre los temas de Fundamentalismos Religiosos e Inequidades de Género, radica no solo en la agudización de este fenómeno y sus diversas problemáticas en nuestro contexto actual; nos anima también la ausencia de una mirada analítica sobre el mismo que parta de las/os sujetos religiosos” dicen los organizadores.

Hay un “boom” de escribir de estos temas en espacios digitales, pero amparados en la cobija de las pantallas, observando desde fuera, desde un lugar de construcción donde subyacen enraizados los prejuicios sobre lo que es una persona creyente, comentan. “Nos duele ver como esto termina a veces creando un imaginario de polarización y estigmatización de las /os sujetos religiosos y sus prácticas, que es injusto y peligroso incluso de apañar”.

Equipo de Coordinación del Taller Fundamentalismos Religiosos y Género

Equipo de Coordinación del Taller Fundamentalismos Religiosos y Género

Para la realización de esta actividad, el Centro de Estudios del CIC ha recibido entre otras la colaboración de las pastoras Izett Samá y Tirisay Duran del Presbiterio de La Habana, de la Iglesia Presbiteriana Reformada. La modalidad del encuentro se basa en cursos comunitarios que tienen por intención analizar y sensibilizar sobre las problemáticas derivadas de los fundamentalismos religiosos y la categoría género, siendo consecuentes con la propuesta de justicia del Reino de Dios, que Jesús nos enseñó a cristianas y cristianos.

Así como existe el “techo de cristal”, hay en estos abordajes una ” pared de cristal” que constituye también un tope, un límite, una imposibilidad de ir más adentro y más allá a pesar de los buenos y legítimos deseos. Queremos, entonces, que el lugar de la praxis de fe sea un espacio epistémico validado y las personas creyentes sean sujetos, y no meros objetos, de estos análisis, refieren los coordinadores de este espacio.

Participantes del Taller en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Nueva Paz, Mayabeque, Cuba

Participantes del Taller en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Nueva Paz, Mayabeque, Cuba

El fundamentalismo religioso tiene un alto contenido teológico. Pasa por las maneras de entenderse ser humano dentro de una cosmovisión particular, por la capacidad de releer e interpretar los textos (escritos o no) que informan las tradiciones religiosas, entre otras miradas. Un abordaje desde la teología, la antropología de la religión, la exégesis y hermenéutica de los textos sagrados, es indispensable para comprender este fenómeno en su dimensión político- social, en tiempo real, con sus complejidades y matices.

Con información de los Organizadores del Taller

PorComunicaciones CIC

Jóvenes luteranos se reunen con delegación cubana en la COP25

En el marco de las actividades de la CoP25,  Conferencia de los Estados parte de la ONU sobre el Cambio Climático, la delegación cubana de Organizaciones de la Sociedad Civil, OSC, que asiste al evento, aceptó la invitación a reunirse con jóvenes de la Federación Luterana Mundial, para intercambiar sobre la manera en que Cuba aborda los temas relacionados con el Cambio Climático y la protección del Medio Ambiente.

Los jóvenes, de diversos países como El Salvador, Filipinas, Chile, Canadá y Sudáfrica, se interesaron en la participación de la juventud cubana en la implementación de medidas para mantener la temperatura global a niveles que no sobrepasen los acordados y las tareas de saneamiento ambiental entre otras.

Azalia Arias, especialista de la Asociación Cubana de Naciones Unidas, ACNU, se refirió a la participación de la sociedad civil en el ciclo de reducción de desastres. Hizo mención al Plan de Estado para el enfrentamiento al Cambio Climático, conocido como Tarea Vida y expresó que las OSC trabajan en la complementariedad del mismo, promoviendo la participación responsable de la ciudadanía y su  preparación. En la reunión también se mencionó que las organizaciones se involucran y conocen de primera mano el proceso de negociación y los diferentes informes que emite Cuba, a los cuales hacen aportes desde sus énfasis de trabajo.

Las organizaciones representadas en el encuentro expusieron sus principales ejes de acción referidos a la temática medioambiental, que a su vez complementan y priorizan la creación de capacidades locales dirigidas a los grupos metas específicos de cada una de ellas. Las organizaciones presentes son, Consejo de Iglesias de Cuba, CIC; Asociación Cubana de Técnicos agrícolas y forestales, ACTAF; la Asociación Cubana de producción animal,  ACPA; la Asociación Nacional de Economistas de Cuba, ANEC; el Centro Félix Varela; la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de energía y el Respeto ambiental, Cubasolar; y e l Grupo de Estudios de Medio Ambiente y Sociedad del Instituto de Filosofía.

El intercambio continuó con las preguntas de los jóvenes sobre el papel de la juventud en la implementación del Plan de Estado, sobre el acceso a los fondos climáticos existentes ya sean nacionales o de mecanismos internacionales, y acerca de la participación de las iglesias y su representación en las reuniones de los estados parte, entre otras cuestiones.

El diálogo ameno fue una invitación a continuar el trabajo que junto a la Asociación Cubana de Naciones Unidas viene desarrollando el Consejo de Iglesias de Cuba en los últimos años en el tema del cuidado del Medio Ambiente y otros, que fortalecen la participación ciudadana ante temas cruciales para la población cubana.

Encuentro de la Delegación Cubana asistente a la COP25 con  jóvenes de la Federación Luterana Mundial

Encuentro de la Delegación Cubana asistente a la COP25 con jóvenes de la Federación Luterana Mundial

PorComunicaciones CIC

Participa CIC en la COP25

La Conferencia de la ONU sobre el Cambio Climático, COP25, que iniciara el pasado 2 de diciembre, tendrá lugar hasta el 13 de este propio mes, bajo la Presidencia de Chile y se celebra con el apoyo logístico del Gobierno de España en Madrid.

En la conferencia, diseñada para logar los pasos sucesivos y necesarios en el proceso de negociaciones sobre el cambio climático de las Naciones Unidas, participa el Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, junto a otras organizaciones de la sociedad civil cubana, en una delegación encabezada por la Asociación Cubana de Naciones Unidas, ACNU.

La representación cubana estuvo compuesta también por miembros de la Asociación Cubana de Técnicos agrícolas y forestales, ACTAF; la Asociación Cubana de producción animal,  ACPA; la Asociación Nacional de Economistas de Cuba, ANEC; el Centro Félix Varela; la Sociedad Cubana para la Promoción de las Fuentes Renovables de energía y el Respeto ambiental, Cubasolar; y e l Grupo de Estudios de Medio Ambiente y Sociedad del Instituto de Filosofía.

Según palabras de la Dra. Elina Ceballos, representante del CIC en la cita, “nuestra participación da la oportunidad de primera mano de conocer y compartir experiencias en temas relacionados con el cambio climático y los compromisos de los países, los cuales deben ser más ambiciosos si reconocemos que estamos llegando a un punto de no retorno,  existen responsabilidades comunes pero diferenciadas, principio refrendado por Cuba que pone de manifiesto la voluntad de avanzar hacia el desarrollo sostenible”.

En los debates de este evento se revisan los asuntos pendientes para la puesta en funcionamiento total del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático, un punto en la agenda que se discute desde la COP24, celebrada en Polonia el año pasado.

El Consejo de Iglesias de Cuba desde sus programas, sensibiliza, crea capacidades y promueve el trabajo en red de iglesias locales e instituciones ecuménicas, a lo largo de todo el país, con el desarrollo de iniciativas que tienen como elemento central el Cuidado de la Creación de Dios. A su vez participa activamente en la reducción de riesgo de desastre.