El Consejo de Iglesias de Cuba emite propuesta inicial de respuesta a la emergencia del huracán Matthew

La solicitud preliminar de fondos para la respuesta a la emergencia creada por el huracán Matthew en Cuba se puede encontrar en los sitios:

Hurricane Matthew in Cuba – CUB161
Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba activado por Huracán Matthew

El Consejo de Iglesias agradece el acompañamiento en este momento de crisis y todo el apoyo que nuestro país recibe.

 




Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba recorre zonas afectadas por Huracán Matthew.

Como parte de las acciones del Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba, el Rev. Joel Ortega Dopico realizó un recorrido de tres dias por los poblados de Baracoa, Maisí, El Jamal, La Máquina y otros territorios, para ver directamente la magnitud de los daños y reunirse con representantes de Iglesias locales y del gobierno; así como definir acciones de intervención inmediata y comunidades prioritarias a considerar en la propuesta de respuesta del CIC a los daños del huracán.

En conjunto con el Rev. Aramías Rodríguez Brooks y otros miembros del Comité de Emergencia en la provincia de Guantánamo, llegaron hasta iglesias de la zona, de las cuales la mayoría han perdido los techos, así como bancos y ventanas, y las que han quedado en pie todavía sirven como albergue a cientos de familias afectadas. Muchas también fueron destruidas completamente, como la iglesia católico-romana de Baracoa, en donde sus miembros estaban preparándose para celebrar la misa sobre las ruinas y piedras; y donde recibieron con alegría y espíritu ecuménico al grupo de pastores evangélicos y protestantes del CIC.

Según narra el Rev. Ortega Dopico “los daños más importantes están relacionados con las viviendas, al recorrer la vista por los diversos poblados prácticamente no quedan casas completas, a casi todas le faltan techos y pedazos de paredes, y por supuesto, adentro de las viviendas el viento y el agua se llevaron la mayoría las pertenencias de sus moradores”.

sdf

Y sigue refiriendo: “Muchas casas desaparecieron por completo, fueron arrancadas completamente del suelo, solo quedan piedras en lo que fuera alguna vez un espacio familiar, las personas caminan llorando con sentimientos de desolación y desconcierto, es una situación realmente muy dramática. También es necesario resaltar la capacidad de resiliencia y que se respira un ambiente de solidaridad”.

Los pastores y líderes de iglesias hacen su labor de acompañamiento, llevando a las personas la esperanza de un Dios que acompaña en medio de todas las necesidades. Sobre este particular comenta el Rev. Dopico: “Tuvimos un culto al que la gente fue con entusiasmo,  cantó himnos de alabanza y le dio gracias a Dios porque la vida fue preservada en medio de esta situación”.

gfgfg

Sobre la situación del agua y el saneamiento básico explica que “es muy difícil, la ausencia de baños agrava más aun la situación. El acceso al de agua se hace complejo por la escasez de este recurso potable, ya que ésta viene en camiones cisternas desde poblados lejanos y faltan recipientes para almacenarla.

La rehabilitación de telecomunicaciones, servicios básicos y electricidad, ya ha iniciado, pero la severidad de los daños hace que sea una tarea compleja y que tomará mucho tiempo en normalizarse.

Al cierra de esta información se conoció que desde la mañana del lunes 10 de octubre fue publicado en el sitio web de ACT Alianza el documento preliminar con una solicitud de fondos para un proyecto de respuesta a esta emergencia, preparada por el Comité de Emergencias del CIC, la cual también constituye la primera llamada de asistencia humanitaria para Cuba publicada en la Red de Información Humanitaria para América Latina y el Caribe (Redhum).




El Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) quedó activado desde el 30 de septiembre pasado ante la inminencia del huracán Matthew

El Comité de Emergencia del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) quedó activado desde el 30 de septiembre pasado ante la inminencia del huracán Matthew, quinto de la actual temporada ciclónica en el Atlántico, y calificado como el más devastador desde 1997.

En su séptimo día de trabajo, su presidente, el reverendo Joel Ortega Dopico inició la reunión pidiendo “a Dios la guía para encausar el necesario acompañamiento al pueblo de Cuba en este momento difícil” y seguidamente realizó un resumen detallado de la situación que hasta el momento se conoce de los territorios afectados, según los informes emitidos por los coordinadores provinciales del Consejo de Iglesias de Cuba en Guantánamo, Santiago de Cuba, Holguín y Las Tunas, al este del país.

Representantes del Foro Cuba de ACT Alianza, presentes en la reunión, anunciaron que desde el pasado cuatro de octubre, cuando el huracán Matthew comenzaba sus afectaciones a Haití y al oriente de Cuba, quedó activada la Alerta ante el evento climatológico, disponible en el sitio web de la organización.

María Luisa Navas secretaria del Foro Cuba de ACT Alianza, explicó que en estos momentos se trabaja en la elaboración de una solicitud de apoyo que canalizará esta organización global para brindar ayuda humanitaria a los pobladores afectados, principalmente en los municipios de Maisí, Imías, y Baracoa, territorios con el mayor índice de cristianos evangélicos del país, según datos del Consejo de Iglesias de Cuba.

Además de la Dirección del Comité de Emergencia del CIC, también están activados los comités de emergencia provinciales, en coordinación con otras instituciones ecuménicas del país, como el Centro Lavastida y con las instancias de gobierno en los territorios.

En intercambio telefónico con el Rev. Aramís Rodríguez Brook, coordinador provincial del CIC en Guantánamo, se conoció que en la oriental provincia ya se realiza la evaluación de daños y necesidades de manera preliminar debido a que no hay aún acceso a la zona afectada, que permitirá planificar la respuesta del Consejo de Iglesias ante este desastre.

Otras iglesias y movimientos evangélicos en el mundo vienen manifestando su voluntad de apoyar en la recuperación, según expresó Ortega Dopico, quien además comentó sobre las iniciativas personales que se desarrollan en las redes sociales de internet, para recaudar fondos y canalizarlos a través del Consejo de Iglesias de Cuba.

Por su parte, Jeremías Ochoa, consultor de la organización cristiana Visión Mundial y colaborador del CIC, aportó sus saberes en las estrategias discutidas por el Comité para viabilizar la ayuda al país.

Esta ayuda, no solamente incluirá apoyo material, sino que tendrá en cuenta el trabajo psicosocial  comunitario, importante para promover la resiliencia luego de desastres naturales. La Comisión Bíblica, por su parte, informó que Sociedades Bíblicas Unidas también apoyará en recursos humanos y materiales.

En las próximas horas el presidente del Consejo de Iglesias de Cuba se trasladará hasta la zona oriental, para constatar de primera mano los impactos del huracán, cuyos datos preliminares ya arrojan que se mantienen evacuadas unas 1759 personas en 11 iglesias de 4 territorios.

El Consejo de Iglesias de Cuba posee una estructura organizativa por territorios que permite cuantificar y llevar a cabo acciones en situaciones de emergencia. La anterior activación del Comité de Emergencia de la institución fue durante el destructivo huracán Sandy, en octubre de 2012,  que constituye el antecedente más cercano a un evento climatológico como el huracán Matthew.

a

Comité de Emergencia reunido el jueves 6 de octubre en el CIC asd asdf dfg

Imágenes de las afectaciones. Fotos de Radio Baracoa




Vida Plena para cubanas y cubanos con discapacidad

Coordinadores del Proyecto Vida Plena, del CIC, en recorrido por territorios del interior del país.

Miembros del equipo de Coordinación del Proyecto “Vida Plena, por la inclusión social en igualdad de derechos y oportunidades de las personas con discapacidad”, realizaron un recorrido por dos de las localidades en los que se desarrolla esta propuesta del Consejo de Iglesias de Cuba, con el objetivo de realizar acciones de monitoreo y entregar parte de los recursos previstos.

La visita, que pretendía alcanzar los seis municipios que abarca el proyecto, debió ser interrumpida por el inminente paso del huracán Mathew en la zona oriental del país, llegando solo a los municipios de Santa Cruz del Sur, en Camagüey y Bolivia, en la provincia de Ciego de Ávila.

entrega-de-suministros-para-el-trabajo-del-equipo

Para cumplir con su objetivo de mejorar los conocimientos, actitudes y prácticas a la hora de abordar la temática de la discapacidad, el proyecto viene realizando diagnósticos en las comunidades y se enfoca en las propias personas con discapacidad, sus familiares, y el entorno donde se desarrollan. Estas acciones permitirán conocer las características de vida de estas personas, así como realizar con ellas diversos talleres de sensibilización y capacitación.

Partiendo de los diagnósticos realizados hasta el momento, se han podido identificar personas con posibilidades de inserción laboral, y que mediante este proyecto, han recibido preparación en gestión comercial, administrativa y fuentes de financiamiento.

Proyecto Vida Plena llega a Santa Cruz del Sur, Camagüey

Esta visita estuvo encabezada por el Coordinador de “Vida Plena”, Rev. Noel Fernández, quién constató en Haití, localidad rural del municipio Santa Cruz del Sur, en la provincia de Camagüey, cómo marchan los preparativos para la implementación de los emprendimientos de cuatro personas con discapacidad, vinculadas al proyecto, en ese territorio.

En reunión con María del Carmen Olivares, coordinadora municipal del proyecto y Directora del Ministerio del Trabajo y Seguridad Social en Santa Cruz, se conoció sobre la selección de estos nuevos trabajadores cuentapropistas. Al igual que en el resto de los municipios, comunicaron, el proyecto Vida Plena intencionó que las personas seleccionadas, además de poseer algún tipo de discapacidad, tuvieran aptitudes de disposición al trabajo, ningún empleo o protección social y que la  modalidad de empleo a desarrollar fuera necesaria para la comunidad.

inicios-del-recorrido-junto-a-miembros-de-la-pastoral-de-personas-con-discapacidad-del-cic  integrantes-de-vida-plena-en-municipio-bolivia

Las cuatro modalidades de empleo que se desarrollarán, serán las de zapatero remendón, lavandería, modista sastre y amolador de tijeras y enseres de corte. En el intercambio también trascendió que el proyecto incluirá la compra del equipamiento necesario para el inicio de estos emprendimientos.

La ocasión fue idónea para realizar la entrega de útiles de oficina para el equipo coordinador del proyecto en el municipio, los cuales estarán a disposición de todos los involucrados y facilitarán las tareas de capacitación pendientes. También fue propicia la jornada para compartir con directivos de las asociaciones cubanas de personas con discapacidad, quienes testimoniaron del buen desarrollo del proyecto hasta el momento.

Otros de los sectores involucrados en este trabajo promovido por el Consejo de Iglesias de Cuba, son los trabajadores sociales.  Tomando en cuenta su participación en los diagnósticos y su interés por lograr que las personas con discapacidad puedan tener medios para su sostenimiento a la vez que hacer aportes que resultan útiles a sus comunidades, el trabajo de estos profesionales ha sido esencial, se destacó en la reunión.

La joven Adisbel Pons, por ejemplo,  ha tenido la experiencia de ver cómo las personas con discapacidad se sienten muchas veces alejadas de la sociedad. Según relató, “cuando estas personas pueden formar parte de un proyecto como Vida Plena, dejan de sentirse excluidos”. También le da “un poco de vida a este lugar, este pueblo necesita de los oficios que ellos van a desempeñar, sobre todo en un lugar cercano, porque ahora hay que trasladarse lejos para poder resolver esas necesidades”, confirmó Arianna Torres, otra trabajadora social presente en el encuentro.

Uno de los beneficiarios de este proyecto es Reinaldo Florentino Mompié, quién con pocas palabras también agradeció la valiosa oportunidad que tendrá de mejorar sus condiciones de trabajo como zapatero, cuando comience a materializarse esta iniciativa. Además de los beneficios para su propio negocio, también reconoce que con su actividad podrá ayudar a los demás y sentirse útil.

En la evaluación de la visita a Santa Cruz del Sur se reconoció la organización del trabajo realizado y el interés de todas las partes implicadas en el Proyecto Vida Plena porque las personas con discapacidad puedan tener un espacio de provecho, tanto para ellos como para el bien de toda la localidad.

El trabajo se reorganiza, en el municipio de Bolivia, Ciego de Ávila

En territorio de la provincia de Ciego de Ávila el trabajo de diagnóstico y de capacitaciones previstas en la primera etapa del proyecto Vida Plena marcha a buen ritmo. En el municipio de Bolivia, sin embargo, la mayor dificultad radica en mantener la directiva del equipo coordinador, tras el fallecimiento del líder del proyecto y su más entusiasta promotor en el territorio.

beneficiario-del-proyecto

A pesar de los últimos acontecimientos, ha vuelto a reorganizarse el equipo bajo la guía de Mileivis Álvarez, quien ha dado continuidad a las labores de seguimiento a las personas con discapacidad que asumirán los emprendimientos laborales de la zona.

Ocho son los seleccionados por el proyecto para desempeñar diversos oficios que abarcan desde costurera modista, barbería, lavandería y planchado, zapateros, confección de alimentos ligeros, hasta comprador-vendedor de discos.

El joven Levys Borrego será el encargado de esta última modalidad, conjugándola con su liderazgo como coordinador de la Pastoral de Personas con Discapacidad del Consejo de Iglesias en su territorio. Con entusiasmo habla de sus planes futuros, que tienen que ver con música, ediciones, audiovisuales y todo lo que aspira lograr con la ayuda del proyecto Vida Plena. Por su parte Graciela Emilia Lebré recibirá apoyo para mejorar sus labores de costurera, y manifiesta que esta oportunidad la ha hecho sentirse motivada a la confección de nuevas prendas, incluso diseñar nuevos modelos, más allá del trabajo de zurcir o recoser ropas ya usadas. “Quiero crear, hacer cosas que le gusten a la gente, que todos aquí reconozcan mi estilo y quieran usar la ropa que yo hago”, expresó.

Entre ellos conversan, se animan unos a otros y ya se sienten parte de una propuesta que sin dudas les traerá mejores condiciones de vida, a la vez que redundará en beneficios para el desarrollo local de cada uno de los seis municipios en que se desarrolla este proyecto. Vida Plena  constituye desde ahora un cambio para bien en todas las personas involucradas, buscando siempre la inclusión y el reconocimiento de las personas con discapacidad, sus familias y comunidades.

Texto y fotos: Aymara Cepeda




Sed de paz en La Habana

Como antesala al día internacional de la paz y siguiendo la tradición de orar por el fin de los conflictos bélicos, religiosos cubanos de todas las denominaciones se reunieron en La Habana, para celebrar juntos la buenaventura de la PAZ

Atraviesan la Plaza en diagonal y se van ubicando en las sillas. La Plaza bulle, aunque es temprano todavía; al filo de las 7, todo estará listo y solo rondarán el espacio “ensillado” de la Plaza Catedral, algunos curiosos y turistas.

Cae la tarde y el sol es un rectángulo de luz, surcando los viejos palacetes coloniales de esta parte de la ciudad. Comienza así, la clausura del evento Sed de Paz. Religiones y culturas en diálogo, mientras el cielo amarillado por las luces, deja ver las palomas del campanario de la Iglesia.

_mg_7038

Olor a flores y a gente endomingada. Radiantes y en júbilo, que ya sentados se preparan para compartir y celebrar la paz. En los alrededores, los músicos de Cúmbele, una agrupación colombiana ganadora del Premio de la Multinacional Telesur por su tema Soy Colombia, dedicado a los acuerdos de paz entre su gobierno y las fuerzas de las FARC-EP, dejaba escapar los gorgoritos y afinaciones de su presentación inmediata. Todo se alista en la Plaza. Comienzan a atravesar la multitud de espectadores, los representantes de todas las religiones en Cuba.

Es la tercera vez que en el país se celebra esta actividad, en una tradición que desde 1986 tiene lugar en Asís, Italia, cuando el entonces Sumo Pontífice Juan Pablo II convocara a hombres y mujeres de religiones y culturas diferentes y a sus principales líderes mundiales, a unirse en favor de la paz y desde sus experiencias de fe, orar por la humanidad.

Pronto, comienzan las palabras de bienvenida. Hasta entonces cada uno pidió a Dios, a su forma y manera, por el fin de las guerras, por las migraciones ordenadas o por el fin del terrorismo. Reunidos en un mismo palco, ahora, ven llegar a su fin un evento que desde el 16 de septiembre, propuso el debate y el dialogo como arte de entendimiento interreligioso y cultural, auspiciado en la isla, por la Comunidad de Sant´Egidio.

_mg_7059

Dr. Rolando Garrido. Responsable de la Comunidad de Sant´Egidio en Cuba

“La paz es nuestra: es tarea y misión de las religiones”, se deja escuchar en la tribuna. Luego, los acordes de la música esperada y en un suspiro, casi precolombino, una mezcla de lamentos y esperanzas hechos canción, por la paz, por Colombia y por el mundo.

_mg_7095

El Rev. Antonio Santana, Vicepresidente del CIC y el Rev. Héctor Méndez, junto a líderes cristianos y religiosos de Cuba

A mi lado, un aplauso. Casi un agradecimiento en sonidos, de otro colombiano presente en la velada. Luego todos los aplausos, a su tiempo, cerrando la canción. Después, un minuto de silencio por aquellos países que viven sin paz.

_mg_7104   _mg_7072

Cúmbele, en su canto por la paz a Colombia

Cuando casi el rectángulo de luz, encima de la Plaza atenuaba, por tercera vez en Cuba se escuchaba el llamamiento de paz de La Habana. Cada representante de las religiones del mundo, transmitía el mensaje, simbólicamente y a través de los niños, a las naciones representadas por el cuerpo diplomático acreditado en la isla.

Termina la tarde y se encienden las luces de un candelabro que todos nombran, “de la paz”. La gente sale como transportada, con la encomienda de abrazarse. Llega la noche y entre las luces, aquellas que se llevan dentro, como presagios de una búsqueda, de una motivación compartida: la paz.

_mg_7155

Rev. Daniel Izquierdo encendiendo el Candelabro de la Paz




De aniversario, la Organización Bautista más joven de Cuba

Como retornando a la semilla, en un viaje siempre de memoria, la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, en La Habana, Cuba, acogió las celebraciones por los 27 años de la Fundación de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

Fue en el año 1989, cuando junto a grupos conformados por personas de marcada proyección ecuménica y responsabilidad social, líderes de tres iglesias en el país, la Primera Iglesia Bautista de Matanzas, la Iglesia Jordán del reparto Mañana en Guanabacoa y la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao (IBEM), nuclearon lo que hoy se conoce como FIBAC.

Una vez más, volvieron a reunirse en el lugar que ha acogido tantos acontecimientos importantes para esta denominación cristiana en Cuba, como el desarrollo de su primera asamblea o sus múltiples reuniones de apoyo y solidaridad a favor de causas justas de la sociedad cubana.

“Por una iglesia misionera de puertas abiertas” es el lema de este año celebrativo y fue además la frase que motivó la liturgia especial por estas casi tres décadas de trabajo e incidencia socioteológica en el pueblo cubano.

El sermón estuvo a cargo de la Reverenda Raquel Suárez, quien reconoció además que  la FIBAC es una de las pocas denominaciones que ordena mujeres al ministerio pastoral en el país. Su reflexión estuvo centrada en el texto bíblico Apocalipsis 3:8, donde el símbolo de las puertas abiertas ante la justicia, se describe como promesa de Dios.

En la velada de más de una hora estuvo presente la Directiva de la FIBAC, encabezada por su presidente el Rev. Maikel Báez, y  representantes de las iglesias fundadoras y de las más de 40 iglesias afiliadas.

El culto, concebido especialmente para la ocasión por Samuel Aguilera y el Rev. Idael Montero, pastor de la IBEM, volvió a contar con la presencia de los elementos de cubania e idiosincrasia característicos de las prácticas litúrgicas de esta denominación.




“El amor se expresa con hechos concretos”

Continúa la solidaridad del CIC con la organización Pastores por la Paz

“Estamos aquí por un caso simple de represión”. Esas fueron las primeras palabras de Manolo de los Santos, representante de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, (IFCO)-Pastores por la Paz en Cuba, ante la prensa nacional y extranjera acreditada en el país.

Estas declaraciones se producen en medio de un proceso legal impulsado por la organización ecuménica tras haber sido notificada la pérdida de su estatus “organización no lucrativa” por el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS), debido a su trabajo humanitario de casi treinta años con el pueblo cubano a través de las internacionalmente conocidas Caravanas de Pastores por la Paz. La medida fue argumentada con un supuesto respaldo de la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

El sustento de la sanción demuestra que aún con los avances alcanzados en el proceso de normalización de las relaciones, el bloqueo económico y financiero impuesto por los sucesivos gobiernos norteamericanos a la isla hace más de cincuenta años se mantiene con todo el rigor y agresividad y, sobre todo, que Cuba sigue siendo considerado como enemigo por quienes aplican las leyes en los Estados Unidos.

Al ser notificados de la decisión, los miembros de IFCO emitieron una declaración que asombró a numerosos amigos, entre ellos, quienes por muchos años han recibido a los caravanistas de Pastores por la Paz en Cuba, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), entre otras organizaciones.

El Consejo de Iglesias de Cuba se ha sumado a la lucha que hoy sostiene IFCO por mantener su estatus de organización no lucrativa y, por tanto, libre de impuestos, para continuar realizando su labor humanitaria con el pueblo cubano.

“El gobierno de Estados Unidos tiene que aprender de Pastores por la Paz”

“Si nos preguntaran cómo quisiésemos que fueran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tenemos que decir que fuesen como son las relaciones entre Pastores por la Paz y el pueblo cubano. Cuando hablamos de normalización de relaciones, queremos hablar de la esperanza de que hayan relaciones de respeto como han sido entre nosotros, de hermandad, de solidaridad”. Así lo expresó el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Rev. Joel Ortega Dopico quien resaltó a Pastores por la Paz como un ejemplo de lo que debe ser la relación entre dos pueblos del cual debe aprender el gobierno de los Estados Unidos.

El Reverendo se refirió a la sanción a IFCO como un desafío para la normalización de las relaciones y resaltó su carácter contradictorio con respecto a la búsqueda de caminos de entendimiento entre ambos gobiernos. Agregó que si hoy existe una cercanía entre los pueblos es porque han existido organizaciones como Pastores por la Paz y calificó el hecho como una violación del derecho de los ciudadanos de Estados Unidos de servir, de ser útiles.

“El amor se expresa con hechos concretos, y así lo han hecho los Pastores por la Paz. Le pedimos al gobierno de Estados Unidos que muestren también los hechos concretos del amor que debe existir entre dos pueblos cercanos”, concluyó.

El CIC expresó su preocupación con la sanción impuesta a IFCO en una exhaustiva declaración que resalta el significado del trabajo de la organización interreligiosa con el pueblo cubano:

“El trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; sólo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del departamento del Tesoro, a pesar del llamado del presidente Barack Obama al Congreso a terminar con el bloqueo contra Cuba, y después que el secretario de Estado John Kerry en La Habana, durante la reapertura de la embajada de EE.UU. para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, dijo que ya éramos “amigos”, ¿o es que somos amigos-enemigos?

Con esta acción de presión sobre IFCO/Pastores por la Paz se pretende, intencionadamente, socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos, para que el pueblo estadounidense haga dejación de sus principios de solidaridad con Cuba; y minar la Revolución Cubana para que esta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán”.

“Pedimos que se reconsidere esa medida”

Nacira Gómez, por su parte, del Comité de Distribución de Pastores por la Paz en Cuba, reconoció que la principal beneficiaria de la labor de IFCO en este país ha sido la familia cubana y con esta decisión muchas de ellas serán afectadas.

“Además de la ayuda material, la caravana ha servido también para denunciar los daños causados por el bloqueo, un tema que debe ser resuelto para poder disfrutar de este intercambio de pueblo a pueblo. Aún tenemos muchas carencias y con esta ayuda en medicamentos, materiales escolares, transporte, se han beneficiado proyectos sociales y de las iglesias que van dirigidos a ayudar a personas de la tercera edad o niños con discapacidades. Cada año vivimos la experiencia de cómo estas personas esperan la llegada de la caravana”.

Nacira expresó el dolor que causa esta decisión a los cristianas y cristianas, y cómo ataca la humanidad y la solidaridad.

Además declaró que la oficina de IFCO y sus contrapartes en Cuba así como las iglesias e instituciones sociales piden que se estudie y analice esa injusta sanción y se piense más en el amor y la solidaridad hacia los seres humano y las familias.

“Cuba no es nuestro enemigo”

“Precisamente ahora se ataca a una organización que durante muchos años ha llevado a cabo un trabajo de desobediencia civil y educación popular con el pueblo de los Estados Unidos en el tema Cuba”, expresó Manolo de los Santos, representante de IFCO en la conferencia de prensa y argumentó que para quienes han integrado y colaborado con la Caravana, Cuba no es un enemigo.

“Tenemos nuestra vocación y firme convicción de que está dentro de nuestros derechos como ciudadanos norteamericanos, como personas de fe y conciencia llevar ayuda humanitaria a Cuba. Nunca como un acto caritativo. Hemos traído computadoras, medicinas y otras cosas, sabiendo que va contra la ley. Por eso no nos apena que nos ataquen de esta manera. La problemática está en que si vamos a hablar de las violaciones a esta ley, quien debía ir detrás de nosotros es OFAC (Office of Foreign Assets Control), no el IRS, no le incumbe al IRS decidir qué podemos traer y de qué manera. Nunca hemos pedido licencia a OFAC y le hemos dicho que cuando quieran llevarnos a una corte estamos aquí, porque no hay manera de que se nos pueda impedir viajar a Cuba y traer ayuda humanitaria para el pueblo cubano”.

El representante de IFCO en Cuba explicó que desde su nacimiento en 1967, la organización ha sido atacada en varias ocasiones, no sólo por ayudar a Cuba, sino también a otros países en lucha en Centroamérica, en África, en Asia y dentro de los propios Estados Unidos. Hace varias décadas fueron acusados de ayudar al pueblo en lucha de Sudáfrica, porque era un crimen apoyar a Nelson Mandela.

“Hemos decidido, cual sea la decisión del IRS, continuar nuestro trabajo. No por esto, ni por nada ha dejado de funcionar nuestra oficina ni hemos dejado de hacer nuestro trabajo dentro ni fuera de los Estados Unidos. Como muestra de eso mantenemos un grupo de estudiantes de medicina becados por el gobierno cubano y administrados por IFCO”, afirmó.

No es la primera vez que una organización religiosa sin fines de lucro recibe este tipo de sanciones y quienes representan a Pastores por la Paz han expresado su disposición de seguir luchando para no convertirse en un nuevo caso de retiro de la condición “libre de impuestos”.

“Continuaremos trabajando juntos”

Otra de las que relató la sorpresa que constituyó conocer la medida de IRS con IFCO-Pastores por la Paz fue Llanisca Lugo, coordinadora de Solidaridad del Centro Martin Luther King, institución perteneciente al Consejo de Iglesias de Cuba. Es inevitable, añadió, recordar tantas imágenes en el transcurso de estos años, ver a muchos que vienen y regresan y nunca se cansan de montarse en esa caravana que no sólo llega aquí, sino que recorre Estados Unidos regando sentimientos por Cuba y siempre regresan a nuestro país con nuevas esperanzas de tender un puente de amor y de respeto mutuo.

En su intervención recordó la gran labor de Lucius Walker, una parte de cuyas cenizas se encuentran en el CMMLK , así como la de su hija Gail, quien ha luchado por mantener vivo el proyecto y por fortalecer la solidaridad hacia Cuba.

Resulta muy contradictorio, expresó, que si el gobierno de Estados Unidos pretende avanzar en la normalización de relaciones con Cuba, el IRS sancione a Pastores por la Paz con esta sanción.

El Centro Martin Luther King emitió una declaración al conocer la medida en la cual califica de “inaceptable este ataque a la Fundación que durante años ha traído asumiendo todo riesgo, toneladas de amor y compromiso con el pueblo cubano para nuestras escuelas, iglesias, hospitales, comunidades cubanas”.

El despojo a IFCO de su carácter de organización no lucrativa y por tanto libre de impuestos es calificada en la declaración como un ataque a la solidaridad entre los pueblos. “Es castigar la historia de resistencia que ha significado su lucha. Recordamos la huelga de hambre de los caravanistas en la frontera con México en 1993, exigiendo la devolución de un ómnibus y el respaldo que desde Cuba dimos a ese gesto asumiendo también la huelga frente a la Oficina de intereses de los Estados Unidos”.

En el texto, el CMMLK convoca a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario hacia esta organización hermana, a rechazar este ataque a la posibilidad de que las relaciones entre los seres humanos y los países pueda estar basada en otras lógicas de respeto mutuo y solidaridad verdaderas.

El apoyo que brinda el movimiento ecuménico cubano a Pastores por la Paz en estas circunstancias expresa solidaridad y consideración recíproca que durante más de dos décadas han crecido como resultado de un intercambio permanente que trasciende el ámbito material y se sustenta, sobre todo, en el principio cristiano de amor y respeto por el prójimo.

Por: Carla Valdés León, Edel Rivero y Sayonara Tamayo Arjona

El amor se expresa en gestos concretos




Declaración del Consejo de Iglesias de Cuba, ante las injustas e irracionales sanciones a IFCO-Pastores por la Paz

El Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) notificó el 23 de agosto pasado a la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO), conocida como Pastores por la Paz, la determinación de revocar su estatus libre de impuestos por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba, pues dicha labor, según el IRS, viola la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro.

La respuesta de solidaridad del Consejo de Iglesias de Cuba ante esta medida, no se hizo esperar.

El Consejo de Iglesias de Cuba muestra preocupación ante el comunicado de prensa emitido por IFCO/Pastores por la Paz que rechaza el anuncio de que en Estados Unidos se revocará a IFCO su estatus (de organización) ‘libre de impuestos’ por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba”.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), institución líder del movimiento ecuménico cristiano en Cuba, integrado por 52 iglesias e instituciones cristianas —protestantes, reformadas, evangélicas, pentecostales, episcopales y ortodoxas—, además de otras instituciones ecuménicas como centros de estudio, de información, de servicio comunitario y seminarios teológicos; así como miembros asociados como la Comunidad Hebrea de Cuba (judíos) y la Asociación de Auto Realización Yoga de Cuba, entre otros; y es participante activo de la Plataforma Interreligiosa de Cuba, que reúne a todas las religiones establecidas en Cuba; desde su fundación ha proclamado la unidad para el servicio a nuestro pueblo y nación, a través de la búsqueda del amor, la justicia y la paz entre pueblos y naciones, que son las señales evangélicas más evidentes del reinado de Dios entre nosotros.

Durante los últimos 25 años, con la finalidad de trabajar por la unidad para el servicio a nuestro pueblo y nación, a través de la búsqueda del amor, la justicia y la paz entre pueblos y naciones, hemos desarrollado relaciones fraternales y de trabajo solidario con la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria/Pastores por la Paz (en inglés: Inter-Religious Foundation for Community Organization/Pastor for Peace) (IFCO/Pastors for Peace), especialmente bajo el liderazgo del finado reverendo Lucius Walker.

Con preocupación leímos el Comunicado de prensa emitido por IFCO/Pastores por la Paz del martes 23 de agosto del corriente año, donde se expresa que “… IFCO ha sido informada que se revocará su estatus (de organización) ‘libre de impuestos’ por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba”, lo que el IRS considera —según el Comunicado de IFCO—, una violación de “… la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro”.

En nuestra experiencia de trabajo con IFCO/Pastores por la Paz, hemos aprendido que su razón social y objetivos no están dirigidos exclusivamente hacia Cuba, sino también al interior de Estados Unidos, a través de la promoción de causas justas y procesos educativos sobre el complejo industrial, las prisiones, una justa reforma migratoria; así como crear conciencia sobre preocupaciones ambientales y la necesidad de la sostenibilidad alimentaria, entre otros muchos más.

En el exterior, especialmente IFCO/Pastores por la Paz se enfoca en regiones como Pa-lestina, América Central y el Caribe —donde se inscribe Cuba—, con la intención de ayudar a destacar el impacto negativo de la política exterior de EE.UU. en países de esas regiones.

En el caso cubano, donde EE.UU., por más de 50 años ha desarrollado una política calificada por el propio presidente Barack Obama como una “política fracasada” —fracaso que se repite en estos momentos—, la advertencia del IRS a IFCO/Pastores por la Paz, constituye un nubarrón que se cierne sobre uno de los actores que más ha contribuido a la política del Gobierno estadounidense en la búsqueda de un clima de distensión y entendimiento entre los dos pueblos y gobiernos.

Las Caravanas de IFCO/Pastores por la Paz con donaciones desde 1992, han beneficiado en Cuba la salud del pueblo —con medicinas y equipos médicos—; la educación de niños y jóvenes —con material didáctico—; las congregaciones cristianas, sus pastores y sus programas misioneros —con medios de transporte—; para solo señalar las más conocidas.

Pero no es IFCO/Pastores por la Paz quien dona; dona el pueblo estadounidense, al que se le han sumado otros pueblos; IFCO/Pastores por la Paz ha sido la cara visible, el medio de hacer llegar a Cuba la solidaridad y las donaciones.

El trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; solo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del departamento del Tesoro, a pesar del llamado del presidente Barack Obama al Congreso a terminar con el bloqueo contra Cuba, y después que el secretario de Estado John Kerry en La Habana, durante la reapertura de la embajada de EE.UU. para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, dijo que ya éramos “amigos”, ¿o es que somos amigos-enemigos?

Con esta acción de presión sobre IFCO/Pastores por la Paz, se pretende, intencionadamente, socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos, para que el pueblo estadounidense haga dejación de sus principios de solidaridad con Cuba; y minar la Revolución Cubana para que esta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán.

Pero, al mismo tiempo, si así fuera, perderían a IFCO/Pastores por la Paz como uno de los más importantes actores de la diplomacia pública estadounidense respecto Cuba.

Por lo que, el Consejo de Iglesias de Cuba e IFCO/Pastores por la Paz, hemos sido partes importantes dentro de los diversos actores que hemos contribuido al —y construido el— largo y continuo proceso hacia la normalización de relaciones entre nuestros dos pueblos y gobiernos. No hemos ido a las primeras páginas de la gran prensa para inducir el apoyo a políticas de cambio; hemos sido agentes de cambio, para el mejor entendimiento a nivel de base.

En mucho sentido, especialmente en Cuba, el pueblo cubano ha apoyado este proceso de restablecimiento de relaciones y hacia la normalización de las mismas, porque con nuestros intercambios y nuestras relaciones pueblo a pueblo, e iglesia a iglesia, y a través de la fraternidad y solidaridad, demostramos que sí es posible una relación normal, que es la que buscamos; y que el propio gobierno estadounidense debe reconocer como una contribución genuina y única; porque la fraternidad y la solidaridad se edifican a través del reconocimiento persona a persona, la honestidad y el respeto mutuos; no se venden ni se pueden comprar, porque tienen un valor tan alto que no se puede calcular su precio.

Es hora de reparar injusticias y, sobre todo, de no cometer nuevas injusticias. La acción del IRS, si llegara a consumarse, sería un ataque a la solidaridad interna en EE.UU., no solo a IFCO/Pastores por la Paz; y su vicio será la intención política, la que se trata de encubrir detrás de la aplicación de medidas administrativa.

¡Las iglesias cubanas, el movimiento ecuménico cristiano cubano y Cuba necesitamos a IFCO/Pastores por la Paz; y Estados Unidos necesita a IFCO/Pastores por la Paz!

¡Viva la fe, la Paz, la Esperanza y la Unidad entre pueblos y naciones!

Fraternalmente,

Consejo de Iglesias de Cuba

Rev. Joel Ortega Dopico, presidente




Federación de Movimientos Estudiantiles Cristianos en América Latina condena el golpe parlamentario en Brasil

Con un mensaje precedido por el texto bíblico “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”, recogido en Gálatas 6:9, la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos en América Latina y el Caribe, FUMEC ALC, ha posicionado una declaración pública condenando el Golpe Parlamentario en Brasil.

Esta declaración, firmada por  Marcelo Laites, Secretario Regional de la Federación, aclara que “la FUMEC no apuesta por un sector, un partido político o una doctrina”, en contraposición de otras.

Refiere el documento que “es una opción radical en la esperanza del Reino de Dios y su justicia, la cual nos demanda la lucha por una casa habitada para todos y todas.”

“Esta opción del Movimiento Estudiantil Cristiano a nivel mundial es la opción preferencial por los pobres: por los inmigrantes, por los que sufren a causa de las guerras, por las minorías sexuales, por las mujeres, por los campesinos y pueblos indígenas: por todos y todas los que tienen sus libertades y dignidades coartadas. Es también una opción por la democracia, la participación y la no-violencia”, continúa.

“Como jóvenes y estudiantes cristianos y cristianas debemos hacernos cargo de este momento y comenzar a actuar con amor, voz y testimonio público”, concluye esta declaratoria.

 




Bienvenido septiembre

Con un devocional como bienvenida a este nuevo período, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), principal organización cristiana evangélica del país, reinició sus actividades en septiembre.

Al comenzar el día, y en una tradición cristiana de dedicar estos primeros minutos de la mañana a confraternizar y dar gracias a Dios, trabajadores y funcionarios del CIC reflexionaron en torno al texto bíblico del salmista David, cuando anunciaba la gloria de Jehová en el Salmo 19, una de las obras más poéticas dedicadas al Creador.

Con este objetivo de reencuentro, reunidos en la capilla anexa al inmueble sede del Consejo, los trabajadores conocieron los eventos y actividades que cristianos y cristianas de la isla desarrollarán próximamente y en las que el CIC tendrá una importante participación.

Entre los anuncios difundidos por el Reverendo Armando Rusindo, Secretario Ejecutivo de la organización, trascendió la celebración el jueves 8, del Aniversario de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, a celebrarse en la Iglesia Ebenezer de Mariano.

El encuentro, además, sirvió para compartir reflexiones y análisis en una meditación presentada por Alain Montano, Reverendo y Secretario de la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba.

En un año importante como este, donde el CIC celebra sus 75 Aniversario de fundación, el compromiso con una práctica de fe contextualizada y con un ecumenismo verdadero, sigue siendo la apuesta de servicio y unidad de esta institución cubana.