Archivos de autor Comunicaciones CIC

PorComunicaciones CIC

Bienvenido septiembre

Con un devocional como bienvenida a este nuevo período, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), principal organización cristiana evangélica del país, reinició sus actividades en septiembre.

Al comenzar el día, y en una tradición cristiana de dedicar estos primeros minutos de la mañana a confraternizar y dar gracias a Dios, trabajadores y funcionarios del CIC reflexionaron en torno al texto bíblico del salmista David, cuando anunciaba la gloria de Jehová en el Salmo 19, una de las obras más poéticas dedicadas al Creador.

Con este objetivo de reencuentro, reunidos en la capilla anexa al inmueble sede del Consejo, los trabajadores conocieron los eventos y actividades que cristianos y cristianas de la isla desarrollarán próximamente y en las que el CIC tendrá una importante participación.

Entre los anuncios difundidos por el Reverendo Armando Rusindo, Secretario Ejecutivo de la organización, trascendió la celebración el jueves 8, del Aniversario de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, a celebrarse en la Iglesia Ebenezer de Mariano.

El encuentro, además, sirvió para compartir reflexiones y análisis en una meditación presentada por Alain Montano, Reverendo y Secretario de la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba.

En un año importante como este, donde el CIC celebra sus 75 Aniversario de fundación, el compromiso con una práctica de fe contextualizada y con un ecumenismo verdadero, sigue siendo la apuesta de servicio y unidad de esta institución cubana.

PorComunicaciones CIC

Programa televisivo especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

Durante la grabación del Programa Especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

Durante la grabación del Programa Especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

El programa televisivo Dialogo Abierto, del Canal Educativo, transmitirá el próximo lunes 27 de junio, en su habitual horario de las 8:30 p.m., un programa especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba.

¿Cuáles han sido los principales hitos históricos en estos años? ¿Qué aportes ha realizado el Consejo a la identidad Nacional Cubana? ¿Cómo dialogan la fe en el evangelio de Jesús, con nuestra Cultura Nacional?

Véalo el próximo lunes 27, a las 8:30 p.m., en el Canal Educativo.

PorComunicaciones CIC

75 años de una familia peregrina

Culto por el 75 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba

Cuando comenzó a tocar la banda, la Catedral era una fiesta. Una unidad de gestos compartidos, listos para el festejo y la conmemoración.

Afuera una leve llovizna persistía mezclándose con los acordes de una canción con matices de alabanza. Mientras, luces y biblias, trompetas, cenizas, agua y pan. Yugos y cadenas, presidían simbólicamente la liturgia de Aniversario, de acuerdo al texto bíblico que recordaba la compañía de Dios que “sacia a su pueblo como las aguas que nunca faltan”. (Isaías 58:6-12)

Fue este uno de los momentos de mayor vistosidad del culto; semióticamente diseñado para conmover a los presentes y proponer la reflexión por estos años de vida, donde Dios ha caminado junto al pueblo de Cuba, como padre que sirve y consuela.

Justo así lo hizo en los inicios fundacionales de este Consejo de Iglesias, en mayo de 1941, cuando reveló a cubanas y cubanos cristianos la necesidad de unirse para defender los valores del Reino.

Siete décadas que han sido el reflejo de la comunión no solo de los cubanos, sino del Movimiento Ecuménico Internacional.

Así lo reiteraron en sus palabras en la celebración el Rev. Jim Winkler, Presidente y Secretario General del Consejo de las Iglesias de Cristo de los Estados Unidos; Michael French, Encargado de Programas para América Latina de la Federación Luterana Mundial; Milton Mejías, Secretario General del Consejo Latinoamericano de Iglesias; Larry Miller, Secretario General del Foro Cristiano Global; Jerry Pillay, Presidente del de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas (CMIR) y Chris Ferguson, Secretario General de la CMIR, entre otros invitados a esta fiesta del espíritu, efectuada el miércoles 11 de mayo.

La Catedral Episcopal, sede de la celebración, también recibió a los niños y niñas del Coro Infantil del Consejo de Iglesias, quienes llegaron a “Encender un sueño” con sus voces y cantarle a ésta familia.

Ese, precisamente, era el sentir de los que a pesar de la pertinaz llovizna, llegaron esa noche a celebrar la historia. Un sentimiento familiar, de hermanos y familia peregrina que ha trabajado junta, sirviendo a Dios y al pueblo.

“Compañeros de caminos, de alegrías y dolor. Gritando a pecho la esperanza de la nueva conversión”, sonaban los estribillos de la canción tema de este Aniversario.

Luego, en las palabras finales del Culto, el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Joel Ortega Dopico, confirmó lo que expresaba la canción, al decir que la Iglesia Cubana es esa familia.

Volvió a tocar la banda cristiana que abrió la celebración y la Catedral seguía pareciendo una fiesta, de dones y alegrías.

 

PorComunicaciones CIC

Por una iglesia unida para servir. Asamblea en el año 75 del Consejo de Iglesias de Cuba

Una aguda reflexión sobre el ecumenismo y sus desafíos en el contexto cubano actual marcó la 47 Asamblea del Consejo de Iglesias de Cuba celebrada entre el 7 y el 8 de abril en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Luyanó.
Este análisis parte de reconocer que la diversidad y riqueza de las tradiciones y pensamientos deben ser elementos que aporten a la unidad en función del servicio a la sociedad y la Iglesia Cubana y no obstáculos que provoquen divisiones.
Al referirse al ecumenismo en el contexto actual, el presidente del CIC Rev. Joel Ortega Dopico distinguió varios niveles. El institucional se da a través de las organizaciones ecuménicas y entre las propias iglesias (denominaciones) o instituciones, expresándose también en espacios comunes como celebraciones litúrgicas y acciones diacónicas, bíblico-teológicas o de compromiso social y político.
Acerca del ecumenismo de cara al futuro, Dopico invitó a preguntarnos hacia dónde vamos como iglesias cubanas y qué utilidad tiene el pensamiento protestante reformado para guiarnos y llevarnos de regreso a casa (oikos-mene). Esta reflexión parte también de asumir “cuánto hemos dividido la casa”, usando la metáfora de una grande y antigua vivienda habanera en la que cada generación construye una pared para delimitar su espacio propio y los más viejos quedan arrinconados. El ecumenismo es la única ruta de retorno, porque es un proceso de unidad, de búsqueda de la unidad perdida, expresó, recordando al Apóstol Pablo en la Carta a los Filipenses 1:6 “Doy gracias a mi Dios y siempre que me acuerdo de vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”.
Al concluir este segmento de su discurso, el Presbítero llamó la atención en la necesidad de que el trabajo ecuménico esté permeado por el análisis y la reflexión bíblica y teológica de nuestra realidad, escuchando profundamente la voz de Dios y la voz del pueblo.
El diálogo como principio
El período más reciente se ha caracterizado por la profundización del diálogo del Consejo de Iglesias de Cuba hacia lo interno y también con iglesias y organizaciones cristianas no miembros, según lo describe el informe presentado a la asamblea.
Significativo también ha sido el respaldo a diferentes eventos y programas de carácter nacional, como los Portales Ecuménicos y la organización del Día Mundial de Oración, organizado por Cuba por primera vez en la historia de esta jornada.
Como parte de su relacionamiento con otras iglesias y organizaciones nacionales e internacionales, los directivos del CIC han participado en la última etapa en intercambios con figuras religiosas como el Presidente del Concilio Pontificio para la Unidad de la Iglesia Católica Romana, el Cardenal Kurt Koch del Vaticano, el Secretario General de Sociedades Bíblicas Unidas Michael Perreau, el Rev. Larry Miller, del Foro Cristiano Global, el Rev. Milton Mejías, Presidente del CLAI, la Rev. Gloria Ulloa, de la presidencia del Consejo Mundial de Iglesias y el Rabino Howard Schnitzer, Director de la Misión Cuba Judía Latina, entre otros.
La distribución de biblias en todo el país, es otra de las misiones del Consejo en su labor inclusiva y ecuménica. La presentación de la Biblia en Braille en la Biblioteca Nacional, la traducción de la Biblia al lenguaje de señas cubana y la participación en el Proyecto Un Millón de biblias se destacan entre las acciones fundamentales en este sentido.
Informes del período
La Asamblea fue espacio idóneo para compartir el quehacer de las áreas programáticas de la institución. Formación y estudio compartió información sobre sus programas. En este año, el programa de Mujer y Género, continuó potenciando la incorporación de la perspectiva de género como eje transversal de los proyectos del Consejo y mantiene su labor en 10 experiencias ecuménicas nacionales. Este programa, celebró recientemente sus 40 años de creación y entre sus principales logros se conocieron los avances en la sensibilización sobre la violencia hacia las mujeres que se refleja en los cultos, predicaciones, celebraciones y talleres.
En otro momento de la asamblea, el programa de Liturgia expuso sus resultados en el periodo concluido y las perspectivas futuras. Según Ruth Mariet Trueba, coordinadora del programa, destacan entre sus principales logros la incorporación de la liturgia en otros espacios que no son propiamente del programa, la incorporación de la comprensión artística a las actividades, teniendo en cuenta el énfasis en la participación de jóvenes y artistas, así como el apoyo a los diferentes procesos formativos del CIC.
Del programa de Educación cristiana se conoció que se viene trabajando en el uso del método participativo de enseñanza en los espacios de la pastoral educativa, metodología sin embargo, que se domina poco en el ámbito eclesial cubano. El novedoso concepto de la Educación Cristiana es manejado hoy con éxito por este programa y se trabaja en la sensibilización con el término en diferentes espacios, así como en la estructuración y diseño de las clases bíblicas-teológicas, desde una metodología participativa, con fundamentos de Género y Medio ambiente.
El programa de Capellanía Carcelaria Evangélica, se consolida como espacio de diálogo, compañerismo y formación, y de marcado carácter ecuménico, y ha logrado consolidar una red de capellanes en todo el país con más de cien miembros, se conoció en la Asamblea. Próximamente, este programa editará un manual educativo de capellanía cubana, para la información y capacitación de las iglesias y comunidades de fe cubanas.
Sobre el programa de Juventud también se dialogó en la máxima reunión de las iglesias evangélicas cubanas. En la Asamblea se supo que los esfuerzos de este espacio se concentran en fortalecer la visión y el liderazgo juvenil en prácticas eclesiales muy conservadoras, permeadas de fundamentalismo, adultocentrismo, prejuicios y tabúes. En el periódo concluido se ha logrado trabajar temas importantes para los jóvenes como las relaciones intergeneracionales, la sexualidad, la violencia y la cultura de paz.
El programa Misión, Evangelización y Ecumenía ha trabajado este año en función de crear las condiciones bíblico-teológicas para que las iglesias puedan concebir la tarea evangelizadora y misionera de frente a los desafíos que le brinda hoy el contexto donde se sitúan sus comunidades. Según el Rev. Ernesto José Bazán, responsable de este programa, el tema de trabajo en este año fue la Misión y evangelización integral.
El área de Diaconía, este año próxima a sus 25 años, también rindió informe a la Asamblea. Se conoció que el proyecto Comunidades por la vida, en esta etapa tuvo como énfasis fundamental facilitar procesos a nivel de iglesias locales con una visión más integral. Este trabajo ha permitido potenciar la articulación de los diferentes programas que integran el área, de manera que se vayan logrando resultados más integrales a favor de contribuir a la Diaconía y la participación social de las iglesias cubanas, planteo a la Asamblea la Dra. Elina Ceballos, responsable del Área.
El programa de Desarrollo sostenible informó que las familias benenficiarias de sus diferentes microproyectos lograron incrementar y diversificar sus producciones a través del trabajo de los promotores formados para ello, así como por la forma teórico-práctica en la construcción de diferentes alternativas tecnológicas para apoyar el desarrollo de una agricultura sostenible. En este período el programa logró concretar además un intercambio entre los mejores promotores/as para compartir conocimientos y vivencias, en una gira de estudio por espacios productivos con buenas prácticas en diseño integral y la incorporación de prácticas agroecológicas novedosas para el mejoramiento de suelos y el manejo de plagas, refirió su coordinador, el Ing. Edilberto Chávez.
La Pastoral de personas con discapacidad logró en estos dos años, ubicar en todas las bibliotecas provinciales del país, y en otras bibliotecas y Centros, un ejemplar de la Biblia en sistema Braille. También, con sus esfuerzos, se pudo traducir a la lengua de señas cubanas para personas sordas, cuatro relatos del Evangelio según San Lucas y presentarlo en formato mp3 en todas las provincias del país. Estos y otros resultados fueron presentados en plenario por el coordinador de la pastoral, el Rev. Noel Fernández.
El Programa Vida y salud comunitaria ha alcanzado sus resultados a través de una estrategia que transita desde la creación de capacidades a la implementación de iniciativas diaconales en salud y proyectos con el sistema de salud y educación, espacios de encuentro, de rehabilitación, de reducción de daños, intercambios de experiencias, apoyo a la diaconía institucional así como las alianzas, todo bajo el matiz de la sensibilización en todas las etapas y modalidades del trabajo. La Dra. Ana Margarita Mayor, coordinadora del programa, explicó que en estos años han realizado una intensa labor diaconal en salud que complementa las acciones del Sistema Nacional de Salud en respuesta a los nuevos desafíos de las enfermedades transmisibles y no transmisibles, de las relacionadas con la niñez y a los daños por el envejecimiento.
Con el informe presentado por el Arq. Marbelio Tamayo, la Asamblea conoció del trabajo del programa de Infraestructura eclesial, el cual desarrolló sus labores junto al Proyecto Comunidades por la Vida II, articulado al resto de los programas del Área de Diaconía del CIC.
En el periodo concluido el Programa de emergencia y ayuda humanitaria centró su accionar en la respuesta a los efectos del huracán Sandy, a través de su equipo de Apoyo Psicosocial Basado en la Comunidad, el cual fortaleció sus capacidades de respuesta incorporando conocimientos sobre la gestión estratégica del riesgo de desastres, se explicó en el informe rendido por el área.
El foro Cuba de ACT Alianza, se ha consolidado en este tiempo como una plataforma desde donde se pueden lograr sinergias organizacionales que permitan a la iglesia cubana y al movimiento ecuménico nacional hacer incidencia en pos de transformaciones sociales de equidad y justicia. Según expresa en su informe la Lic. María Luisa Navas, el foro socializa aportes significativos y buenas prácticas de las diferentes organizaciones que la integran y trabajan temas relacionados con la respuesta humanitaria, la resiliencia comunitaria, dignidad humana y justicia y equidad socio ambiental.
Cambios en la estructura
Como resultado de un largo proceso de análisis y con el objetivo de fortalecer el trabajo del CIC, en la asamblea se anunciaron transformaciones importantes como la permanencia solamente de Diaconía y Formación y Estudios como áreas programáticas, mientras al Departamento de Fortalecimiento Institucional se incorpora el Área de Comunicaciones, la cual ha sistematizado el quehacer del Consejo de Iglesias de Cuba, en el periodo analizado. Asimismo se determinó el cese del programa de erradicación de barreras arquitectónicas y la incorporación del programa de Misión, Ecumenía y Evangelización al Área de Formación y Estudios.
Además, se propuso el cese de la instancia de Coordinación General, cuyos roles serán asumidos por el Consejo Directivo de la institución.
Para la planificación estratégica del período 2016-2018 se incorporó la protección a la niñez como eje transversal, como expresión de la prioridad que concede el CIC al cuidado de la infancia y la defensa de sus derechos.
En la Asamblea se realizó además el lanzamiento de la Campaña comunicativa “75 Años de unidad y servicio”, que pretende homenajear este año, el Aniversario setenta y cinco de la fundación del Consejo de Iglesias de Cuba.
Al término del cónclave fue ratificado como presidente del CIC el Rev. Joel Ortega Dopico, mientras el Rev. Antonio Santana ocupará el cargo de Vicepresidente.

PorComunicaciones CIC

Consejo de Iglesias de Cuba convoca a Festival Joven

Como parte de las actividades por el 75 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba y con motivo de la visita a nuestro país de Heaven Today, importante organización donante de Biblias, se convoca a la juventud cristiana de la nación a participar en un Festival Joven el próximo viernes 18 de marzo, en la Capilla y los predios del parqueo de la Institución (CIC).

El Programa de Liturgia y la Comisión Bíblica del Consejo, organizadores de esta actividad, afirman que la cita prevé la confección de un Mural pictórico por los 75 años, y la realización de obras de teatro, danza y números musicales. Además,  se distribuirán biblias, y otros materiales.

 

PorComunicaciones CIC

Visita a Cuba, Michael Perreau, director de las Sociedades Bíblicas Unidas.

Michael Perreau llegó a Cuba con la intención de priorizar su sentido de la escucha, abrirse a las emociones de esta isla y aprender de la unidad y el trabajo que ha venido realizando el movimiento ecuménico cubano. Al menos, eso dejo entrever cuando comunicaba a este reportero los objetivos de su primera visita a nuestro país, en calidad de director general mundial de la Fraternidad de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU).
En una conversación corta y sin los formalismos de las entrevistas o las técnicas periodísticas, casi apresurada por el limitado tiempo de su programa de visita, Mike Perreau, comenzaba a descubrir los objetivos de su estancia en Cuba, donde afirmó ver una gran colaboración entre las iglesias y dejó claro su propósito de motivar esos esfuerzos de unidad.
“La biblia nos une, dijo, y nos fortalece. Mi meta con esta visita a Cuba es motivarlos a servir cada día, a través de la biblia, a sus iglesias y al pueblo”.
A primera vista, se le advierte tranquilo, aunque expectante. No solo responde a preguntas, sino que las formula. Con el Reverendo Alain Montano, secretario ejecutivo de la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba, inquiere sobre los proyectos que desarrolla la oficina que dirige e indaga sobre la recepción de los contenidos bíblicos en la población y los esfuerzos por llevar a cada cubano y cubana, la sagrada escritura. En cada pregunta, le asiste con su español, Melvin Rivera, director mundial de Publicaciones de la Biblia, quien también visita el país.
El director de las Sociedades Bíblicas, sabe a ciencia cierta en que momento concreto visita la isla. No solo en el contexto eclesial y ecuménico, sino también económico, social y político. Para corroborarlo, nos mira, sonríe y en inglés nos lanza a quemarropa una frase que demuestra su deseo de estar aquí y ahora, cuando suceden en Cuba tantos acontecimientos importantes para el futuro del país. “No queremos que la gente diga, dónde estaban ustedes mientras ocurría, porque junto a los cambios que suceden, nuestra misión es acompañar a las personas para que en sus vidas ocurra un cambio espiritual y positivo, también”.
Tal vez, es por eso que recurre constantemente a las preguntas. Constantemente busca informarse para alcanzar o mantener ese asombro que le llega en frases traducidas y que en los próximos tres días podrá constatar, vivir… La realidad cubana frente a él, en la segunda visita de su tipo, de un Director de las Sociedades Bíblicas Unidas.

 En la conversación se interesó en la marcha del Proyecto de traducción de la biblia al lenguaje de señas que se realiza en el país, donde, según palabras de Montano, existen más de 23 mil personas sordas, una buena parte de ellas presentes en más de 15 denominaciones evangélicas de la nación. También conoció que más de medio millón de biblias han sido distribuidas en los últimos años, gracias al apoyo de las Sociedades Bíblicas de Noruega, Australia, Canadá, Irlanda, Suecia, entre otras.
 Marcada por las señales de la renovación y de la actualización objetiva, también ocurre esta visita. Michael Perreau, comentó que además de los cambios que se originan en el país y en el mundo, hoy le interesa trabajar junto a Cuba en la inserción del ministerio que dirige en el panorama tecnológico y digital de los nuevos tiempos. “Una de las áreas en las que queremos ser agentes de servicios aquí, es en ayudar también a que además de en soporte impreso, la biblia esté disponible en formato digital. Pero también ayudarles para que la palabra de Dios impresa, este disponible para la gente que prefiere leer. Así es que nuestro contenido y nuestra innovación debe estar también dispuesta a su ayuda. Y es mi esperanza de que Cuba también dé una contribución a la Fraternidad en este sentido, porque el caminar que ustedes han recorrido hasta llegar a donde están, es muy importante también”.  

                                                                     2con Melvin Rivera (der) y Alain Montano (fondo)     1Michael Perreau, secretario general de las SBU    3Mike Perreau con el rev. Alain Montano

 

 

PorComunicaciones CIC

Mujeres cubanas escogieron la niñez como tema central del Día Mundial de Oración

Desde el año 1930 Cuba se insertó en la celebración ecuménica del Día Mundial de Oración, una iniciativa de mujeres cristianas de Estados Unidos y Canadá que lleva como lema “Informarse para orar y orar para actuar”.

Más de 170 países celebran cada año esta jornada en el primer viernes del mes de marzo. Por primera vez, después de varios intentos, Cuba fue aprobada para escribir el programa mundial de este día. Para ello, el comité organizador de la isla escogió como tema “Al recibir a las niñas y los niños, me reciben a mí”, una cita bíblica que recuerda la importancia evangélica del cuidado y la atención a la niñez y la infancia.

Según Ormara Noda, coordinadora de dicho comité, “cada año, cada país que lo escribe, cada celebración que nosotras hacemos, es una experiencia nueva que nos enriquece y nos conecta, nos relaciona con las mujeres del país escritor. Que hayamos sido nosotras este año las que hemos escrito el programa y llevemos a otras mujeres del mundo a reflexionar sobre nuestra realidad, nuestras iglesias y experiencias, es algo que nos llena de mucho gozo y también de mucha espiritualidad. Nos satisface que hayamos tenido el privilegio y la capacidad de organizar un programa por el que mujeres de todo el mundo están conectadas con nosotras a través de la oración.”

El Reverendo Joel Ortega Dopico, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, consideró como relevante este hecho “dado todas las características que tiene nuestro pueblo, donde hoy podemos vivir en amplitud la libertad religiosa, no solamente entre las distintas ramas del cristianismo, sino también las ocho religiones que están presentes en el país.”

El programa del DMO comenzó en Cuba con un culto ecuménico celebrado el pasado día 4 en la Primera Iglesia Presbiteriana Reformada de La Habana.

Rosangela Oliveira, Directora Ejecutiva del Día Mundial de Oración, expresó que “esta celebración aquí es muy simbólica porque en Cuba se ha dado prioridad a la niñez y a algunos derechos como la educación. Es algo que está garantizado, la prosperidad de los niños, vivir para educarse y no estar trabajando como es muy común en algunos países donde todavía es una lucha para establecer e implementar los derechos a la educación.”

Muchos fueron los motivos de oración propuestos por las mujeres cubanas relacionados con el contexto en la región, entre ellos, la salud de las miles de personas afectadas por la epidemia del Zica.

“La liturgia también tiene que abrir espacio para la oración por el momento presente, por lo cual fue muy bueno incluir este motivo. Decimos que el Día Mundial de oración no es sólo orar como un acto aislado de la vida cotidiana. La oración implica acción. Uno de los resultados de este proceso es la toma de conciencia de los problemas que tiene la gente en un país y esto ayuda también a las personas de otros países a tomar conciencia de sus propios problemas, de su propia situación”, según Oliveira.

Sobre ésto Dopico añadió, “el mensaje que damos es el del compromiso de Cuba y la disposición de siempre ayudar, de siempre dar un paso en favor de aquellos que están en necesidad.”

El programa mundial por la jornada de oración, preparado por mujeres de varias regiones de Cuba, incluye también estudios bíblicos, un culto para niños y niñas y la sistematización de informaciones sobre la realidad cubana.

“Estamos orando en el momento correcto para Cuba”

El Día Mundial de Oración y las actividades que integran el programa en Cuba se celebran en una fecha próxima a la visita a la isla del Presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, como parte del proceso de normalización de relaciones entre ambos países.

“En el caso del bloqueo son ya muchos años de algo que consideramos que es injusto, porque es inhumano en sí mismo. En este contexto de búsqueda de normalización de relaciones con los Estados Unidos el propio presidente pidió al Congreso que tuviera en cuenta el hecho de que fuese levantado el embargo. Creemos que esta oración no sólo de los cubanos, sino de millones de cristianos alrededor del mundo, sea no solamente escuchada por Dios, sino también por aquellos que pueden tomar la decisión de levantarlo”, expresó Dopico.

Por su parte, Oliveira añadió que “hacer la celebración en Cuba en este momento en que muchas cosas están cambiando nos hace sentir que estamos orando en el momento correcto para Cuba. Es un tiempo en que ustedes están experimentando un reencuentro, una nueva aproximación con países con los que no estaban pudiendo tener relaciones diplomáticas, especialmente Estados Unidos. Es una etapa que se está superando. Nuestra oración es parte de ese proceso de diálogo, de reencuentro, de respeto mutuo y de la búsqueda de la justicia y paz”.

El movimiento ecuménico ha tenido un rol activo en la lucha internacional por la eliminación del bloqueo contra Cuba que, aún cuando se haya avanzado en algunos aspectos, en otros como el financiero experimenta un recrudecimiento. Sobre ésto, Oliveira refirió que “las iglesias y la gente que entienden el impacto del bloqueo, especialmente en la vida de los niños y niñas, han orado, se han pronunciado y han buscado la manera de influir para que el embargo sea suspendido. Esto está presente todavía en nuestras oraciones y en lo material continuamos diciendo que necesitamos hacer más como iglesias y como pueblo para denunciarlo hasta que pueda terminar.”

El Día Mundial de Oración busca potenciar la solidaridad, la unidad cristiana y la reflexión sobre temas de la realidad, entendiendo el poder de la oración como acción eficaz del pueblo de Dios. Así mismo sirve para sensibilizar a los pueblos con las problemáticas de otras personas, países y culturas, y orar con y para ellos.

PorComunicaciones CIC

Sueños jóvenes para un ecumenismo comprometido

La importancia de la juventud como grupo social en los procesos de desarrollo de la iglesia, es entendida por la dirección y los proyectos que impulsa el CIC. Por ello, un encuentro, en uno de los salones de la institución con sede en La Habana, reunió a jóvenes líderes de diferentes confesiones de fe cristiana del país.

Además de representantes de la Iglesia Presbiteriana Reformada, la Fraternidad de Iglesias Bautistas, la Iglesia Cristiana Pentecostal, la Iglesia Santidad Pentecostal, la Iglesia del Nazareno, la Iglesia Misión Mundial de Pinar del Río y la Iglesia del Evangelio Completo, en la actividad estuvieron presentes coordinadores de los programas y áreas del CIC y miembros de la Iglesia Presbiteriana de Nashville, Tennessee, en Estados Unidos, de visita por estos días al Consejo.

El objetivo de la reunión fue intercambiar acerca del trabajo del programa de Juventud de la Institución, así como el quehacer actual y los proyectos que desarrollan las pastorales jóvenes de diferentes iglesias cubanas.

Durante casi tres horas, el intercambio arrojó luces al trabajo social que se genera en los espacios eclesiales y ecuménicos, en la importancia del aspecto formativo para la capacitación bíblico teológica juvenil y en las acciones de acompañamiento a experiencias concretas en toda la nación que demandan la presencia de los jóvenes cristianos.

Entre las opiniones más importantes estuvo la de volver a ganar los espacios donde tradicionalmente la juventud ha sido protagonista dentro de las iglesias, así como la necesidad de resignificar los valores éticos de este grupo etario.

Juicio aparte mereció el tema de la evangelización efectiva, para estas edades.

El cónclave demostró que la juventud cristiana experimenta una gran capacidad movilizador y se constituye en el motor principal de la sociedad y de los espacios donde se inserta. Sus sueños, ideas y proyectos redundarán en la unidad del movimiento ecuménico cubano.

PorComunicaciones CIC

“Es impresionante volver y continuar apoyando la obra de Dios en Cuba”

•    Entrevista realizada a Marco Herrera, director de las Sociedades Bíblicas Americanas y Luis Forlim, director general de la imprenta bíblica de las Sociedades Bíblicas de Brasil, por el equipo de comunicaciones del CIC

Llegan a la sede del Consejo de Iglesias de Cuba, como los amigos habituales de este pueblo al que han acompañado desde hace varios años en los andares teológicos. Marco Herrera, director de las Sociedades Bíblicas Americanas y Luis Forlim, director general de la imprenta bíblica de las Sociedades Bíblicas de Brasil están en nuestro país y conversan sobre la visita y los nuevos desafíos y oportunidades de las Sociedades Bíblicas en el contexto cubano actual. Han sido invitados a colaborar en la planeación de la imprenta bíblica en Cuba, única de su tipo en el país y a elaborar un plan de implementación en su primera etapa.

Marco Herrera (MH): Esta imprenta bíblica tiene el objetivo de proveer de forma continua y estable las publicaciones bíblicas a la iglesia cristiana en Cuba, en sus múltiples denominaciones -la iglesia protestante, las iglesias evangélicas, católicas y ortodoxas. Son cuatro, sus propósitos fundamentales: el evangelismo, la ayuda en la formación y educación de los pastores y laicos, el discipulado y la educación cristiana, y la publicación de materiales que difundan los valores bíblicos atendiendo a las más variadas necesidades de tipo social. En fin, que sea un instrumento para que la gente conozca qué es lo que Dios quiere decirles a través de su palabras.

Luis Forlim (LF): En Brasil tenemos la segunda imprenta más importante a nivel mundial en la producción de biblias, con una experiencia de 21 años en el área de las publicaciones e impresiones de la palabra de Dios. Para nosotros es un placer contribuir en el inicio de este gran proyecto que dará frutos, no solo para Cuba, sino también para gran parte del Continente. Ahora estamos en la fase de estudiar el contexto para comenzar la producción desde este país. La gran importancia de tener una gráfica propia es atender a las iglesias y producir para ellas y así contribuir a su crecimiento. Además de dinamizar la evangelización con los mensajes del movimiento protestante cubano.

MH: Es impresionante volver a este país, décadas después de nuestra primera visita a fines de 1999 cuando colaborábamos con la Comisión Bíblica de Cuba. Eran nuestros primeros pasos comunes, en las condiciones concretas en la que se encontraba el país. En aquel entonces el gobierno facilitaba la importación de biblias y material bíblico y contribuimos a establecer sistemas de recepción, control de inventarios y distribución en toda la nación.
Los desafíos se presentaban por todas partes para hacer llegar una biblia a cada cristiano de la isla, pero la creatividad propia del cubano, hizo posible la utopía. Fue una experiencia fundamental en nuestras vidas, donde llegamos a conocer a este pueblo, a quererlo y a unir los lazos de la amistad. Sin dudas es impresionante estar nuevamente aquí, ayudándoles otra vez a impulsar un nuevo sueño.
Un sueño que entraña responsabilidades en este escenario de apertura que vive el país hoy, de proveer alternativas de contenido bueno, de llenar vacíos de información con buenos materiales. La gente está buscando esos contenidos. El reto es proveerles mensajes eficaces, que les sean de beneficio espiritual. Hoy la infraestructura en Cuba está cambiando y desarrollándose y es la oportunidad para insertarnos en los cambios y difundir el mensaje y la palabra de Dios.

LF: Sin dudas es un honor contribuir en estos propósitos y hacerlo en este año, cuando se celebra el 75 Aniversario de la Creación del Consejo de Iglesias de Cuba. Una institución que ha conseguido congregar a las denominaciones y trabajar todos para la fe cristiana, en la obra de Dios para este pueblo.

MH: Nos unimos a las felicitaciones al CIC, que ha sido un instrumento de Dios en la vida de la iglesia cristiana en Cuba. El trabajo de esta organización que ha unido a muchos grupos de cristianos extendiendo el mensaje de paz, el mensaje de salvación del evangelio de Dios, ha sido clave.

        IMG_9309                            IMG_9320

PorComunicaciones CIC

Rev. Michael Lapsley visita el Consejo de Iglesias de Cuba

El rev. Michael Lapsley, vicepresidente del Consejo Sudafricano de Iglesias, compartió con líderes del Consejo de Iglesias de Cuba, en especial con su presidente, Rev. Joel Ortega Dopico, como parte del programa de su visita al país con motivo de la presentación de su obra “La redención del pasado. De la lucha por la libertad a la Sanación”, en la Feria Internacional del Libro de La Habana.
En su encuentro en el CIC, sostuvieron conversaciones sobre posibilidades de colaboración y trabajo futuro con el Instituto de Sanación de la Memoria, del cual es creador y director, dialogaron de la realidad eclesial y la participación de las iglesias en los procesos sociales actuales e intercambiaron experiencias del quehacer ecuménico en los diferentes contextos.
El rev. Lapsley ha dedicado más de 25 años a obras destinadas a acompañar a víctimas de la violencia en todo el mundo, desde su sobrecogedor testimonio de vida luego de perder ambas manos y un ojo a causa de un paquete bomba, cuando luchaba contra el Apartheid en Sudáfrica.
Dentro de su programa de visita también se encuentra la participación este domingo en el culto de la iglesia episcopal “Santísima Trinidad”, de La Habana.