“Sé fiel hasta la muerte y yo te daré la Corona de la Vida.”

La Habana, 3 Mayo de 2021

El Muy Reverendo Pablo Oden Marichal Rodríguez, se caracterizó por su fidelidad. Fue siempre fiel y consecuente con sus principios, los cuales defendió con valentía y claridad, por muy complejos y peligrosos que fueran los escenarios en que le correspondió presentarse. Lo definió un pensamiento versátil y profundo. Su dedicación a la iglesia y a su patria constituyeron una marca indeleble de su carácter. Siempre humilde y apegado a su pueblo, con un espíritu humano y pastoral.

Hoy, 3 de Mayo de 2021, Oden se nos adelanta en el camino al Padre, a la presencia de aquel cuyo reinado de justicia y paz no tendrá fin. A edificar ese reino, concebido desde las luchas cotidianas de cada día dedicó su vida, su pensamiento y su obra toda.

Siempre fue un faro para muchos, que emitía su luz desde su labor como sacerdote, profesor, Rector del Seminario de Teología de Matanzas, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Directivo de la Conferencia de Iglesias del Caribe, Diputado, fundador y primer coordinador de la Plataforma Interreligiosa Cubana.

Sus aportes a la iglesia y sociedad cubanas son invaluables y parte de la propia historia de luchas y vida de nuestro pueblo. Su pensamiento, pastoral, teológico y político, lo hacen un pensador indispensable de nuestro tiempo. Para el movimiento ecuménico cubano marcó una pauta con su desempeño en la Primera Celebración Evangélica Cubana, que bajo el lema de: “Paz, Amor y Unidad, Jesucristo por todos y para todos” se desarrollara a todo lo largo y ancho de nuestro país en el año 1999.

En el marco de las celebraciones por los 80 años de vida y servicio del Consejo de Iglesias de Cuba, estaremos glorificando a Dios y dándole gracias por este buen siervo y fiel. Para hacer el bien, para todo aquello que es honesto, puro, limpio y verdadero siempre podíamos contar con él y seguiremos haciéndolo a través de su legado.

Nuestro sentido pésame para la Iglesia Episcopal en Cuba en la persona de su Ilustrísima Obispa Griselda Delgado del Carpio.

Nuestras condolencias y todo nuestro amor y acompañamiento se extienden a su familia, a su compañera inseparable y amada esposa Laura, junto a su hija Greter y nieta Gabriela; su hija Rosa Elena con sus nietas, Masiel y Rosangela, y su hijo Oden Carlos con sus nietas Gabriela y Marena.

“Oí una voz del cielo que me decía: «Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor.» Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.” Apocalipsis 14:13.

Rev. Antonio Santana. Presidente
Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo