Archivo mensual 18 febrero, 2021

image_pdfimage_print
PorComunicaciones CIC

Carta de Iglesias y organizaciones basadas en la fe en los Estados Unidos al presidente de ese país

image_pdfimage_print

A continuación el texto íntegro de esta misiva.

Presidente Joseph R. Biden

La Casa Blanca

1600 Pennsylvania Avenue NW

Washington, DC 20500

 

Querido Señor Presidente:

Como instituciones religiosas y organizaciones de ayuda humanitaria basadas en la fe, muchos de nosotros, con estrechos lazos de compromiso por largos años con las comunidades y el pueblo de fe cubanos, apreciamos enormemente su compromiso de “revertir las políticas fallidas de Trump que infligieron daño a los cubanos y sus familias”.

Abogamos y apoyamos firmemente los cambios que dieron un giro radical en la política entre Estados Unidos y Cuba de la administración Obama. Si bien nuestros dos gobiernos tienen desacuerdos importantes, es mejor abordarlos mediante un diálogo y un compromiso respetuosos. Restablecer estas políticas de la era de Obama en este momento es fundamental. Los cubanos comunes, incluidos los miembros de iglesias y de otras comunidades religiosas, estaban sufriendo un aumento del desempleo y el hambre debido a las restricciones de la Administración Trump, incluso antes de la devastación de las restricciones de viaje de COVID.

La libertad religiosa y la vida religiosa han crecido drásticamente en Cuba en las últimas dos décadas, y la asistencia religiosa – entre las comunidades católica, ortodoxa, protestante, judía y musulmana – también ha aumentado. La comunidad de fe está desempeñando un papel más importante en la vida del pueblo cubano, y esperamos su continuo crecimiento y expansión. Revertir las políticas de la Administración Trump y dar nuevos pasos hacia la normalización total ayudará a promover la libertad religiosa y los derechos humanos en Cuba. Creemos que Estados Unidos puede lograr estos objetivos mediante la participación en lugar de mediante un régimen de sanciones punitivas. La reanudación también defenderá la libertad religiosa de los estadounidenses para interactuar con el pueblo cubano.

Le pedimos que tome una acción ejecutiva que devuelva las regulaciones que rigen los viajes, las remesas y el comercio con Cuba a donde estaban el 20 de enero de 2017. La administración Trump restringió las remesas enviadas por iglesias, cubanoamericanos y otras personas estadounidenses a familias en Cuba, limitó los viajes familiares y los viajes de persona a persona fueron restringidos para todos los ciudadanos estadounidenses, se limitaron las exportaciones agrícolas a Cuba y se debilitaron las oportunidades de comercio e inversión que benefician a la sociedad estadounidense y al pueblo cubano, especialmente en el creciente sector privado cubano. Le instamos a que revoque inmediatamente estas medidas.

También le pedimos que revoque por acción ejecutiva las decisiones de la Administración Trump de reintegrar a Cuba en la lista de “Estados patrocinadores del terrorismo” y permitir demandas privadas contra inversionistas de terceros países en Cuba bajo el Título III de la Ley de Libertad Cubana y Solidaridad Democrática de 1996 (Ley LIBERTAD).

Lo instamos a reconstruir la presencia diplomática de Estados Unidos en Cuba, dotando de personal completo a nuestra embajada, especialmente a nuestro personal consular. Si bien debemos estar alerta a posibles problemas de salud y la seguridad de nuestros diplomáticos, es claramente de interés para los Estados Unidos contar con todo el personal en nuestra embajada. Le instamos a que reanude todos los servicios consulares que permitirían a los ciudadanos cubanos volver a participar a través de viajes con sus familias en los Estados Unidos y con la sociedad estadounidense en general. Esto ampliará de manera vital los intercambios religiosos, culturales, artísticos, ambientales, educativos, científicos y deportivos entre nuestras sociedades. Es particularmente importante para las comunidades religiosas de los Estados Unidos que el clero y los líderes religiosos cubanos puedan viajar fácilmente a los Estados Unidos para participar en conferencias y eventos basados en nuestra fe y otros eventos religiosos.

Cubrir todas las capacidades de personal necesario de nuestra embajada facilitará los diálogos bilaterales sobre temas de interés mutuo. En línea con esto, le instamos a permitir aumentos paralelos en la dotación de personal de la embajada de Cuba aquí en los Estados Unidos.

Nosotros y nuestros hermanos de fe en Cuba hemos pedido durante mucho tiempo el fin del embargo estadounidense sobre Cuba y el desarrollo de relaciones normales entre nuestros dos países. Estamos convencidos de que tanto a los Estados Unidos como al pueblo cubano les conviene avanzar en la normalización.

El proceso de normalización beneficiará a las personas de fe y organizaciones religiosas en Cuba y Estados Unidos al crear más oportunidades de apoyo y aliento mutuos. Beneficiará al pueblo cubano que enfrenta circunstancias económicas y humanitarias difíciles y responderá a las preocupaciones sobre su bienestar entre la comunidad cubanoamericana aquí en los Estados Unidos.

Nuestro país se beneficiará a medida que ampliemos la cooperación en temas de interés mutuo, incluido el abordaje de la pandemia de COVID-19, el cambio climático, la seguridad, las relaciones entre pueblos y el aumento de los viajes, el comercio y el comercio. Y permitirá a Cuba participar más fácilmente en sus propios procesos internos de reforma y debate político. Estamos convencidos de que redunda en interés tanto de los Estados Unidos como del pueblo cubano y, en particular, será beneficioso para las comunidades religiosas en Cuba avanzar en la normalización de las relaciones cubano-estadounidenses

Nos comprometemos a apoyarlo en estas acciones y a alentar a los miembros del Congreso a apoyar el compromiso de Estados Unidos con Cuba y poner fin al embargo.

Por favor sepa que usted y su familia, la Vicepresidente Harris y su Administración están en nuestras oraciones.

Atentamente,

Comité de Servicio de Amigos Americanos

Alianza de Bautistas

Oficina de Justicia Social de la Iglesia Cristiana Reformada

Iglesia de los Hermanos, Oficina de Política y Consolidación de la Paz

Servicio Mundial de Iglesias

Centro de Discípulos para el Testimonio Público

La Iglesia Episcopal

Iglesia Evangélica Luterana en América

Comité de Amigos de la Legislación Nacional

Ministerios Globales de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo) y la Iglesia Unida de Cristo

Oficina de Asuntos Globales de Marynoll

Comité Central Menonita Oficina en Washington de EE. UU.

Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de EE. UU.

Pax Christi Estados Unidos

Iglesia Presbiteriana (EE. UU.)

Iglesia Unida de Cristo, Ministerios de Justicia y Testimonios

Iglesia Metodista Unida, Junta General de Iglesia y Sociedad

Porcicadmin

Dios permanece entre nosotros

image_pdfimage_print

En medio de los desafíos que nos presenta este año 2021, compartimos con ustedes este documento como un llamado a un camino de respeto mutuo, diálogo, apego al derecho internacional y a las normas civilizadas de convivencia que han de primar entre las naciones.

Desde el Consejo de Iglesias de Cuba hacemos una invitación a suscribirse a él todas las personas que así lo deseen.

“Nadie ha visto jamás a Dios, pero si nos amamos los unos a los otros, Dios permanece entre nosotros, y entre nosotros su amor se ha manifestado plenamente.”

1 Juan 4:12

Hace algo más de un mes que comenzamos el 2021, un año más, que sin dudas nos trae grandes desafíos. Somos convocados a la creatividad, la búsqueda de soluciones y el andar en esperanza; como aquellos caminantes de Emaus, “ardiendo nuestros corazones en nosotros” junto al Resucitado (Lucas 24:32). Nuevas maneras de pensar, de encontrar respuesta a las necesidades, de superar retos, de avanzar en distintos modelos de ser iglesias; en fin, otras maneras de caminar juntos y juntas como familias, como iglesias, como pueblos, siguiendo el propósito de Dios.

En ese mismo espíritu, las iglesias cubanas y estadounidenses nos acompañamos mutuamente y nos esforzamos orando y actuando en favor del Reinado de Dios, unánimes en misión, amor y fe. Hemos recorrido un camino cuyo inicio se remonta a la década de los años 80 del siglo diecinueve. Ahora, en el primer cuarto del siglo veintiuno, afirmamos nuestra vocación ecuménica y nuestra visión Cristocéntrica del Evangelio de la paz, la justicia y la verdad, que nos traen, desde hoy y desde aquí, la vida plena y abundante del Reinado venidero. Nuestros pueblos y nuestras iglesias, sufren por causa de la estimulación a la violencia que se produce desde grupos y sectores que se oponen a esa vida plena proclamada y compartida por nuestro Señor y Salvador Jesús.

La lista de sanciones, de discursos y actos para la estimulación al odio, la proclamación de toda clase de calumnias y el establecimiento de mecanismos para destruir los sueños de un pueblo es extensa y cruel; sobre todo cuando la humanidad se esfuerza por vencer, en una lucha internacional sin precedentes, contra una fatal enfermedad y además agudizada por las prácticas inhumanas de políticas depredadoras que destruyen el medio ambiente, la sociedad, la cultura. Todo esto ha colocado al planeta en una situación de múltiples amenazas y riesgos. También, el propio pueblo estadounidense ha visto escenas que nunca habría imaginado de xenofobia, racismo, supremacía blanca y hasta manifestaciones nazis.

Las voz profética de nuestras iglesias se ha levantado, no queremos un mundo de odio sino de amor, no de muros sino de puentes, no de guerras sino de paz, no de enfermos que mueren sino de seres saludables y con acceso a los medios para tener esa salud; no una humanidad de desigualdades sino de equidad y justicia, de fraternidad constructiva, de personas libres, que vivan en fraternidad y hermandad solidaria. Un mundo que se acerque a aquel al cual Dios mismo miró y “vio que era bueno en gran manera”.  Agradecemos a Dios, el compañerismo mutuo de nuestras iglesias. En especial destacamos el más reciente acto de amor, en el que un amplio grupo de iglesias y organizaciones, en una carta al Secretario de Estado de los Estados Unidos se expresan, considerando como un acto injustificado y cruel, el incluir a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Elevamos nuestras oraciones por el pueblo y las iglesias de los Estados Unidos, por todas las afectaciones producto de la pandemia COVID 19 y las familias que sufren por esta causa con tanta muerte, separación y dolor, además por todos los conflictos y complejidades vividas en torno a las elecciones y que han mostrado muchas vulnerabilidades y peligros para la sociedad. Oramos porque reinen el amor y la paz. Queremos y oramos por un camino de respeto mutuo, diálogo, comprensión entre iguales, apego al derecho internacional y a las normas civilizadas de convivencia que han de primar entre las naciones. Manifestamos que en medio de todas las adversidades y pruebas, estaremos confiados, porque grande e inconmensurable es aquel que nos amó, porque “grandes cosas ha hecho  Dios con nosotros”  (Salmo 126:3).

ASEL Acción Social Ecuménica en América Latina

Director Rev. Obed Erelio Martinez Lima

Centro Cristiano de Reflexión y Diálogo

Directora Rita María García Morris

Centro de Estudios del CIC

Director Rev. Luis Carlos Marrero Chasbar.

Centro Martín Luther King Jr.

Coordinador Ejecutivo Joel Suarez Rodés,

Centro Oscar Arnulfo Romero

Director Gabriel Coderch Díaz

Consejo de Iglesias de Cuba.

Presidente Rev. Antonio Santana Hernández

Coordinación Obrero Estudiantil Bautista de Cuba (COEBAC)

Rev. Eduardo Gonzales

Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba FIBAC

Presidenta María Zaida Hernández Gutierrez

Iglesia Amigos Cuáqueros

Presidente Jorge Peña Reyes

Iglesia Apostólica de Jesucristo

Obispo Bárbaro González

Iglesia de Cristo en Cuba

Rev. Ángel Ammiel Pérez Díaz

Presidente Junta Directiva

Iglesia El Pesebre Pentecostal de Cuba.

Rev. Humberto  Argudín Ramos. Presidente

Iglesia Episcopal

Obispa Griselda del Carpio Delgado

Iglesia Evangélica Libre

Rev. Marcial Miguel Hernández Salazar. Presidente

Iglesia Evangélica de Confesión Luterana en Cuba

Obispo Ramón Miguel Benito Ebanks

Iglesia Evangelica Unida en Cuba Sínodo Luterano

Obispo Ismael Laborde Figueras.

Iglesia Evangelio Cuadrangular

Presidenta Mayra Catalina Cruz Alvarez

Iglesia Fuente de Salvación Misionera

Rev. Pedro Ricardo Fernández Molina

Iglesia Hermandad Cristiana Agraria

Rev. Nehemías Cárdenas

Iglesia Misionera de Dios

Obispo Rev. Moisés Fortes Sardiñas

Secretario Ejecutivo Eris Figueroa Adan

Iglesia Morava en Cuba

Presidenta Tania Sánchez

Iglesia Presbiteriana Reformada en Cuba. IPRC

Moderadora Presbítera Pastora Dora Esther Arce Valentín

Instituto Cristiano de Estudios sobre Género.

Coordinadora General Lic. Moraima González Ortiz.

Instituto Superior Ecuménico de Ciencias de la Religión ( ISECRE)

Director Presbítero Gobernante Dr. Reinerio Arce-Valentín.

Movimiento Estudiantil Cristiano MEC

Presidenta Dianet de la Caridad Valdés

Seminario Evangélico de Teología en Matanzas.

Presbítero Pastor Carlos Emilio Ham Stanard

Hon. Canon. Rev. Pablo Odén Marichal Rodríguez

Ex Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba 1995 – 2000

Ex Rector del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas

Diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular

Rev. Rhode Gonzales Zorrilla

Ex Presidenta Consejo de Iglesias de Cuba.

Rev. Daylíns Rufín Pardo

Especialista del Área de Articulación Ecuménica Fe y Sociedad del Centro ” Oscar Arnulfo Romero”,

Ex Directora del  CECIC

Rev. Izette Samá Hernández

Coordinación Colegiada CMLK

Pastora Presbiteriana.

Rev.  Kirenia Criado Pérez,

Coordinación Colegiada CMLK

Pastora Cuaquera.

Rev. Joel Ortega Dopico

Secretario Ejecutivo Consejo de Iglsias de Cuba

Rev. Lidia Ester Aguiar

Vicepresidenta del Consejo de Iglesias de Cuba.

Rev. Ofelia Mirian Ortega Suárez

Ex Presidenta para América Latina del Consejo Mundial de Iglesias

Ex Rectora del Seminario Evangélico de Teología de Matanzas

Rev. Daniel Montoya Rosales

Profesor de Teología

Pastor Presbiteriano.

Rev. Raúl Suarez Ramos

Pastor Emérito de la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao.

Director fundador del CMMLK

Ex Presidente Consejo de Iglesias de Cuba. CIC 1987 – 1991