Archivo anual 7 agosto, 2020

image_pdfimage_print
Porcicadmin

Comunicado del Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba.

image_pdfimage_print

Matanzas, 7 de agosto de 2020
“Orar sin cesar” (1 Ts 5:17)
Querida familia de la fe:

Confiados totalmente en que el cuidado de Dios nunca falta, nuevamente hacemos un llamado a perseverar en nuestro sentido de responsabilidad por la vida. El incremento de los nuevos de casos positivos a la COVID-19 en La Habana y Artemisa, unido a nuevos casos en provincias que no reportaban casos desde hace varias semanas, nos pone en alerta.
En el nuevo escenario que nos encontramos, insistimos en estar atentos al plan de medidas que se adoptan por el Consejo de Defensa Provincial en cada provincia, animando a suspender temporalmente las celebraciones litúrgicas en La Habana y Artemisa, atendiendo al riesgo epidemiológico que representan dichos territorios. Recientemente, les compartimos los requerimientos sanitarios en el plan de medidas para la etapa de recuperación Post COVID-19, documento que debemos revisar, pero con la previsión de estar a atentos a las modificaciones que se orienten por la máxima dirección de nuestro país.
Unido a lo anterior, compartimos el mensaje enviado a la Rev Najla Kassab (Ministra Ordenada en el Sínodo Evangélico Nacional del Líbano y Presidenta de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas) quien nos visitara y participara en un panel en ocasión de la IV Conferencia Internacional “Por el equilibrio del Mundo”, organizada por la Oficina del Programa Martiano del 28 al 31 de enero de 2019. Y en el Sínodo de la Iglesia Presbiteriana Reformada de Cuba.
Querida Najla: Desde el Consejo de Iglesias de Cuba, manifestamos nuestro profundo sentir por los acontecimientos recientes en Beirut. Nos solidarizamos con todas las familias que han perdido a sus seres queridos, así como también oramos por los heridos y la esperanza en que se encuentren con vida a los desaparecidos. Pedimos por la las iglesias del Líbano y por la restauración de Beirut. Oramos a Dios por su consuelo y fuerzas en este momento difícil. Abrazos fraternos.
A dicho mensaje, la Reverenda respondió muy agradecida, mostrando en medio del dolor, la necesidad de palabras de aliento y solidaridad en el complejo momento por el que atraviesa país. Manifestando también, su alegría por los lazos de hermandad que nos unen.
Concluyo estas palabras, recordando la exhortación del apóstol Pablo a la Iglesia en tesalónica: “Orad sin cesar, dar gracias a Dios en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús, no apaguéis el Espíritu” (1 Ts 5: 17-19).
Dios nos bendice

Rev Antonio Santana Hernández
Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

El Patriarcado Ecuménico sobre la muerte del historiador Eusebio Leal Spengler

image_pdfimage_print

El Patriarca Ecuménico Bartolomé I, expresó la profunda tristeza de la Iglesia Madre de Constantinopla por el fallecimiento de Eusebio Leal Spengler.

El principal líder espiritual del mundo cristiano ortodoxo, manifestó su pesar mediante una carta abierta de S.E. Atenágoras Metropolitanas de México, en donde transmitió sus condolencias en nombre del Patriarcado Ecuménico al gobierno, a la familia y al pueblo de Cuba.

Su Santidad, el Patriarca Ecuménico Bartolomé expresa la profunda tristeza de la Iglesia Madre de Constantinopla por el fallecimiento de Eusebio Leal Spengler, un destacado intelectual cubano, quien fue el director del programa de restauración del centro histórico de la ciudad vieja de La Habana, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Sello del Patriarcado Ecuménico

Sello del Patriarcado Ecuménico

El siempre memorable Eusebio Leal, un socio cercano del presidente Fidel Castro Ruz, un distinguido historiador y amante de la cultura bizantina, hizo una contribución decisiva a la construcción de la Iglesia de San Nicolás en el casco antiguo de La Habana. Él mismo visitó el Centro Sagrado en Phanar a principios de la década de 2000 para expresar a Su Santidad la voluntad del presidente Fidel Castro y el gobierno cubano de erigir una Iglesia ortodoxa de estilo bizantino y ofrecérsela al Patriarcado ecuménico.

Para este propósito, el fallecido Sr. Leal trabajó estrechamente con S.E. Atenagoras Metropolitanas de México, también responsable del cuidado pastoral de los fieles ortodoxos en Cuba, y siempre había mostrado un gran interés en los asuntos de la Iglesia Madre.

Eusebio Leal, Historiador de la ciudad de La Habana y Bartolomé I Patriarca Ecuménico, Arzobispo de Constantinopla y Nueva Roma.

Eusebio Leal, Historiador de la ciudad de La Habana y S.E. Atenágoras Metropolitanas de México

En enero de 2004, en una ceremonia histórica, el entonces presidente Castro, en presencia de una gran multitud, entregó simbólicamente la llave del Templo Sagrado al Patriarca Ecuménico, quien lo consagró. Su Santidad, a través de S.E. Atenagoras Metropolitanas de México expresó sus condolencias en nombre del Patriarcado Ecuménico al Presidente, al Gobierno y a la familia de los difuntos, pero también al pueblo de Cuba.

Vea la Carta Abierta de S.E. Atenágoras Metropolitanas de México por el fallecimiento de Eusebio Leal Spengler, Historiador de la ciudad de La Habana

Fuente: Página web del Patriarcado Ecuménico de Constantinopla

 

Porcicadmin

Incluir a Cuba en la Lista Especial de Vigilancia sobre la libertad religiosa es una atrocidad por parte del gobierno de los EE. UU.

image_pdfimage_print
Rev. Jim Winkler.

El reverendo Jim Winkler, presidente y secretario general del Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en los EE.UU., dirigió una carta a la presidenta de la Cámara de Representantes Nancy Pelosi y al secretario de Estado Mike R. Pompeo para expresar su preocupación porque Cuba haya estado y siga figurando en la “Lista Especial de Vigilancia” de la Comisión de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional.

En el texto, el reverendo Winkler explicó la naturaleza de las relaciones de los cristianos estadounidenses y cubanos y que, a través de varias visitas de delegaciones eclesiásticas de alto nivel y otros intercambios, “han sido testigos de primera mano de la libertad por la cual los cubanos pueden expresar su fe”. “Durante estos años, hemos construido una relación de confianza, y en base a esta confianza sabemos que lo que hemos visto con nuestros propios ojos es una fe genuina y una vida de iglesia sólida”, agregó.

Según la carta, acciones como la inclusión de Cuba en la “Lista Especial de Vigilancia” han retrasado las tendencias positivas en Cuba, principalmente aquellas relacionadas con el acercamiento con los Estados Unidos. “La libertad religiosa existe en Cuba, y esta acción de nuestro gobierno refleja una desafortunada negación de esta realidad, y solo refuerza las tendencias de empeoramiento en las relaciones entre nuestros dos países”.

El Consejo Nacional de las Iglesias representa a 40 millones de cristianos en los Estados Unidos, con 38 iglesias miembros. La institución tiene una estrecha relación con el Consejo de Iglesias de Cuba.

El reverendo Winkler reconoció que los beneficios de los programas y servicios del Consejo de Iglesias de Cuba no serían posibles sin libertad religiosa. Al respecto, expresó que “el financiamiento otorgado para socavar tal realidad no solo facilita la denigración de esta historia, sino que sirve para impedir los ministerios que las iglesias brindan al pueblo cubano. También amenaza la floreciente realidad interreligiosa en el terreno ”.

El reverendo Winkler concluyó su carta diciendo: “Incluir a Cuba en la” Lista Especial de Vigilancia “es un lapso de juicio atroz por parte del Gobierno de los Estados Unidos. Por lo tanto, solicitaría que se elimine el país de esta lista ”.

(Cubaminrex – Embajada de Cuba en Estados Unidos)

Nota original en inglés:

http://www.minrex.gob.cu/en/include-cuba-special-watch-list-egregious-lapse-judgment-part-us-government

PorComunicaciones CIC

Condolencia por la partida del Congresista John R. Lewis. Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

La Habana 19 Julio de 2020

El Consejo de Iglesias de Cuba, se une a todas las expresiones de condolencias por la partida del Congresista de los Estados Unidos de América John Robert Lewis. Su vida desde la fe, ha sido fiel ejemplo y testimonio de las más auténticas luchas por la justicia, la igualdad y la paz.

De John Robert Lewis el Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos expresó:

“No solo fue un miembro del Congreso de 17 períodos, sino también un ícono de los derechos civiles y un héroe estadounidense cuya vida ejemplificó el liderazgo de servicio y el fiel testimonio público. Inspiró a generaciones con su coraje y optimismo, y trabajó incansablemente para dirigir a nuestra nación a la altura de sus ideales más nobles. De hecho, con sus muchos sacrificios y audaz activismo, el congresista Lewis inclinó el largo arco del universo moral hacia la justicia”

Para el congresista Lewis, su activismo fue motivado por su fe: “El movimiento de derechos civiles se basó en la fe. Muchos de nosotros que participamos en este movimiento consideramos nuestra participación como una extensión de nuestra fe. Nos vimos a nosotros mismos haciendo el trabajo del Todopoderoso. La segregación y la discriminación racial no estaban en consonancia con nuestra fe, por lo que tuvimos que hacer algo”.

Nos sentimos plenamente identificados con la declaración del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los Estados Unidos, donde se expresan los grandes valores y la consistencia de este gran hombre.

De John Robert Lewis podríamos decir con José Martí “Culminan las montañas en picos y los pueblos en hombres” El Congresista John R. Lewis es uno de esos pueblos hecho hombre. Su vida y su obra así lo atestiguan.

Nuestro más sentido pésame a los familiares y amigos de John Robert Lewis , y al pueblo norteamericano en general. Nuestras plegarias al Todopoderoso Dios.

Revelacion 12:13 “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.”

Rev. Antonio Santana Hernández. Presidente

Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo

Fotografìa: cnnespanol.cnn.com

 

PorComunicaciones CIC

Mensaje de la Iglesia Morava en Cuba acerca de la libertad religiosa en el país

image_pdfimage_print

26 de Junio del 2020

A muchos líderes religiosos en Cuba, nos ha causado tristeza que nuestro país sea incluido en la lista de vigilancia preparada por el gobierno de Estados Unidos, mintiendo que en nuestro país se limitan la libertad religiosa.

Los líderes y pastores de nuestra Iglesia Morava en Cuba podemos dar fe de nuestro trabajo evangelizador y ministerial a lo largo y ancho de nuestro país.

Somos parte activa del movimiento ecuménico Cubano y miembro del Consejo de Iglesias de Cuba.

Participamos en la atención diaconal en los diferentes lugares donde trabajan nuestras congregaciones, ayudamos en diferentes hospitales de nuestro país, tenemos purificadores de agua y servimos a nuestro pueblo distribuyendo agua filtradas desde nuestros templos, hemos repartidos miles de Biblia y materiales bíblicos en todo el país, celebramos nuestros cultos con toda libertad.

Nuestra visión es llevar adelante la construcción del Reino de Dios, en amor, cordialidad y hablando de la salvación en Jesucristo y le podemos asegurar que cada domingo nuestras congregaciones pueden gozarse en nuestros cultos.

Nuestra entrega es servir a nuestro pueblo acorde a nuestras posibilidades y podemos asegurar que lo hacemos con toda autonomía.

Celebramos campamentos de jóvenes, donde han participados jóvenes de diferentes países incluidos de Estados Unidos, tenemos visitas de nuestras iglesias hermanas en diferentes partes del mundo y muy especialmente desde Estados Unidos, fomentamos la superación teológica de nuestros líderes como profesores de Seminarios Moravos de los Estados Unidos.

Pedimos a nuestros hermanos de la Fe y a nuestras iglesias hermanas Moravas en el mundo que levanten su voz, desde el conocimiento y el compartir de nuestra Iglesia Morava en Cuba, que pueden estar seguros que nuestros hermanos e iglesias cristianas en Cuba gozan de muy  buena salud espiritual y de toda la libertad para desarrollar nuestro trabajo pastoral.

El gobierno cubano garantiza y promueven el equilibrio y las oportunidades del desarrollo e igualdad de todas las religiones presentes en nuestro país.

Cuba tiene una realidad innegable, una iglesia viva que camina  con la alegría del regalo de DIOS  de ser hgi9ja de este pueblo.

En el accionar del Cristo Resucitado

Revda. Tania Sánchez Fonseca

Presidenta de la Iglesia Morava en Cuba

PorComunicaciones CIC

Declaración de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, acerca de la libertad religiosa en el país

image_pdfimage_print

La Habana 19 de junio de 2020

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (Jn 8:32)

La Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba (FIBAC) es una denominación que reconoce la plena soberanía de Dios en la persona, vida y obra de nuestro Señor Jesucristo, bajo la dirección del Espíritu Santo y en obediencia a la Palabra de Dios, habiendo sido unidos por el vínculo del amor, la lealtad y la pasión por la verdad, la paz, la justicia y la libertad que ha caracterizado al movimiento bautista desde sus orígenes.

La FIBAC tiene una membresía de 43 iglesias en 12 de las 15 provincias del país.  Nuestros principios se sustentan en los énfasis de los bautistas a través de la historia, tales como:  El Señorío de Jesucristo, la autoridad suprema de las Sagradas Escrituras, el bautismo de creyentes por inmersión, gobierno congregacional, la autonomía de la iglesia local, la separación de la Iglesia y el Estado, la libertad de conciencia y el sacerdocio universal de los creyentes.

Asimismo, tenemos como principios distintivos: la vocación ecuménica, la proyección social contextual y la equidad de género.  Somos una organización de iglesias bautistas para el servicio y la colaboración, con programa pastorales con fundamentos en la identidad bautista, la promoción de la fraternidad entre nuestros miembros, así como, con la familia bautista    mundial.  Promovemos la evangelización y la unidad entre todas las iglesias cristianas, otras instituciones religiosas y organizaciones ecuménicas, ya sea en el país o en el extranjero. Procuramos el bienestar y la paz de nuestra nación, y así llevar el Espíritu de Jesucristo a todas las esferas de la vida nacional y promovemos la formación bíblico-socio-teológica y pastoral del pueblo cristiano.

En el contexto actual, nos sigue preocupando la situación concerniente a la manera en que la administración norteamericana ha fortalecido las políticas de discriminación, de sanciones y endurecimiento del bloqueo hacia Cuba. Siendo lo más reciente, el tema relacionado a la libertad religiosa, donde hemos conocido que han puesto a Cuba en una lista de naciones donde no existe libertad.

A lo largo de 30 años nuestra FIBAC, puede dar testimonio del avance del programa misionero en nuestro país, donde se distingue:

  • El crecimiento en los diversos ministerios de la vida eclesial, basado en los valores de solidaridad, amor, paz, servicio, trabajo, ayuda mutua que son señales en el presente del Reinado de Dios.
  • El crecimiento numérico de nuestras iglesias en diversas provincias del país.
  • Ser una iglesia viva llena de niños, con jóvenes y personas adultas con gran formación.
  • La FIBAC es miembro de numerosas organizaciones no gubernamentales y cristianas internacionales y además colabora y trabaja con otras, donde se incluyen:

Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) Consejo Latinoamericano de Iglesias (CLAI) Alianza Mundial Bautista (AMB) Unión Bautista Latinoamericana (UBLA) Caribbean Baptist Fellowship (CBF) (Fraternidad Bautista Caribeña) Caribbean Council/Conference of Churches (CCC) (Conferencia de Iglesias del Caribe).

  • Tenemos relaciones de intercambio con muchas iglesias del mundo: Canadá, los Estados Unidos, Brasil, Italia y Centroamérica
  • Muchas iglesias en los Estados Unidos trabajan junto a la iglesia cubana, en unidad. Y colabora en temas como:

Nuestras relaciones con iglesias de muchos lugares del mundo, sobre todo con las iglesias hermanas de los Estados Unidos, lo llamamos hermanamientos. Es una relación sincera, de un compartir verdadero entre cristianos, donde todos aportan y comparten como iguales. Es fruto de Testimonio vivo y eficaz del evangelio de Cristo, el cual proclamamos pasando por encima de todas las barreras, en la verdad del Cristo que nos llama a vivir y a compartir.

No es cierto   y es muy mal intencionado acusar a Cuba de que en ella no hay   libertad religiosa. La libertad religiosa en Cuba se vive y se, disfruta cada día por cientos de miles de creyentes, líderes, pastores, familias, jóvenes niños y niñas, ancianos personas con discapacidad, hombres y mujeres que con su Fe hacen de sus familias y sus círculos de relaciones personas con una ética de vida coherente con los principios del evangelio que Jesucristo vino a anunciar. En Cuba tenemos el derecho de expresar nuestras creencias porque somos un estado laico.

Rev. María Zaida Hernández Gutiérrez. Presidente

Pastora Asmarys González Cruz. Secretaría de Actas

Declaración de la FIBAC

Porcicadmin

Comunicado del Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

“… Amad, pues, la verdad y la paz.”

 ​ ​ Zacarias 8:19b

Unidas y unidos para servir

La Habana 19 de junio de 2020.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), es una confraternidad de iglesias, movimientos ecuménicos​ y otras instituciones cristianas que confiesan al Señor Jesucristo como Hijo de Dios y Salvador, de acuerdo con las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento, y procuran realizar su vocación común, la gloria de Dios: Padre, Hijo y Espíritu Santo.

El Consejo de Iglesias de Cuba cuenta en su membresía con 50 instituciones entre las que se manifiestan las más diversas perspectivas del Cristianismo como ortodoxos, luteranos, reformados, cuáqueros, ejército de salvación, moravos, presbiterianos, nazarenos, pentecostales, bautistas, episcopales, ONG, centros, movimientos y seminarios para la preparación de pastores y laicos.

Trabajamos también con todas las iglesias de Cuba sean o no miembro del Consejo de Iglesias incluida la Católica. En todo este accionar y programas impactamos cada año un millón de cubanos y contamos con una red de más mil promotores voluntarios en todo el país

Nuestra misión es, propiciar espacios de encuentro, celebración, reflexión y formación de las iglesias, movimientos ecuménicos y otras instituciones cristianas, como expresión visible de la unidad a la que Dios nos llama en Jesucristo, en el servicio a nuestro pueblo.

Cultivamos la fraternidad y la unidad de la Iglesia Cristiana en Cuba, a través de la implementación de programas participativos y articulados para el contexto eclesial y social. Somos un espacio de encuentro y diálogo entre las iglesias, movimientos ecuménicos e instituciones de inspiración cristiana, centros y organizaciones afines. Promovemos una expresión ecuménica de servicio a la comunidad. Fomentamos​ la formación y superación bíblico-teológica que contribuya a un testimonio en medio de nuestra realidad.​ Desarrollamos una conciencia comprometida con el Reino de Dios y su justicia, a favor de la vida e integridad de la creación.

El Consejo de Iglesias de Cuba es una de las muchas organizaciones de la sociedad civil cubana que trabaja y vive con plenitud y libertad religiosa.​ Los cristianos y los religiosos de las diversas denominaciones vivimos en armonía y experimentamos la diversidad de la fe con apego a las diferentes tradiciones, culturas y vivencias.

La actual administración norteamericana ha potenciado políticas de Bloqueo, discriminación, de persecuciones y sanciones​ ​ que son parte de una larga lista de acciones encaminadas a asfixiar a​ ​ Cuba y derrumbar su modelo político-económico, violando su soberanía.

Uno de los ataques más recientes es el relacionado con el tema de la libertad religiosa. Han acusado a Cuba falsamente de limitar la libertad religiosa, poniendo a nuestro país en una lista de naciones en donde, según ellos, no existe la libertad religiosa. Además han aprobado 50 millones de dólares, justificando que en Cuba existe una grave situación en esa materia y pagando a individuos y grupos que articulan este falso discurso.​

Todas estas manifestaciones y acciones ignoran completamente la realidad de la sociedad y las religiones en Cuba.

Por 79 años ininterrumpidos el CIC ha vivido al servicio de las Iglesias y del pueblo.​ Aquí algunas verdades que nadie puede negar.

 

  • ​ Nuestras iglesias y religiones crecen cada día, no solo en el número de sus fieles e infraestructura sino también en su aporte y trabajo en la acción social, y en la búsqueda conjunta de un mundo y específicamente de un país mejor, basado en los valores de solidaridad, amor, paz, servicio, trabajo, ayuda mutua que son señales en el presente del Reinado de Dios.
  • ​ El estado y el gobierno cubano, garantizan y promueven el equilibrio y las oportunidades del desarrollo, en igualdad, de todas las religiones presentes en el país. (Bahais, Judíos, Islámicos, Religiones Cubanas de Matriz Africano como los Yorubas, Abakuas,​ y otros, así mismo​ Cristianos, Budistas, Espiritistas)
  • ​ Muchos eventos y programas internacionales, visitándonos hermanos de la fe de todas las latitudes del mundo, quienes son testigos presenciales y vivenciales de la vitalidad, avivamiento y expansión de la Iglesia Cubana.
  • ​ ​Cuba se ha caracterizado en los últimos 50 años por una proyección de equilibrio y coexistencia pacífica entre las religiones desde su más amplia diversidad.
  • ​ La iglesia cubana hoy es una iglesia vibrante, llena de niños y jóvenes de un alto nivel educacional, porque han recibido una educación gratuita y accesible para todas y todos. Grupos musicales y de arte hacen de los cultos y tiempos de adoración, una parte muy especial de la vida del creyente. Estos jóvenes han sido formados en Escuelas de Arte, lo cual es una evidencia de como los propios programas educativos del país han permitido una iglesia nutrida de profesionales. Muchos de los pastores y líderes tienen una gran preparación pues han realizado estudios de otras carreras universitarias, lo cual les capacita mucho más para servir al Señor.​ Es así como el Estado y las instituciones sociales y culturales aportan a la libertad religiosa.

 

El CIC es miembro de numerosas organizaciones no gubernamentales y cristianas internacionales y demás colabora y trabaja con otras.

  • Consejo Mundial de Iglesias (WCC)
  • ​ El Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo de los Estados Unidos.
  • ​ Church World Service (CWS)
  • Ministerios Globales.
  • Alianza Conjunta de las Iglesias (ACT Alianza)
  • ​ Religiones por la Paz
  • Red Global de la Sociedad Civil para la Prevención de Riesgo de Desastre. (GNDR)
  • Red latinoamericana y caribeña por los deberes y los derechos de los niños y las niñas y adolescentes REDLAMYC
  • ​ Pan para el Mundo.
  • ​ Diaconía Suecia
  • Cristofell Blainden Mision
  • Jhony and Friends.
  • PWRDF
  • Obra Misionera De Berlín
  • Federación Luterana Mundial
  • Asociación Mundial de Comunicadores Cristianos. WACC
  • ECOSOC, Consejo Económico y Social de Naciones Unidas, donde tenemos estatus consultivo.
  • Consejo Latinoamericano de Iglesias.
  • Sociedades Bíblicas Unidas

Sostenemos permanentemente relaciones de intercambio con muchas iglesias del mundo: Canadá, los Estados Unidos, Centro América, México, Sur América, La Unión Europea, Asia, África. Al igual que todas las religiones e iglesias en Cuba.​

Muchas iglesias en los Estados Unidos trabajan junto a la iglesia cubana, en unidad.​ Y colabora en temas como:

  • Programas de desarrollo sostenible de agricultura y seguridad alimentaria
  • Agua y Saneamiento, Instalación de sistemas de purificación de agua.
  • Realización conjunta de campamentos, talleres, escuelas bíblicas.
  • Construcción, mantenimientos y remodelaciones de Iglesias, espacios para la​ ​Escuela dominical y salones.
  • Distribución de Biblias y literatura religiosa.
  • Trabajo conjunto con personas con discapacidad.
  • Programas de apoyo y alimentación a ancianos, y sectores vulnerables de la Sociedad.
  • Desarrollamos trabajo en el área de mujer y género, juventud,​
  • Capellanía de prisiones.
  • Vida y salud comunitaria.
  • Emergencia respuesta humanitaria y prevención de riesgo.
  • Programa de formación integral ecuménica.
  • Programas de personas con VIH

Todo esto lo hacemos con iglesias de muchos lugares del mundo pero sobre todo con las iglesias hermanas de los Estados Unidos, a esto le llamamos hermanamientos. Es una relación sincera, de un compartir verdadero entre cristianos, donde todos aportan y comparten como iguales. Es el Testimonio bello y eficaz del Evangelio de Cristo, el cual predicamos pasando por encima de todas las barreras, en la Verdad del Cristo que nos llama a vivir y a compartir.

Cuba ha recibido más Biblias en correspondencia al total de su población que muchos otros países. En los últimos años, entre 2013 y 2018, han sido repartidas más de 1 millón de Biblias y en igual periodo una cantidad superior de Nuevos Testamentos y otros materiales bíblicos. Desde los comienzos, en el año 1966, se han distribuído más de 4 millones de Biblias, cantidad similar de Nuevos Testamentos, 9 millones de porciones, 7 millones de tratados y más de 8 millones de revistas, calendarios y otra literatura. Las mismas llegan de los más disímiles lugares: Estado Unidos, Canadá, Brasil, China, Corea. Las recibimos en contenedores o por carga aérea, siempre son libres de impuesto y se recepcionan de una manera expedita e inmediata a su llegada a nuestro país:

  • Se distribuyen de la forma más equitativa posible entre todas las denominaciones.
  • Han sido provistas bibliotecas públicas, incluso con Biblias en Braile y materiales para personas sordas.​
  • Se sostienen estrechas relaciones con Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) participando en todos sus espacios y oportunidades al igual que con las Sociedades Bíblicas Americanas.
  • Visitantes de muchos países, participan como donantes y muchos de ellos visitan Cuba y junto a sus contrapartes realizan la distribución de Biblias y otros materiales e insumos para las Iglesias. Un importante número de ellos son norteamericanos.
  • Se distribuyen materiales de audio
  • Se desarrollan anualmente alrededor de 6 a 15 diferentes proyectos como promedio, algunos de ellos dirigidos a públicos bien específicos como son personas con discapacidad (traducción de las Sagradas Escrituras a la Lengua de Señas Cubana)

Todas las organizaciones miembros y no miembros que reciben nuestros servicios y que interactúan con nosotros tienen un alcance nacional e internacional. Desarrollamos nuestra labor tanto dentro como fuera de Cuba en el ámbito social, eclesial y religioso.

Es falso y mal intencionado acusar a Cuba de limitar la libertad religiosa. La libertad religiosa en Cuba es plena, real y vivida cada día por cientos de miles de creyentes, líderes, pastores, familias, jóvenes, niños y niñas, ancianos, personas con discapacidad, hombres y mujeres que con su Fe hacen de sus familias y barrios un hogar mejor.

 

En la paz y el amor de Cristo.

 

​Rev. Antonio Santana Hernández. ​Presidente​  ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​ ​

​Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo

PorComunicaciones CIC

Pronunciamiento del Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

Unidas y unidos para servir

La Habana. Cuba. 2 de junio de 2020

Acabamos de celebrar el Día de la Fiesta del Pentecostés. Pentecostés, nos muestra el camino a una nueva etapa en la vida de la iglesia y la historia humana. Es el inicio de una vida en la presencia del Espíritu, es el inicio en un nuevo mundo, un mundo lleno de verdades: la solidaridad, la paz, la equidad, la igualdad.

Pentecostés es el inicio de una nueva comunidad donde todo es de todos y para todos, donde cada quien piensa en la otra y el otro y le ama como a sí mismo. Donde las verdades insoslayables del evangelio se vivan como eje central de las relaciones humanas.

Ante la crisis multifactorial que vive hoy los Estados Unidos, donde los más vulnerables y marginados son las principales víctimas, nosotros nos unimos a nuestras Iglesias hermanas y al pueblo norteamericano, acompañándoles y estando a su lado en oración y acción.

Que cese el odio y la instigación, que desaparezca la injusticia y la desigualdad.

Que termine la falta de derechos y la violencia.

Que desaparezcan las armas y el egoísmo.

Que quede anulada la manipulación y la violación a la integridad del ser humano y la creación.

Que se detenga toda discriminación contra minorías y excluidos.

Lamentablemente desde la administración del Presidente Donal Trump son alentados todos los sentimientos contrarios a lo que predicamos, aun cuando se atreve sin temor y sin respeto alguno a sostener una Biblia.

Que el derecho a la vida, la salud, el respeto a la auténtica dignidad y la libertad humana primen por encima de los intereses de poder, avaricia y predominio.

En la paz del Resucitado.

“Señor, tú has sido nuestro refugio de generación en generación. Antes que naciesen los montes o fuera engendrado el orbe de la tierra, desde siempre y por siempre tú eres Dios.”

Salmo 90:1-2

Rev. Antonio Santana Hernández. Presidente

Rev. Joel Ortega Dopico. Secretario Ejecutivo

PorComunicaciones CIC

Nota informativa del Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

A nuestro pueblo:

El pasado sábado 5 de abril comenzó la Semana Santa, que culminará el sábado 11 del propio mes. Un día después celebraremos la Pascua, que también conocemos como Domingo de Resurrección.

Con motivo de esta fecha, y en medio del duro enfrentamiento a la Covid-19, el Consejo de Iglesias de Cuba ha articulado y organizado, de conjunto con varios de sus miembros, la grabación y transmisión por medios de comunicación pública de varios mensajes dirigidos a nuestro pueblo. Para ello, ha contado con el apoyo de las autoridades y organismos pertinentes, que han atendido a nuestra solicitud, como ocurre cada año, haciendo posible compartir los signos de la espiritualidad cristiana a través de la radio y la televisión nacional. Además del mensaje en televisión por Domingo de Resurrección, transmitiremos dos emisiones especiales por Domingo de Ramos y Domingo de Resurrección en el programa radial El Evangelio en Marcha, que desde hace 28 años se emite por las frecuencias de CMBF Radio Musical Nacional.

Aunque siempre nuestro mensaje en este tiempo es de esperanza y renovación, sentimos que en las actuales circunstancias tenemos un compromiso y deber mayor aún con nuestro amado pueblo cubano, que hoy lamenta la enfermedad por Coronavirus de más de trescientos de sus hijos e hijas, así como el fallecimiento de algunos de ellos. En un comunicado de nuestra institución con fecha 20 de marzo, anunciamos las primeras medidas tomadas por el CIC en relación con este adverso escenario.

Al mismo tiempo, el 28 de marzo, dimos a conocer una declaración conjunta con el Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en los Estados Unidos, en la cual expresamos:

“Solicitamos al Gobierno de los Estados Unidos el levantamiento inmediato del bloqueo económico financiero y comercial que por más de 60 años ha sido impuesto a Cuba, así como a otras naciones.

Pedimos que pare toda manipulación y uso de los intereses políticos y económicos ante la crisis humanitaria global actual, agudizada y visibilizada por la pandemia de la COVID-19.”

Con ese mismo espíritu de unidad, diálogo y compromiso irrenunciable con el derecho a la vida, la salud y el bienestar de todos los habitantes de este mundo, en especial de cubanas y cubanos, hemos coordinado el mensaje a nuestro pueblo del próximo Domingo de Resurrección. Un mensaje que compartimos desde la fe en nuestro Señor y los valores cristianos del amor, la compasión y la esperanza como componentes esenciales de nuestra palabra en esta hora difícil. Hemos puesto, por encima de todo, el deber sagrado del servicio y el acompañamiento espiritual desde la fe y los valores del Reino de Dios. Es la fe en Jesús y el Evangelio nuestra principal fortaleza; y el testimonio de vivirla junto a nuestro pueblo, aún en las más difíciles circunstancias, lo que nos redime.

Amadas y amados:

Como Consejo de Iglesias de Cuba lamentamos mucho que estos esfuerzos sean manipulados, como ha ocurrido en su abordaje en algunos medios de comunicación alternativos y pronunciamientos personales en redes sociales, por quienes no han vacilado en tergiversar la verdadera intención de este acto e intentan aprovecharlo para legitimar, posicionar y estimular las discrepancias, la división y una agenda política con la cual no nos sentimos comprometidos ni identificados.

Reiteramos que nuestra principal disposición es al diálogo y, en ese camino, continuaremos trabajando en función de la unidad de nuestras iglesias para servir al pueblo cubano. No caeremos en tentaciones divisionistas, que nos alejan de nuestros propósitos.

Seguiremos orando porque el amor y la fe en Jesús nos ayuden a sanar nuestras heridas y a concentrarnos en aquellas cuestiones esenciales para el desarrollo de la misión social de la Iglesia.

Continuaremos trabajando también, junto a todo aquel de buena voluntad, en el acompañamiento al pueblo cubano para contener la epidemia de la Covid-19 y proteger la vida de nuestros hermanos y hermanas, sean creyentes o no.

Como nos enseñó Jesús, “amaos los unos a los otros”.

Fraternalmente,

Reverendo Antonio Santana Hernández.

Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

Declaración Conjunta del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en EEUU y el Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

La Habana, Cuba – Washington , USA

26 de Marzo, 2020

“En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones”. Apocalipsis 22:2

Estamos a solo pocos días de la celebración de Semana Santa 2020, la más importante celebración del cristianismo, y el mundo atraviesa por una crisis humanitaria de alcance incalculable que afecta todas las aristas de la vida en el planeta.

El Consejo de Iglesias de Cuba y el Consejo de Iglesias de Estados Unidos hemos trabajado juntos en unidad por muchos años por el derecho a la vida, la salud y el bienestar de todos los habitantes de este mundo. Es el amor de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, el que nos une y nos pide que elevemos nuestras oraciones a nuestro Dios por los países y las familias que hoy sufren a causa de la pandemia COVID-19. Este sufrimiento que se agudiza y extrema por causa de las desigualdades e injusticias, las brechas enormes entre ricos y pobres, las diferencias entre las regiones del mundo, la falta de inclusión, la injusticia de género, los problemas migratorios y de justicia climática.

Solicitamos al Gobierno de los Estados Unidos el levantamiento inmediato del bloqueo económico financiero y comercial que por más de 60 años ha sido impuesto a Cuba así como a otras naciones.

Pedimos que pare toda manipulación y uso de los intereses políticos y económicos ante la crisis humanitaria global actual, agudizada y visibilizada por la pandemia de la COVID-19.

Solicitamos al movimiento ecuménico internacional, a todas las iglesias y religiones en los propios Estados Unidos y el mundo, a los gobiernos, a las Naciones Unidas y a todas las personas de buena voluntad, que se unan en al esfuerzo por una petición global para el levantamiento inmediato del bloqueo y para el cese de toda sanción sobre cualquier país o región; sobre todo ahora que estas políticas genocidas frenan y limitan la respuesta global a la pandemia COVID-19.

Saludamos y felicitamos la “Carta Pastoral” del CMI del 18 de Marzo, la “Declaración Conjunta” de ACT Alianza y Religiones por la Paz, del 26 de Marzo y especialmente el “Llamado” realizado por CWS el 24 de Marzo en relación al levantamiento del bloqueo y las sanciones. Así como otras iniciativas y esfuerzos que están conformando una campaña global a favor de la colaboración, la unidad y la paz en la búsqueda de las soluciones y respuestas apropiadas a la pandemia COVID 19 y la crisis mundial.

Nosotros estamos agradecidos a los miles de médicos cubanos, enfermeros y profesionales de la salud quienes están salvando vidas por todo el mundo. Por lo tanto, es imperativo el levantamiento del bloqueo y las sanciones coercitivas para continuar de forma más efectiva salvando vidas durante la pandemia.

Nosotros sabemos la buena voluntad entre cubanos y norteamericanos pude ayudar al mundo entero en este momento. Oramos para que nuestra oración sea escuchada.

Jim Winkler,

Secretario General y Presidente

Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en Estados Unidos

 

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente

Consejo de Iglesias de Cuba

 

Rev. Joel Ortega Dopico

Secretario Ejecutivo

Consejo de Iglesias de Cuba

 

Rev. Dr. John Dorhauer

Moderador de la Junta de Gobierno

Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en Estados Unidos