Declaración Conjunta del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en EEUU y el Consejo de Iglesias de Cuba

PorComunicaciones CIC

Declaración Conjunta del Consejo Nacional de Iglesias de Cristo en EEUU y el Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

La Habana, Cuba – Washington , USA

26 de Marzo, 2020

“En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones”. Apocalipsis 22:2

Estamos a solo pocos días de la celebración de Semana Santa 2020, la más importante celebración del cristianismo, y el mundo atraviesa por una crisis humanitaria de alcance incalculable que afecta todas las aristas de la vida en el planeta.

El Consejo de Iglesias de Cuba y el Consejo de Iglesias de Estados Unidos hemos trabajado juntos en unidad por muchos años por el derecho a la vida, la salud y el bienestar de todos los habitantes de este mundo. Es el amor de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, el que nos une y nos pide que elevemos nuestras oraciones a nuestro Dios por los países y las familias que hoy sufren a causa de la pandemia COVID-19. Este sufrimiento que se agudiza y extrema por causa de las desigualdades e injusticias, las brechas enormes entre ricos y pobres, las diferencias entre las regiones del mundo, la falta de inclusión, la injusticia de género, los problemas migratorios y de justicia climática.

Solicitamos al Gobierno de los Estados Unidos el levantamiento inmediato del bloqueo económico financiero y comercial que por más de 60 años ha sido impuesto a Cuba así como a otras naciones.

Pedimos que pare toda manipulación y uso de los intereses políticos y económicos ante la crisis humanitaria global actual, agudizada y visibilizada por la pandemia de la COVID-19.

Solicitamos al movimiento ecuménico internacional, a todas las iglesias y religiones en los propios Estados Unidos y el mundo, a los gobiernos, a las Naciones Unidas y a todas las personas de buena voluntad, que se unan en al esfuerzo por una petición global para el levantamiento inmediato del bloqueo y para el cese de toda sanción sobre cualquier país o región; sobre todo ahora que estas políticas genocidas frenan y limitan la respuesta global a la pandemia COVID-19.

Saludamos y felicitamos la “Carta Pastoral” del CMI del 18 de Marzo, la “Declaración Conjunta” de ACT Alianza y Religiones por la Paz, del 26 de Marzo y especialmente el “Llamado” realizado por CWS el 24 de Marzo en relación al levantamiento del bloqueo y las sanciones. Así como otras iniciativas y esfuerzos que están conformando una campaña global a favor de la colaboración, la unidad y la paz en la búsqueda de las soluciones y respuestas apropiadas a la pandemia COVID 19 y la crisis mundial.

Nosotros estamos agradecidos a los miles de médicos cubanos, enfermeros y profesionales de la salud quienes están salvando vidas por todo el mundo. Por lo tanto, es imperativo el levantamiento del bloqueo y las sanciones coercitivas para continuar de forma más efectiva salvando vidas durante la pandemia.

Nosotros sabemos la buena voluntad entre cubanos y norteamericanos pude ayudar al mundo entero en este momento. Oramos para que nuestra oración sea escuchada.

Jim Winkler,

Secretario General y Presidente

Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en Estados Unidos

 

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente

Consejo de Iglesias de Cuba

 

Rev. Joel Ortega Dopico

Secretario Ejecutivo

Consejo de Iglesias de Cuba

 

Rev. Dr. John Dorhauer

Moderador de la Junta de Gobierno

Consejo Nacional de las Iglesias de Cristo en Estados Unidos

 

Sobre el autor

Comunicaciones CIC administrator

    Deja un comentario

    Solve : *
    27 − 21 =