Archivo anual 2 marzo, 2018

image_pdfimage_print
PorComunicaciones CIC

“La última vez que cerré la puerta de mi casa”

image_pdfimage_print

En el mismo centro de Punta Alegre, la casa de un matrimonio fue derrumbada totalmente por el huracán. Les quedó en pie las paredes de la cocina, que habían hecho nueva, y del comedor que ahora utilizan como cuarto, que tuvieron que volver a techar. Aunque a punto de jubilarse, ambos trabajan con una ganancia que apenas les alcanza para pagar las deudas por los materiales de construcción anteriores, sin imaginar cómo harán para asumir los necesarios de la titánica labor de recosntruir su casa.

Julio trabaja como operador en el acueducto y ella en la biblioteca de una escuela cercana. El día del ciclón él estaba de guardia en su centro de trabajo. Ella fue la que se quedó encargada de guardar y cerrarlo todo en la casa. Un tiempo atrás una explosión en la mina de yeso cercana había resentido las vigas principales del techo, por lo que ya presentía que algo malo podía suceder.  Recuerda el fatídico día con una mezcla de angustia, rencor y tristeza, en especial el momento en que salió por última vez de su casa, caminó hasta la puerta y la cerró, despidiéndose en silencio de su querido espacio familiar.

Ahora, ya pasado un tiempo,  ponen su mayor esperanza en el pequeño negocio familiar de venta de alimentos ligeros que él maneja desde hace algún tiempo, pero que actualmente no hace porque la mayoría de los útiles necesarios se fueron con la fuerza del mar y de los vientos, junto con sus muebles, pertenencias y recuerdos; esas cosas de las que prefieren no hablar.

Él sabe cómo hacer tabletas de maní y ajonjolí, refrescos, granizado, jugos, rositas de maíz, algodón de azúcar y pequeñas golosinas que guarda en un carrito con el que solía a venderlas. Se le oye decir que no ve la hora de volver a salir, de trabajar desde bien temprano en la mañana hasta que se pone la tarde, para poder tener una entrada económica extra que le permita enfrentar la construcción de su casa. Por eso agradece la posibilidad de un proyecto como este que el CIC acerca a personas que, como él y su familia, quedaron severamente afectados por el fenómeno meteorológico.

El proyecto además de apoyarlo en recuperar los implementos para recomenzar su negocio, le ha dado a Julio otras oportunidades de sentirse útil, como la de convertirse en un promotor en el tema de agua, higiene y saneamiento, con un curso que le refrescó conocimientos y le permite colaborar con la comunidad. Ellos, con espíritu emprendedor, agradecen y esperan, sabiendo que es fuerte lo que tienen por delante, pero confiados en poder tener otra vez su casa, con una nueva puerta que abrir cada día.

PorComunicaciones CIC

Por un mayor desarrollo comunitario

image_pdfimage_print

El Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, realiza acciones de apoyo a algunos de los territorios que fueran severamente dañados tras el paso del último huracán que azotara la isla, el Irma, en septiembre de 2017. Es el caso del poblado de Punta Alegre, en el municipio Chambas de la provincia de Ciego de Ávila, situado en la costa norte del país.

Allí la ayuda ha estado dirigida fundamentalmente a personas adultas mayores, personas con discapacidad, madres solteras cabezas de familia, mujeres embarazadas y personas con enfermedades crónicas. Los principales objetivos se centran en la atención psicosocial, para apoyar en la recuperación emocional y espiritual de las personas; en facilitar a varias familias los medios de vida necesarios para  comenzar a recuperar sus pequeños negocios y empezar a dar servicios a la  comunidad; así como en actividades educativas en la promoción de higiene.

También complementos alimentarios, artículos para el hogar, kits de canastilla para recién nacidos, equipamiento para el acceso al agua segura y productos básicos de higiene, forman parte del apoyo que se brinda, gracias a la colaboración de la Embajada de Canadá en Cuba.

Varias han sido las visitas de directivos del CIC a esta localidad, que ha permitido identificarse con las situaciones que viven los habitantes de Punta Alegre. Historias que conmueven y a la vez comprometen a seguir el trabajo que comenzó con la emergencia y que ahora se extiende en pos de un mayor desarrollo comunitario.

PorComunicaciones CIC

Punta Alegre, después de Irma

image_pdfimage_print
  • Constatan representantes del Consejo de Iglesias de Cuba y de la Embajada de Canadá en la isla progresos en la recuperación de comunidades afectadas por el huracán Irma

La comunidad de Punta Alegre en el  municipio avileño de Chambas, al centro del país, fue la más afectada en esta demarcación tras el paso del huracán Irma, a inicios del segundo semestre del pasado año. Así trascendió en un encuentro con autoridades locales del gobierno junto a directivos del Consejo de Iglesias de Cuba, CIC y Aymé González, Coordinadora del Fondo Canadiense para iniciativas locales de la Embajada de Canadá en Cuba.

Este encuentro formó parte de una intensa jornada de vistas a esta comunidad para constatar el avance de la recuperación y la respuesta a la emergencia que ha brindado allí el Consejo de Iglesias como parte de la sociedad civil cubana, canalizando fondos de organizaciones amigas y del pueblo de Canadá, quien para esta emergencia movilizó más de un millón de dólares canadienses.

González reconoció que no es posible emprender ningún proyecto sin el apoyo de las autoridades locales, junto a la cooperación internacional y organizaciones de la sociedad civil, en favor y beneficio de las personas necesitadas.

Jorge Luis Garrido Vidal, Presidente de la Asamblea del Poder Popular en el municipio Chambas realizó una actualización de los daños causados en el territorio y el Consejo Popular de Punta Alegre por el paso del evento meteorológico y la situación actual tras emprender la recuperación. De un total de 14 mil viviendas, esta demarcación tuvo afectaciones en más del 48 por ciento de su fondo habitacional y se prevé concluir el año con todas las cubiertas y techos recuperados, dijo Garrido Vidal.

La evaluación de las condiciones de la comunidad beneficiada, incluyó datos gubernamentales sobre la implementación de las ayudas que se distribuyen y el otorgamiento de subsidios y créditos bancarios a las personas que lo necesiten para emprender la recuperación de sus viviendas y medios de vida.

Los dirigentes del Gobierno local dieron a conocer además los objetivos sociales que han sido recuperados, como son parques, pistas deportivas e instituciones de la cultura, la salud pública y la educación.

Por su parte, los representantes del CIC, encabezados por su presidente, el Reverendo Joel Ortega Dopico, explicaron a los presentes que el  Consejo de Iglesia de Cuba brinda respuestas a las emergencias provocadas por los huracanes desde el año 2001, periodo de tiempo hasta la fecha en el que Cuba ha sufrido el embate de cerca de 15 huracanes.

La Dra. Elina Ceballos, Coordinadora del Área de Diaconía encargada de la acción social de la institución, refirió que la respuesta a este último sistema hidrometeorológico se enfoca en la recuperación de los medios de vida de las personas con licencias para ejercer diferentes modalidades de trabajos por cuenta propia u oficios, para ayudarles a reimpulsar sus pequeños emprendimientos en el sector no estatal como forma de gestión económica, contribuyendo así a su autonomía y a su futura recuperación.

Hasta el momento, explicó, se han logrado captar cerca de 800 mil dólares para apoyar en esta respuesta que pretende ayudar paulatinamente a 10 municipios de los más afectados. Nuestra gestión es una granito de arena entre los grandes esfuerzos que se realizan hoy en el país con estos propósitos. Es un gesto de amor y acompañamiento concretos, expresó Ceballos.

Ortega Dopico, por su parte, valoró que a través de su metodología de trabajo, el CIC llega a las comunidades afectadas por desastres naturales y se integra a la respuesta que de conjunto se brinda en estos territorios para luego en etapas posteriores continuar con su presencia en las comunidades a través del sistema de trabajo programático de la institución.

Con las acciones que desarrolla el CIC, se fortalece el trabajo de otros donantes, de otras instituciones del estado, el gobierno y la sociedad civil, aportó la Dra. Ana Margarita Mayor, Coordinadora del sector de Agua, Higiene y Saneamiento, importante área mediante la cual serán instalados en el Consejo Popular de Punta Alegre, 300 sistemas de purificación de agua.

A manera de resumen Guadalupe González, también miembro del equipo de trabajo del CIC que asistió a la visita, dijo que a la fecha, estaban realizadas todas las actividades de capacitación que permitieron formar a promotores y promotoras en apoyo psicosocial y en promoción de higiene, agua y saneamiento. También se explicó que se han entregado los módulos previstos para casos de emergencias con alimentos, artículos no alimentarios y medios de vida.

Ya en el intercambio con la comunidad, los funcionarios de las organizaciones, reconocieron la labor de los líderes locales como protagonistas del trabajo de recuperación y respuesta a la emergencia. Especialmente se destacó la labor de Dionisio Bilbao, delegado del Poder Popular quien combina su fe cristiana con sus responsabilidades como representante del pueblo.

Estamos satisfechos de la manera en la que nos hemos articulado. Es ahí donde está la fortaleza mayor. Se ha logrado que un fondo pequeño se multiplique y logre movilizar a las personas, explicó el presidente del CIC.

Para el desarrollo e implementación de esta ayuda el Consejo de Iglesias de Cuba se guía por las normas del Proyecto Esfera, una Carta humanitaria que recoge las regulaciones para la respuesta en estos casos. La composición de cada uno de los módulos entregados tiene los estándares internacionales de un procedimiento de este tipo durante emergencias y se potencia  la formación de todas las personas que intervienen, bajo estos protocolos.

Trascendió que la expertis alcanzada por el CIC en temas de ayuda humanitaria forma parte de los aprendizajes en estos años de trabajo junto a la organización Action Church Togheter, ACT Alianza, a través de sus metodologías de acción en el ámbito de la emergencia.

Ante la comunidad reunida en la sala de televisión de Punta Alegre, importante centro de socialización del lugar, se explicó que esta nueva manera en que se implementa la ayuda, priorizando la recuperación de los medios de vida, vincula las acciones de asistencia con las de desarrollo, porque las personas logran recuperar sus fuentes de ingresos y esto le permite un grado de autonomía para continuar en el proceso de recuperación.

Allí, varios beneficiarios de este proyecto agradecieron la presencia en el lugar de los miembros de las instituciones, especialmente la Embajada de Canadá y el Consejo de Iglesias de Cuba a quienes contaron sus historias de vida, durante el paso del huracán, sus pérdidas y el proceso emprendido para su recuperación, a la llegada de las ayudas que se vienen canalizando desde diciembre pasado.

Visiblemente emocionada, Minerva, una maestra de profesión que se integra al amplio sector de la población que en Cuba opta hoy por el cuentapropismo, mostró su alegría tras las donaciones que permitirán que ella y su hija continúen desarrollando su actividad económica en la cafetería “El Baturrito”, su emprendimiento familiar.

Al referirse a esta ayuda, agradece en nombre de su hija, a quién reconoce como “el futuro” en este nuevo contexto que les ha tocado vivir: por una parte el desastre natural y por otra, el desarrollo de su comunidad mediante la implementación de pequeños negocios familiares que tributen a la economía familiar y local, como una opción válida en el entramado de posibilidades laborales con las que cuentan.

También Juan, uno de los pescadores del poblado, recordó el momento en el que el mar borró del litoral su casa, sin dejar rastro siquiera de sus mástiles y horcones principales. Él pesca para vivir,  dijo en el intercambio, pero con el daño a la fauna marina provocado por el huracán, poco puede pescar, sin mencionar que perdió todos los instrumentos que facilitaban su trabajo, incluyendo su embarcación. Yo pesco para vivir, pero sin instrumentos ni peces, qué pasaría con mi vida, dijo.

A esta pregunta, un tanto entrecortada, rápidamente Juan la acompaña con el agradecimiento por recibir nuevo instrumental para desarrollar su actividad y la certeza de que las cuatro familias que se benefician de la pesca que él y otros de sus compañeros realizan, podrán contar con el sustento diario, fruto de su trabajo.

Tras escuchar las diferentes historias, los visitantes dieron las gracias por constatar de primera mano el proceso de respuesta a la emergencia desarrollado en la comunidad.

La alegría fue determinante en todo este proceso, argumentó en las palabras finales de la visita el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Reverendo Ortega Dopico, reconociendo además el trabajo de los siete promotores en trabajo psicosocial formados para atenuar la afectación psicológica que provocó el ciclón. Con su labor se alcanzó a más de 600 niños, a través de una metodología de espacios amigables, que devolvieron la alegría, cuando muchos eran los derroteros.

Un pueblo que en su nombre lleva intrínseco la característica que engloba este término: alegría, para nosotros, marcados por la espiritualidad, fue un signo de impulso y reafirmación hacia el trabajo que emprenderíamos en Punta Alegre. Este trabajo, aun solo comienza, expresó.

Agradecidos nosotros, por tener la posibilidad de trabajar en esta gran obra de amor. Por aunar esfuerzos y trabajar en favor de nuestro pueblo. La solidaridad y la sensibilidad son innatas al pueblo cubano y a nuestro proyecto social, innatas a la fe cristiana, concluyó el Secretario Ejecutivo del Consejo de Iglesias de Cuba y Coordinador General de esta respuesta, el Reverendo Armando Rusindo, Obispo de la Iglesia Morava en Cuba.

Con un llamado a visibilizar el trabajo hasta ahora realizado y a evaluar ideas de nuevos proyectos que la embajada pudiera apoyar en la propia comunidad, concluyó este intercambio y visita.

Punta Alegre. Respuesta a la Emergencia provocada por el Huracán Irma
PorComunicaciones CIC

Encuentro de Pastores jóvenes

image_pdfimage_print

Febrero acogió el Encuentro Nacional de Pastoras y Pastores Jóvenes entre los días 1ro y 3 en la Iglesia Bautista William Carey.

Líderes de diferentes denominaciones del país se reunieron bajo el tema “Ser joven, y pastor: Doble desafío, doble bendición”.

En el cierre del evento, realizado con metodologías participativas y de la educación popular, se evaluó la reunión como esperanzadora, novedosa y desafiante, por los contenidos que se compartieron en la misma.

El espacio fue idóneo para entregar una Biblia de la Reforma a los participantes.

Por Maite Quesada

 

 


PorComunicaciones CIC

El amor es una armadura contra los males del mundo

image_pdfimage_print

Cercanos al día que el mundo decide celebrar el amor y la amistad, compartimos la historia de Liliana Segre, una sobreviviente del Holocausto fascista que cobró la vida a cerca de 20 millones de personas. Ella asegura que el amor, la salvó de la muerte.

De primera mano conoció el horror de los campos de concentración. Tiene la mirada clara. La mirada de quien ha visto atrocidades y ha sido víctimas de ellas, pero que continuó avanzando, costara lo que costara, para hacer prevalecer la vida.

Ha pasado muchos años sin decir nada. Hasta que se dio cuenta de la fuerza del testimonio, de su testimonio. Desde entonces, se comprometió incansablemente con la transmisión de su historia.

Liliana Segre fue víctima de las leyes raciales fascistas a la edad de 8 años y se vio obligada a dejar la escuela primaria en septiembre de 1938. En enero de 1944, es deportada con su padre a Alemania, a Auschwitz-Birkenau, donde fue sometida a trabajos forzados durante casi un año en la fábrica de municiones. Su padre y sus abuelos no regresaron. A finales de enero de 1945, fue trasladada al campo de mujeres de Ravensbrück y luego al campo de trabajo de Malchow, en el norte de Alemania. Finalmente fue liberada el 1 de mayo de 1945 y regresó a Milán en agosto de 1945.

Hoy, con 87 años, está casada y tiene tres hijos. Permaneció en silencio durante 45 años y a principios de los años 1990, decidió contar su historia a los más jóvenes. Para no olvidar, dice ella. En una entrevista concedida a un periódico de su país, esta italiana resume en una palabra aquello que la mantuvo con vida durante todas sus adversidades: el amor.

“Todavía me pregunto cómo la niña que yo era pudo salvarse. Me recuerdo con la cabeza rapada, los pies llenos de heridas caminando hacia la muerte…

-¿Encontró usted una respuesta?

-El amor. Era muy querida por mi familia, por los míos (…). Un amor que me protege todavía hoy día. Es como una armadura que protege de todos los males del mundo”

Con información del portal digital es.aleteia.org

PorComunicaciones CIC

Consejo de Iglesias de Cuba colabora en el pesquisaje universal auditivo

image_pdfimage_print

La labor de pesquisaje universal auditivo a neonatos realizada por Cuba fue destacada por representantes de la Organización cristiana internacional de ayuda humanitaria Christian Blind Mission (CBM), que apoya ese programa en la isla, implementado por el Ministerio de Salud Pública con el apoyo del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) y su Programa de Diaconía.

De acuerdo con el Dr. Diego Santana, asesor global de CBM para el cuidado del oído y la audición y también de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el método se aplica desde 2012 en la central provincia cubana de Camagüey y a partir del pasado año en Pinar del Río, donde alcanza carácter universal mediante investigaciones de emisiones otoacústicas a recién nacidos.

En una vista a instituciones hospitalarias de esta última ciudad del occidente cubano, donde fue destacada la labor del país en este campo, se reconoció que el pasado año se llevaron a cabo aquí más de 6 500 emisiones y siete lactantes fueron remitidos a las consultas de neurofisiología del Hospital Pediátrico provincial.

La realización de emisiones otoacústicas permite explorar la función auditiva periférica de forma profunda y detallada, por lo que el Ministerio de Salud Pública implementa un pesquisaje universal a neonatos durante las primeras 48 horas con la ayuda de la organización no gubernamental CBM y su contraparte en el país, el Consejo de Iglesias, para fortalecer los servicios de otorrinolaringología a través de la introducción de equipamiento de avanzada y la asesoría a los especialistas cubanos.

El proyecto, se extiende además a otros territorios cubanos como La Habana, Guantánamo y el municipio especial Isla de la Juventud, detectando tempranamente afecciones auditivas a partir de exámenes inocuos y no invasivos.

El Dr. Santana Hernández elogió el actuar del equipo de especialistas que en la isla asume la implementación del proyecto. De igual forma confirmó que el Ministerio de Salud Pública de la nación antillana actualiza los programas de bienestar auditivo hasta 2020, a fin de crear un referente para el país y el resto del mundo, empeño que contará con el apoyo de CBM.

Al señalar que su organización también labora en Bolivia, Guatemala y Haití con similares proyectos, Santana calificó de elevado el nivel de integralidad de los servicios de salud pública cubana, dada la profesionalidad de sus recursos humanos, empeñados en elevar la calidad de vida de la población.

“Cuba es un punto de referencia para nuestra organización por el enfoque multidisciplinario que tiene la atención a los pacientes”, aseguró.

Con información de Prensa Latina

PorComunicaciones CIC

CBM y el Consejo de Iglesias de Cuba, 20 años sirviendo juntos

image_pdfimage_print

Desde finales de la década de los ochenta e inicios de los noventa, CBM ha trabajado de conjunto con organizaciones de la sociedad civil cubana en áreas como la prevención de ceguera por catarata, el pesquisaje por retinopatía del prematuro, el pesquisaje universal de la pérdida auditiva, la salud ocular, la prevención de la sordera, el apoyo a programas comunitarios, el empoderamiento a personas con discapacidad y la ayuda a dagnificados ante el paso de fenómenos meteorológicos.

“Lo que celebramos es el ser agradecidos”, expresó el Reverendo Joel Ortega Dopico, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, “damos las gracias a todos los que durante tanto tiempo han hecho posible esta colaboración, que es un ejemplo para el mundo de cómo cuando hay respeto, voluntades políticas y el deseo profundo de hacer bien las cosas, se pueden hacer. La verdadera celebración no se da aquí, sino con los padres que están en los hospitales y ven que sus hijos tienen acceso a la tecnología necesaria, los médicos, la capacitación precisa y ven que sus hijos pueden tener dignidad y una mejor calidad de vida. Para eso trabajamos todos y estamos aquí unidos”, añadió.

A la actividad celebrativa por las dos décadas de colaboración en Cuba asistieron representantes de CBM a nivel global y regional, las funcionarias del Departamento de Atención a los Asuntos Religiosos del Comité Central del Partido Comunista de Cuba Caridad Diego y María de los Ángeles Pérez, la Viceministra de Trabajo y Seguridad Social Yusimí Campos, representantes de los Ministerios de Salud y Educación de Cuba, directivos de las asociaciones de personas con discapacidades como la Asociación Nacional de Sordos, la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores y la Asociación Nacional de Ciegos, así como el embajador de la República Federal de Alemania en Cuba, Sr. Thomas Karl Neisinger.

En la celebración, la Dra. Elina Ceballos, coordinadora del Área de Diaconía del Consejo de Iglesias de Cuba, rememoró los inicios de la colaboración de CBM en Cuba a través de las asociaciones de personas con discapacidades y el CIC, en el momento en que Martin Rupenthal fungía como Director Regional para América Latina y el Caribe, a inicios de los años noventa y que se volvió sistemática a partir de 1997.

La colaboración comenzó con un apoyo puntual al Hospital Municipal de Matanzas y al de Jagüey Grande. Se inició entonces el proceso de convenios y firmas para la cooperación en materia de salud ocular, en especial la prevención de ceguera por cataratas. Posteriormente se extendió a la prevención de ceguera por retinopatía de la prematuridad y luego el apoyo al tratamiento por baja visión. En la actualidad también se trabaja en la prevención de la discapacidad o pérdida auditiva.

Al final de la década de los 2000 se incorporó el Ministerio de Educación a través del Sistema de Educación Especial en proyectos como Baja Visión y Educación, que ya se encuentra en su tercera fase. También se colabora en el apoyo a la educación inclusiva de escolares con baja visión. Ceballos destacó el trabajo en equipo para la detección de factores en edades tempranas que puedan llevar a la baja o pérdida de visión.

Agregó, además, que se trabaja en diversos proyectos comunitarios para la implementación de la estrategia de rehabilitación con base en la comunidad.

“Actualmente tenemos una iniciativa de trabajo conjunto con el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, así como las asociaciones de personas con discapacidades en el Programa Vida Plena. Este ministerio ha fortalecido las alianzas entre diferentes actores que promueven la inclusión y el empoderamiento de las personas con discapacidades en municipios muy sensibles del país con características muy similares relacionados con su base productiva”, apuntó.

En su intervención, recordó que en el 2016 CBM y el CIC se unieron nuevamente para apoyar a las personas afectadas por el huracán Matthew con la entrega de filtros que garantizan la seguridad del agua, con un enfoque inclusivo de la respuesta a emergencias, así como acciones de capacitación para su empleo.

Otras acciones de colaboración de CBM están relacionadas con el fortalecimiento organizacional del CIC que incluye entre sus prioridades la implementación de políticas de seguridad de la niñez y el enfoque inclusivo en la gestión de proyectos, tanto en la respuesta a emergencias como en proyectos de desarrollo. Ello incluyó el fortalecimiento en las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones con una gran utilidad para el respaldo y visibilidad del trabajo.

Por último, destacó el apoyo que han brindado los gobiernos locales y la Oficina de Atención a los Asuntos Religiosos del PCC para cada una de estas acciones cuyo gran impacto nacional es posible gracias a la unidad de los diferentes actores que son parte de la colaboración.

Sirviendo juntos es el lema que identifica la celebración de los 20 años de CBM en Cuba, con repercusión en los medios de prensa nacionales. Ceballos recordó la celebración de los 15 años de trabajo conjunto entre ambas organizaciones que tuvo como lema Cosecha.

“Cuando esta cosecha tiene la distinción de involucrar a tantos sectores de la sociedad buscando la unidad en medio de la diversidad, el impacto es mayor. Aunque ninguna acción es aislada ni más importante que la otra, consideramos necesario destacar el impacto de la colaboración de CBM en Cuba, que ha dado muestras de sostenibilidad mediante el impulso de políticas públicas para la prevención de ceguera, sordera, proyectos que crearon una plataforma para el desarrollo interior de programas como el Programa Nacional de Prevención de Ceguera y el desarrollo de la prevención de sordera a través de la instauración del pesquisaje universal de la pérdida auditiva, la creación de dos laboratorios para el entrenamiento de cirujanos. Estas iniciativas demuestran que cuando existe voluntad política y respeto al derecho y al acceso universal y gratuito para todo un pueblo a la salud y la educación, es posible el logro de los resultados demostrados”, expresó.

“Son grandes los desafíos. Cuba es un país bloqueado. Hemos pasado por muchas pruebas en los últimos años, pero seguimos apostando por un modelo donde el centro es el ser humano y donde para los más débiles hayan oportunidades”, expresó el Presidente del CIC.

El Rev. Dopico también resaltó la importancia de las alianzas que se han producido para llevar adelante los diferentes proyectos de colaboración que apoya CBM de conjunto con la organización ecuménica, lo cual ha favorecido el tránsito por un camino que también ha encontrado dificultades, pero las puertas se han abierto.

El Sr. David Bainbridge, Director Internacional de CBM, agradeció a las contrapartes cubanas por su maravilloso trabajo y calificó como un privilegio la posibilidad de colaborar juntos.

“Esta colaboración es un ejemplo de cómo trabajar como socios de manera exitosa. La visión de CMB es la de un mundo inclusivo donde las personas con discapacidad puedan realizarse plenamente y estamos viendo que nuestros sueños se están volviendo realidad aquí en Cuba”, expresó y destacó que uno de los logros más importantes es que las acciones de cooperación han estado respaldadas por políticas públicas nacionales y han tenido un impacto más allá de las fronteras con la exportación de los servicios y conocimientos hacia otras naciones.

Los representantes de las asociaciones de personas con discapacidades, instituciones de salud y educación, así como los ministerios presentes, también expresaron su agradecimiento a CBM por su contribución a hacer realidad la inclusión, que se expresa como principio en la política del estado cubano.

PorComunicaciones CIC

Texto bíblico. 48 Asamblea General del Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

“Carta a los Romanos, 12

1. Les ruego, pues, hermanos, por la gran ternura de Dios, que le ofrezcan su propia persona como un sacrificio vivo y santo capaz de agradarle; este culto conviene a criaturas que tienen juicio.

2. No sigan la corriente del mundo en que vivimos, sino más bien transfórmense a partir de una renovación interior. Así sabrán distinguir cuál es la voluntad de Dios, lo que es bueno, lo que le agrada, lo que es perfecto.

3. La gracia que Dios me ha dado me autoriza a decirles a todos y cada uno de ustedes que actúen, pero no estorben. Que cada uno actúe sabiamente según la capacidad que Dios le ha entregado.

4. Miren cuántas partes tiene nuestro cuerpo, y es uno, aunque las varias partes no desempeñan la misma función.

5. Así también nosotros formamos un solo cuerpo en Cristo. Dependemos unos de otros

6. y tenemos capacidades diferentes según el don que hemos recibido. Si eres profeta, transmite las luces que te son entregadas;

7. si eres diácono, cumple tu misión; si eres maestro, enseña;

8. Si eres predicador, sé capaz de animar a los demás; si te corresponde la asistencia, da con la mano abierta; si eres dirigente, actúa con dedicación; si ayudas a los que sufren, muéstrate sonriente.

9. Que el amor sea sincero. Aborrezcan el mal y procuren todo lo bueno.

10. Que entre ustedes el amor fraterno sea verdadero cariño, y adelántense al otro en el respeto mutuo.

11. Sean diligentes, y no flojos. Sean fervorosos en el Espíritu y sirvan al señor.

12. Tengan esperanza y sean alegres. Sean pacientes en las pruebas y oren sin cesar.

13. Compartan con los hermanos necesitados, y sepan acoger a los que estén de paso.

14. Bendigan a quienes los persigan: bendigan y no maldigan.

15. Alégrense con los que están alegres, lloren con los que lloran.”

PorComunicaciones CIC

48 Asamblea General del Consejo de Iglesias de Cuba

image_pdfimage_print

La cuadragésima octava Asamblea General del Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, tendrá lugar entre los días 4 y 5 de abril próximo en la Catedral Episcopal de La Habana, Cuba.

Este conclave, será antecedido por la Asamblea de Jóvenes Cristianos, organizada por el Programa de Juventudes de este Consejo ecuménico y tendrá como colofón, un culto de clausura y la instalación de la nueva directiva del CIC.

Durante los días de Asamblea, además, se homenajearán los  20 años de la Celebración Evangélica Cubana “Jesucristo por todos y para todos. Paz, Amor y Unidad: 1999 – 2019” y se presentarán los informes de trabajo de todas las áreas de la institución.

Precedidas por un estudio bíblico, el jueves 5 se llevarán a cabo las elecciones, que dejarán constituida la directiva del Consejo de Iglesias de Cuba para los próximos cuatro años.

Como parte de los preparativos de estas jornadas, se han creado comisiones de trabajo que atenderán la logística del evento, las comunicaciones, redes informáticas e incidencia pública y el protocolo durante la Asamblea.

“Alegres en la esperanza” será el slogan de esta cita y el texto bíblico que la presidirá, Romanos 12: 1-15, siendo la temática de la esperanza el eje central de estos días. Por su parte, la identidad visual será trabajada con elementos tipográficos, combinando el 48, número de esta Asamblea General, con la identidad tradicional y logo del Consejo de Iglesias de Cuba.

Programa de la 48 Asamblea General del Consejo de Iglesias de Cuba

Martes 3 Asamblea de Jóvenes (en la sede del CIC)

9:30 am Devocional y Estudio Bíblico

10:30 am Receso

11:00 am Encuentro de la RED de Juventud del Consejo de Iglesias de Cuba, la RED de Equipos Provinciales del CIC y los programas del Consejo de Iglesias de Cuba.

12:30 am Almuerzo

1:30 am Conferencia.

3:30 pm Receso

4:30 pm Plenario por regiones.

5:30 pm Receso

8:00 pm Culto – Festival de Jóvenes.

Miércoles 4

48va Asamblea General del Consejo de Iglesias de Cuba (en Catedral Episcopal Vedado)

9:00 am Pase de lista y comprobación del quórum

9:30 am Devocional de apertura.

10:00 am Lanzamiento del 20 Aniversario de la Celebración Evangélica Cubana “Jesucristo por todos y para todos”. “Paz, Amor y Unidad” 1999 – 2019.

10:30 am Elección del Comité de Nominaciones y de Escrutinio.

10:45 am Informes de Trabajo Asociativo.

  •  Presidencia.
  •  Vicepresidencia.
  • Secretaría Ejecutiva.
  •  Tesorería.

12:30 pm Almuerzo. Reunión del Comité de Nominaciones

2:30 pm Tiempo de alabanza

3:30 Informes de Trabajo. Áreas programáticas

  •  Formación y Estudio
  •  Comisión Bíblica

5:00 pm Receso (Continúa Trabajo de Comité de Nominaciones)

5:30 pm Informes de Trabajo. Áreas programáticas

  •  Diaconía

6:30 pm Plenario

7:00 pm Cena

Jueves 5

9:00 am Estudio Bíblico.

10:30 am Elecciones

12:00 m Culto de clausura e Instalación de la Nueva directiva.

1:30 pm Almuerzo

PorComunicaciones CIC

Festival Juvenil Ecuménico durante la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos

image_pdfimage_print

En el marco de la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, del 18 al 25 de enero próximos, se celebrará el Festival Juvenil Ecuménico, que por 4to año consecutivo es el espacio de los jóvenes cristianos, durante esta semana, para compartir y reflexionar sobre su fe cristiana.

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, 2018, será presidida por el texto: “Fue tu diestra quien lo hizo, Señor, resplandeciente de poder” (Ex 15,6).

Estas son algunas de las actividades que se desarrollarán en estos días, del 18 al 25 de enero de 2018:

 

Celebración de Apertura

Jueves 18 –  8:00 pm

Iglesia Presbiteriana,

Calle Salud #222/Campanario y Lealtad. Centro Habana

 

Encuentro de Comunión y Oración

Sábado 20– 4:00 pm

Iglesia William Carey

Calle J n. 555, entre 25 y 27 – Vedado

 

Festival Juvenil Ecuménico

Domingo 21 –  4:00  pm

Teatro – Calle 17 / 66 y 68

Playa  (P4)

 

Momento de Oración

Lunes 22-  7:00 pm

Comunidad de Sant’Egidio

Compostela 663 e/Luz y   Acosta –  Habana Vieja

 

Celebración de Clausura

Jueves 25 –  8:00 pm

Iglesia  de S. Juan de Letrán

Calle 19 y  J – Vedado