Personas con Discapacidad

Nueva entrega de sillas de ruedas en Las Tunas

Como es habitual cada año, la Pastoral de Personas con Discapacidad, programa del Consejo de Iglesias de Cuba, se unió a la Asociación Cubana de Limitados Físicos Motores (ACLIFIM) y el Ministerio Joni y sus amigos de los Estados Unidos de América, para entregar sillas de ruedas a las personas con discapacidad del país, específicamente de la provincia de Las Tunas, entre los días 13 y 20 de octubre.

Presentes en la actividad 15 fisiatras y mecánicos de EE.UU., que bajo la coordinación de la hermana Bonnie Banker, responsable del trabajo de Joni y sus amigos en Cuba, ajustaron y adaptaron a las características personales de los usuarios, cada una de las sillas de ruedas.

Tres pastores cubanos, al finalizar la tarea de entrega, dialogaron con las personas con discapacidad receptores de las sillas de ruedas y sus acompañantes, sobre las verdades eternas que atesora la Biblia, la cual regalaron a los que voluntariamente la desearan.

De las más de seis mil 500 personas que han participado en este proyecto en trece de las quince provincias cubanas, solamente tres han rechazado el recibir un ejemplar de las Sagradas Escrituras. En esta ocasión se entregaron 194 sillas de ruedas e igual número de biblias, a personas de diversos lugares de la provincia de Las Tunas, que de muchas y muy diversas maneras agradecieron lo acontecido.

Encuentro de capacitación con facilitadores y colaboradores de la Pastoral de Personas con discapacidad

Entre los días 17 y 19 de septiembre de 2018 se realizó en la Iglesia Bautista Emanuel de Ciego de Ávila, el Encuentro de capacitación con facilitadores y colaboradores de la Pastoral de Personas con Discapacidad del Área de Diaconía del Consejo de Iglesias de Cuba.

En este encuentro, auspiciado por ACT Alianza (coalición de iglesias y organizaciones cristianas para el trabajo de ayuda humanitaria, el desarrollo y la promoción y defensa de causas justas), quién reconoce a la Pastoral como una de sus comunidades de Práctica en Cuba, participaron 13 facilitadores y 10 colaboradores de casi todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, excepto Artemisa y Las Tunas. Todas las sesiones de trabajo se desarrollaron en un clima de fraternidad, ecumenismo y respeto a la diversidad como condición inherente a la creación de Dios.

Como antesala del trabajo se realizó un recorrido por la historia y labor del Consejo de Iglesias de Cuba y de la Pastoral de Personas con Discapacidad. Entre los temas abordados sobresalieron la comunicación como herramienta para los procesos que se emprenden desde esta Pastoral; la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, y el llamado de ser una iglesia con todos y para todos.

La iniciativa de realizar sesiones paralelas con los facilitadores y los colaboradores y culminar con una sesión plenaria donde se pudieron identificar fortalezas y debilidades en el trabajo de la Pastoral en cada provincia fue una acertada decisión metodológica que viabilizó este encuentro.

En el análisis de los retos, oportunidades y compromisos de trabajo para este colectivo se identificaron como retos, trabajar con las personas con discapacidad intelectual; incrementar la visibilidad de las personas con discapacidad como sujetos de derecho; contribuir a la inclusión social y eclesial de las personas con discapacidad, con énfasis en su inserción laboral; lograr mayor protagonismo y liderazgo de los niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad en la vida de las iglesias; incrementar la presencia de personas con discapacidad en el trabajo de la Pastoral y promover el aprendizaje de la Lengua de Señas en las Iglesias. Además se abogó por lograr mayor representatividad de las personas sordas en el quehacer de la Pastoral.

Establecer alianzas con las asociaciones de personas con discapacidad, así como con otros organismos e instituciones como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación y Educación Superior, destacó entre las oportunidades, que busca de igual forma propiciar la presencia de personas con discapacidad en los estudios teológicos.

Entre los compromisos se acordaron, fomentar el trabajo de equipo en las provincias; realizar acciones de capacitación para facilitadores y colaboradores provinciales, referentes municipales, personas con discapacidad y sus familias; incrementar la sensibilización de las iglesias en materia de discapacidad; completar la ubicación de facilitadores y colaboradores provinciales, así como referentes municipales; buscar alternativas locales, municipales, provinciales y nacionales de financiamiento para las actividades; crear redes locales de iglesias que contribuyan a la sensibilización en materia de discapacidad y divulgar el trabajo realizado a través de los medios de comunicación.

El encuentro concluyó con una emotiva celebración litúrgica que devino ocasión para comisionar a los facilitadores y colaboradores provinciales, así como oportunidad de agradecimiento al Señor por su acompañamiento y guía en los más de 25 años de trabajo de la Pastoral de Personas con Discapacidad.

Día Internacional de las Personas con Sordoceguera

Consejo de Iglesias de Cuba a favor de estrategias que faciliten la inclusión de las personas sordociegas

Según datos difundidos por la Pastoral de Personas con Discapacidad del Consejo de Iglesias de Cuba, se estima que en el país existen alrededor de mil personas sordociegas que son atendidas por las asociaciones de personas con discapacidad y por especialistas de diferentes ministerios e instituciones como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación,  y el Ministerio de Salud Pública.

La institución cristiana, líder del movimiento ecuménico cubano, cuenta con un programa de sordoceguera liderado por el Lic. Lyorvis Creach y promueve eventos formativos, acompañamiento a las familias y sensibilización a las iglesias para que se conviertan en espacios de socialización y desarrollo de las potencialidades de estas personas.

Este 27 de junio, día internacional de las personas sordociegas, el Consejo de Iglesias de Cuba, llama a sus iglesias e instituciones miembro a saludar la fecha como incentivo para materializar la inclusión social y eclesial de las personas sordociegas en Cuba, donde la mayor prevalencia de esta condición, se encuentra en la provincia de Granma.

Es en este territorio del Oriente del país donde con mayor énfasis se dirigen los esfuerzos del CIC, esfuerzos gubernamentales, de las organizaciones y de las iglesias para promover la inclusión social de estas personas.

Se destacan en este trabajo las labores realizadas en la Iglesia Bautista de Babiney en el Municipio Río Cauto, donde siete personas sordociegas integran su membresía.

Desde el año 1989 se estableció el 27 de junio como el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera, en la “Declaración de las necesidades Básicas de las Personas Sordociegas”, firmada en Estocolmo, Suecia. Esta declaración tiene como objetivo principal difundir a nivel mundial y a través de todos los medios posibles, la existencia de personas con sordoceguera a fin de crear conciencia sobre la necesidad de implementar estrategias que faciliten su inclusión.

Esta determinación se hizo en homenaje al natalicio de Helen Keller, una persona sordociega que se destacó por sus logros de superación personal.

La sordoceguera es una condición única, en donde la persona presenta una limitación total o parcial de sus sentidos de la distancia: ‘Visión y Audición’. Se trata de una combinación de la deficiencia visual y la deficiencia auditiva, que se debe reconocer como una discapacidad única.

En Convocatoria

“El proyecto “Vida Plena, por la inclusión social en igualdad de derechos y oportunidades de las personas con discapacidad” del Consejo de Iglesias de Cuba busca: Consultor para la sistematización participativa del proyecto

Este proyecto es financiado por la Unión Europea, con la asistencia técnica y monitoreo de la organización no gubernamental internacional CBM. La implementación de la sistematización tendrá lugar durante el mes de septiembre en 48 comunidades de los seis municipios donde tiene presencia el proyecto.

Requisitos:

  • Título universitario en Ciencias Sociales, Comunicación Social o Economía, se puede considerar otras disciplinas siempre y cuando se cumpla con la experiencia requerida
  • Participación previa en procesos de sistematización de experiencias de proyectos de desarrollo, de preferencia con conocimiento sobre estrategia de Rehabilitación Basada en la Comunidad (RBC) y Discapacidad
  • Capacidad de redacción

Animamos a personas con discapacidad a participar en la convocatoria.

Más información a través del correo comunicaciones@cic.co.cu

Vea el anuncio en los Clasificados de Ofertas