Palabras Presidente

Un ajiaco servido para todos y todas

Realizan en Holguín Encuentro Nacional de Personas con Discapacidad de las iglesias cubanas

La Iglesia de Los Amigos Cuáqueros, en la ciudad de Gibara, Holguín, acogió el Encuentro Nacional de Personas con Discapacidad de las iglesias cubanas, evento que desarrolla cada dos años la Pastoral de Personas con Discapacidad, del Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

En este encuentro participaron 104 personas de todas las provincias del país, exceptuando Mayabeque, y representantes de 28 denominaciones cristianas de la isla.

La cita estuvo caracterizada por la fraternidad y el compañerismo cristiano, en el que desaparecieron totalmente los “marcas” denominaciones que con mucha frecuencia sirven de barreras aislantes. 

Los contenidos de las actividades estuvieron diseñados de manera que fueran las propias personas con discapacidad sus protagonistas. Se realizaron dos instructivos y debatidos estudios bíblicos “Diversidad de Dones, Oportunidades para el servicio” y “Diversos en la Unidad como Creación de Dios”, además de un magnifico panel llamado “Mi aporte a la Misión de la Iglesia”,  subdividido en tres partes: Proclamar la Palabra, Adorar, Alabar y Evangelizar con el Testimonio.

También se realizó un conversatorio sobre “La Pastoral de las Iglesias.  Definición e Implicaciones Prácticas”,  dos momentos devocionales en el comienzo del día y una Mesa Redonda sobre “Estudios Teológicos. Experiencias, validez y retos para personas con discapacidad”. En esta, seis estudiantes de Bachillerato en Estudios Bíblicos y Teológicos, dos en Licenciatura en Teología y el Msc. Rolando Verdecia en su condición de aspirante al doctorado en Teología por el Seminario Evangélico de Teología de Matanzas, brindaron información de sus experiencias, retos y dificultades como alumnos con discapacidad en función de prepararse mejor para servir con calidad a la causa del establecimiento del Reino de Dios en  sus respectivos contextos. 

Un momento de testimonios de personas ciegas y con baja visión que utilizan el eficiente medio electrónico llamado Proclamador para estudiar las Sagradas  Escrituras levantó el interés de todas y todos. Este dispositivo es de invaluable utilidad y los testimonios sirvieron para compartir las amplias posibilidades de enriquecer el conocimiento, compartir la Palabra y edificar el reino, mediante este útil medio. 

Una Noche Recreativa y un Festival de Talentos sirvieron también en el propósito integrador de la cita.

El enlace matrimonial de dos parejas, una de ellas conformada por dos jóvenes ciegos, llenaron de gozo el templo con un profundo sentimiento de gratitud a Dios por sus  vidas.  Dos pastores, la Rev. Ramona Matos y el Rev. Noel Fernández, auxiliados por el pastor Alexis Araujo, fueron los oficiantes de las ceremonias.

La Celebración Litúrgica de Clausura, amenizada por la música de Osney Rojas y Julián Lara, el delirante espíritu de alegría reinante, y muy especialmente la profundidad y elocuencia del Sermón presentado por el pastor Alexis Araujo, sirvió de sello revelador de la capacidad, seriedad y profundidad que las personas con discapacidad de las iglesias cubanas han ganado bajo la conducción del Programa de Personas con Discapacidad del CIC, que ya se encuentra próximo a cumplir sus 30 años de existencia.

En la momento de Evaluación final, los participantes manifestaron su gratitud al Ministerio Nueva Luz de España y al hermano Mark Fernández de los Estados Unidos de América, quienes estuvieron presentes en todo el programa, por su ayuda indispensable en el Encuentro, así como a la Iglesia de los Amigos de Gibara, a los empleados del Centro de actividades de dicha denominación y muy especialmente al Señor por la posibilidad de realización de este inolvidable evento.

Como tarea pendiente del encuentro quedó analizar con más profundidad y compartir el texto bíblico lema que la Pastoral ha propuesto para el bienio 2019- 2020: Isaías 45, versículo  10,9 y 7: Diversos en la unidad como creación de Dios.

Comparado con un “ajiaco”, este Encuentro Nacional de Personas con Discapacidad de las iglesias cubanas, fue servido al “banquete” de los hermanos  en una “vasija de barro” con la factura del Artesano por excelencia, quien es capaz de modelarnos con las fuerzas de su Amor.

Por Rev. Noel Fernández Collot

Nueva entrega de sillas de ruedas en Las Tunas

Como es habitual cada año, la Pastoral de Personas con Discapacidad, programa del Consejo de Iglesias de Cuba, se unió a la Asociación Cubana de Limitados Físicos Motores (ACLIFIM) y el Ministerio Joni y sus amigos de los Estados Unidos de América, para entregar sillas de ruedas a las personas con discapacidad del país, específicamente de la provincia de Las Tunas, entre los días 13 y 20 de octubre.

Presentes en la actividad 15 fisiatras y mecánicos de EE.UU., que bajo la coordinación de la hermana Bonnie Banker, responsable del trabajo de Joni y sus amigos en Cuba, ajustaron y adaptaron a las características personales de los usuarios, cada una de las sillas de ruedas.

Tres pastores cubanos, al finalizar la tarea de entrega, dialogaron con las personas con discapacidad receptores de las sillas de ruedas y sus acompañantes, sobre las verdades eternas que atesora la Biblia, la cual regalaron a los que voluntariamente la desearan.

De las más de seis mil 500 personas que han participado en este proyecto en trece de las quince provincias cubanas, solamente tres han rechazado el recibir un ejemplar de las Sagradas Escrituras. En esta ocasión se entregaron 194 sillas de ruedas e igual número de biblias, a personas de diversos lugares de la provincia de Las Tunas, que de muchas y muy diversas maneras agradecieron lo acontecido.

Encuentro de capacitación con facilitadores y colaboradores de la Pastoral de Personas con discapacidad

Entre los días 17 y 19 de septiembre de 2018 se realizó en la Iglesia Bautista Emanuel de Ciego de Ávila, el Encuentro de capacitación con facilitadores y colaboradores de la Pastoral de Personas con Discapacidad del Área de Diaconía del Consejo de Iglesias de Cuba.

En este encuentro, auspiciado por ACT Alianza (coalición de iglesias y organizaciones cristianas para el trabajo de ayuda humanitaria, el desarrollo y la promoción y defensa de causas justas), quién reconoce a la Pastoral como una de sus comunidades de Práctica en Cuba, participaron 13 facilitadores y 10 colaboradores de casi todas las provincias y el municipio especial Isla de la Juventud, excepto Artemisa y Las Tunas. Todas las sesiones de trabajo se desarrollaron en un clima de fraternidad, ecumenismo y respeto a la diversidad como condición inherente a la creación de Dios.

Como antesala del trabajo se realizó un recorrido por la historia y labor del Consejo de Iglesias de Cuba y de la Pastoral de Personas con Discapacidad. Entre los temas abordados sobresalieron la comunicación como herramienta para los procesos que se emprenden desde esta Pastoral; la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad; los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU, y el llamado de ser una iglesia con todos y para todos.

La iniciativa de realizar sesiones paralelas con los facilitadores y los colaboradores y culminar con una sesión plenaria donde se pudieron identificar fortalezas y debilidades en el trabajo de la Pastoral en cada provincia fue una acertada decisión metodológica que viabilizó este encuentro.

En el análisis de los retos, oportunidades y compromisos de trabajo para este colectivo se identificaron como retos, trabajar con las personas con discapacidad intelectual; incrementar la visibilidad de las personas con discapacidad como sujetos de derecho; contribuir a la inclusión social y eclesial de las personas con discapacidad, con énfasis en su inserción laboral; lograr mayor protagonismo y liderazgo de los niños, adolescentes y jóvenes con discapacidad en la vida de las iglesias; incrementar la presencia de personas con discapacidad en el trabajo de la Pastoral y promover el aprendizaje de la Lengua de Señas en las Iglesias. Además se abogó por lograr mayor representatividad de las personas sordas en el quehacer de la Pastoral.

Establecer alianzas con las asociaciones de personas con discapacidad, así como con otros organismos e instituciones como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación y Educación Superior, destacó entre las oportunidades, que busca de igual forma propiciar la presencia de personas con discapacidad en los estudios teológicos.

Entre los compromisos se acordaron, fomentar el trabajo de equipo en las provincias; realizar acciones de capacitación para facilitadores y colaboradores provinciales, referentes municipales, personas con discapacidad y sus familias; incrementar la sensibilización de las iglesias en materia de discapacidad; completar la ubicación de facilitadores y colaboradores provinciales, así como referentes municipales; buscar alternativas locales, municipales, provinciales y nacionales de financiamiento para las actividades; crear redes locales de iglesias que contribuyan a la sensibilización en materia de discapacidad y divulgar el trabajo realizado a través de los medios de comunicación.

El encuentro concluyó con una emotiva celebración litúrgica que devino ocasión para comisionar a los facilitadores y colaboradores provinciales, así como oportunidad de agradecimiento al Señor por su acompañamiento y guía en los más de 25 años de trabajo de la Pastoral de Personas con Discapacidad.

La Habana, junio 29, 2018

La Habana, junio 29, 2018

Queridas hermanas y hermanos:

Con entusiasmo y compromiso de acompañamiento, envío nuevamente un saludo fraterno a las iglesias, centros de inspiración cristiana y movimientos ecuménicos en nuestro querido país.

Les compartimos una síntesis del quehacer del trabajo reciente, destacando la participación en la Mesa Redonda de intercambio Ministerial de Sociedades Bíblicas Unidas, celebrada del 4 al 8 de junio en Cuba, donde los presentes de más de 100 países, apreciaron el sostenido, comprometido y armónico trabajo que desarrolla actualmente el Consejo de Iglesias de Cuba, además de celebrar por la culminación del Proyecto Un Millón de Biblias para Cuba.

Realizamos una visita a Holguín, acompañando a familiares y amigos que perdieron seres queridos en el accidente aéreo del pasado 18 de mayo. En el recorrido, tuvimos un culto de intercesión en una de las Iglesias del Nazareno, con la presencia de representantes de 10 denominaciones (en su mayoría miembros plenos del CIC), de la coordinadora del CIC en esa provincia, María Yi Reina; de nuestra Tesorera Odalys Hernández y de Ernesto Bazán, quien coordina el Programa de Misión, Evangelización y Ecumenía de nuestro Consejo de Iglesias de Cuba. En ese culto compartimos palabras en nombre del CIC y destacamos el texto de Isaías 61:2c, “consolando a los enlutados”.

Nuestro acompañamiento estuvo también en los partes ofrecidos por el personal de Medicina Legal en el Hotel Tulipán y con varios familiares en momentos de ir a la identificación de los cuerpos. Destacamos también la comunicación con el pastor Leonel López, Presidente de la Iglesia del Nazareno. En la misión, visitamos hogares de familias de pastores y líderes fallecidos, así como a familiares en duelo que no tienen vínculo eclesial.

Tuvimos un valioso intercambio con los coordinadores provinciales del CIC, donde se compartió la necesidad de desarrollar una estrategia ecuménica para fortalecer nuestro trabajo, enfatizando las bases de la espiritualidad cristiana y el fortalecimiento de la visibilidad de las múltiples actividades que desarrolla el CIC en el país, que evidencian nuestra definida vocación diacónica. El intercambio lo hicimos en el marco del Encuentro para egresados del Curso de Formación Integral Ecuménico, organizado por el Área de Formación y Estudio.

Estamos unidos y unidas en oración por la celebración del centenario de la querida Iglesia Ejército de Salvación, a celebrarse en el próximo mes de agosto.

Seguimos sostenidos por la inspiración de Dios, por la fe que nos une,

Dios nos bendice.

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente  Consejo de Iglesias de Cuba

Día Internacional de las Personas con Sordoceguera

Consejo de Iglesias de Cuba a favor de estrategias que faciliten la inclusión de las personas sordociegas

Según datos difundidos por la Pastoral de Personas con Discapacidad del Consejo de Iglesias de Cuba, se estima que en el país existen alrededor de mil personas sordociegas que son atendidas por las asociaciones de personas con discapacidad y por especialistas de diferentes ministerios e instituciones como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación,  y el Ministerio de Salud Pública.

La institución cristiana, líder del movimiento ecuménico cubano, cuenta con un programa de sordoceguera liderado por el Lic. Lyorvis Creach y promueve eventos formativos, acompañamiento a las familias y sensibilización a las iglesias para que se conviertan en espacios de socialización y desarrollo de las potencialidades de estas personas.

Este 27 de junio, día internacional de las personas sordociegas, el Consejo de Iglesias de Cuba, llama a sus iglesias e instituciones miembro a saludar la fecha como incentivo para materializar la inclusión social y eclesial de las personas sordociegas en Cuba, donde la mayor prevalencia de esta condición, se encuentra en la provincia de Granma.

Es en este territorio del Oriente del país donde con mayor énfasis se dirigen los esfuerzos del CIC, esfuerzos gubernamentales, de las organizaciones y de las iglesias para promover la inclusión social de estas personas.

Se destacan en este trabajo las labores realizadas en la Iglesia Bautista de Babiney en el Municipio Río Cauto, donde siete personas sordociegas integran su membresía.

Desde el año 1989 se estableció el 27 de junio como el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera, en la “Declaración de las necesidades Básicas de las Personas Sordociegas”, firmada en Estocolmo, Suecia. Esta declaración tiene como objetivo principal difundir a nivel mundial y a través de todos los medios posibles, la existencia de personas con sordoceguera a fin de crear conciencia sobre la necesidad de implementar estrategias que faciliten su inclusión.

Esta determinación se hizo en homenaje al natalicio de Helen Keller, una persona sordociega que se destacó por sus logros de superación personal.

La sordoceguera es una condición única, en donde la persona presenta una limitación total o parcial de sus sentidos de la distancia: ‘Visión y Audición’. Se trata de una combinación de la deficiencia visual y la deficiencia auditiva, que se debe reconocer como una discapacidad única.

En Convocatoria

“El proyecto “Vida Plena, por la inclusión social en igualdad de derechos y oportunidades de las personas con discapacidad” del Consejo de Iglesias de Cuba busca: Consultor para la sistematización participativa del proyecto

Este proyecto es financiado por la Unión Europea, con la asistencia técnica y monitoreo de la organización no gubernamental internacional CBM. La implementación de la sistematización tendrá lugar durante el mes de septiembre en 48 comunidades de los seis municipios donde tiene presencia el proyecto.

Requisitos:

  • Título universitario en Ciencias Sociales, Comunicación Social o Economía, se puede considerar otras disciplinas siempre y cuando se cumpla con la experiencia requerida
  • Participación previa en procesos de sistematización de experiencias de proyectos de desarrollo, de preferencia con conocimiento sobre estrategia de Rehabilitación Basada en la Comunidad (RBC) y Discapacidad
  • Capacidad de redacción

Animamos a personas con discapacidad a participar en la convocatoria.

Más información a través del correo comunicaciones@cic.co.cu

Vea el anuncio en los Clasificados de Ofertas

La Habana, mayo 15, 2018

La Habana, mayo 15, 2018

Queridas hermanas y hermanos:

Con espíritu de compromiso por la misión encomendada, envío un saludo fraterno a las iglesias, centros de inspiración cristiana y movimientos ecuménicos en nuestro querido país.

Al aproximarse la celebración de Pentecostés, esa gran oportunidad para fortalecer nuestra unidad, nos volvemos a alegrar cuando leemos esos fundamentos para la vida cristiana que Lucas imprime en los primeros capítulos de los Hechos de los Apóstoles, donde presenta a los discípulos juntos, en espera del recibimiento de poder del Espíritu Santo para ser testigos y donde se asegura el amplio horizonte de la misión cristiana.

Nuestra asamblea, celebrada en abril, tuvo sus bases en la necesidad de estar “alegres en la esperanza”, en fidelidad a los deberes cristianos. Y en armonía con esas bases, hemos iniciado nuestro quehacer en el liderazgo del Consejo de Iglesias de Cuba.

Es en este espíritu que queremos compartir con ustedes sobre las principales labores realizadas en este inicio del camino. Hemos representado a la institución en varias convocatorias y el trabajo del nuevo Consejo Directivo, además de celebrar la primera Junta Directiva. Asimismo, desde el 4 de mayo, comenzamos una jornada de oración por la Paz en Nicaragua y en toda el área de Latinoamérica y el Caribe, con un programa de intercesión con el título “Sigamos lo que contribuya a la paz” que ha proseguido entre los motivos de oración en los devocionales que cada lunes, a las 9:30 am, se realizan en la sede del Consejo.

En las próximas semanas no faltarán las razones para celebrar, porque se estarán cumpliendo 77 años de vida del Consejo, este espacio líder del ecumenismo cubano. Celebraremos el estar en unidad para servir, y lo haremos en el marco de la Mesa Redonda de Intercambio Ministerial de las Sociedades Bíblicas Unidas (2018); una de las reuniones más importantes que las Sociedades Bíblicas alrededor del mundo realizan, cada año en un país diferente, y de la que Cuba será sede este año. Momento ideal para celebrar, el éxito del proyecto “Un millón de Biblias para Cuba”. Tendremos también un encuentro con todos los coordinadores provinciales, para orientar el importante rol que desempeñan en cada territorio del país.

Les pido que estén orando por nuestro arduo trabajo (como instrumento de Dios para servir), por la unidad de la iglesia cubana y por la responsabilidad de tener al Espíritu de Dios sobre nosotros, para guiar y acompañar.

Que el sentir del Pentecostés nos siga uniendo, Dios nos bendice.

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente  Consejo de Iglesias de Cuba