Ecumenismo

El camino ecuménico

Papa Francisco afirma el compromiso de la Iglesia Católica con el ecumenismo

La sed de cosas materiales impide a los seres humanos ver a sus compañeros, y esa indiferencia abunda en las calles del mundo actual, dijo el Papa Francisco, en una homilía celebrada en el Consejo Mundial de Iglesias (CMI), en Ginebra, por el 70 Aniversario de la organización.

En el Centro Ecuménico, el Papa Francisco habló sobre el camino hacia la unidad de los cristianos y los obstáculos que en él nos encontramos.

“Para nosotros, como cristianos, caminar juntos no es una táctica para fortalecer nuestras propias posiciones, sino un acto de obediencia al Señor y de amor por nuestro mundo. Pidamos al Padre que nos ayude a caminar juntos, con aún más determinación, por los caminos del Espíritu”, dijo.

“Quería participar personalmente en las celebraciones que conmemoran este aniversario del Consejo Mundial, para reafirmar el compromiso de la Iglesia Católica con la causa del ecumenismo y para alentar la cooperación con las iglesias miembros y con nuestros asociados ecuménicos”.

“Siempre que decimos ‘Padre Nuestro’, sentimos un eco interno de nuestra condición de hijos e hijas, pero también de nuestra condición de hermanos y hermanas. La oración es el oxígeno del ecumenismo”, dijo Francisco.

La histórica visita del Papa Francisco al Consejo Mundial de Iglesias, el pasado 21 de junio, es la piedra angular de la celebración ecuménica del 70º aniversario del CMI.

A su llegada desde Roma para su visita de un día, el pontífice mantuvo una breve reunión privada con el presidente de la Confederación Suiza, Alain Berset, en el Aeropuerto Internacional de Ginebra.

El Papa Francisco en el CMI pronunció su homilía “Caminando por el sendero del ecumenismo” luego de un servicio de oración ecuménica en la capilla del Centro Ecuménico.

Estuvieron presentes el secretario general del CMI, el Rev. Dr. Olav Fykse Tveit, la Dra. Agnes Abuom, moderadora del Comité Central del CMI, y los vicemoderadores del Comité Central, la obispa Mary Ann Swenson y el metropolitano Gennadios. A ellos se unieron los miembros del Comité Central, uno de los principales órganos rectores del CMI.

“El Consejo Mundial de Iglesias nació al servicio del movimiento ecuménico, que a su vez tiene su origen en un poderoso llamado a la misión: ¿cómo pueden los cristianos proclamar el Evangelio si están divididos entre sí?”, dijo el Papa.

Citó la epístola del apóstol San Pablo a los Gálatas (5:16) diciendo: “Podemos recorrer en el Espíritu el camino abierto por nuestro bautismo, o ‘satisfacer los malos deseos de la carne’”.

Francisco dijo: “Empujados por nuestros instintos, nos convertimos en esclavos del consumismo desenfrenado, y la voz de Dios se va apagando poco a poco.

“Los demás, sobre todo los que no pueden caminar por sí mismos, como los niños y los ancianos, se convierten en estorbos que dejar de lado. Entonces, la Creación ya no tiene otro propósito mas que el de satisfacer nuestras necesidades”, dijo, un día después del Día Mundial de los Refugiados.

Francisco observó que en el curso de la historia, las divisiones entre cristianos a menudo habían surgido porque “en sus raíces, en la vida de las comunidades, se había infiltrado una mentalidad mundana”.

“El ecumenismo nos hizo ponernos de acuerdo con la voluntad de Cristo y podrá avanzar si, siguiendo el ejemplo del Espíritu, se niega una y otra vez a replegarse sobre sí mismo”, dijo.

Con información del sitio web Consejo Mundial de Iglesias

Un “viaje hacia la unidad”

Visita al Consejo Mundial de Iglesias el Papa Francisco

El Papa Francisco llegó a Ginebra en lo que ha descrito como “un viaje hacia la unidad” para celebrar el 70° aniversario del Consejo Mundial de Iglesias, que engloba a 350 iglesias protestantes, ortodoxas, anglicanas y de otras tradiciones religiosas que representan a más de 550 millones de cristianos de más de 120 países.

Poco después de las 10:00 de la mañana, hora local, del 21 de junio, el avión que transportaba al papa Francisco aterrizó en el aeropuerto de Ginebra y comenzó su visita de un día.

“Es un viaje hacia la unidad, hacia el anhelo de unidad”, dijo el papa en italiano antes de saludar personalmente a los periodistas que cubrían la noticia de la visita.

La reunión del papa Francisco con el CMI se describe como una “peregrinación ecuménica”, tiene por lema “Caminando, trabajando y orando juntos”, y marca los 70 años de la Asamblea fundadora del CMI, celebrada en 1948 en Ámsterdam.

“El papa Francisco viene específicamente a Ginebra para celebrar este importante aniversario del Consejo Mundial de Iglesias”, explica Carol Glatz, corresponsal del Servicio Católico de Noticias en Roma, y una de las periodistas acreditadas en el Vaticano que viaja con el Papa.

Esta es la tercera visita papal al CMI, pero la del Papa Pablo VI en 1969 formaba parte del viaje a Ginebra para celebrar el 50° aniversario de la Organización Internacional del Trabajo, mientras que la del Papa Juan Pablo II en 1984 correspondía a una visita pastoral a Suiza.

Nicolas Senèze, corresponsal del diario francés La Croix en el Vaticano, que también acompaña al papa en el viaje a Ginebra, señaló que el pontífice tiene muchas plataformas disponibles en dicha ciudad donde podría haber abordado temas que para él son importantes, a saber: la Organización Mundial de la Salud, por cuestiones de vida y del futuro de la salud; la Organización Internacional del Trabajo, por asuntos relacionados con la dignidad en el trabajo; la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, por temas relaciones con estos y la migración, o incluso las propias Naciones Unidas, por cuestiones relativas a la paz.

“Pero quería dedicar específicamente esta visita al Consejo Mundial de Iglesias”, señaló Senèze. “Ha sido una decisión personal del Papa que, a todas luces, quería evitar que cualquier otro tema eclipsara la dimensión ecuménica de este día en Ginebra”, apuntó la periodista.

Con información del sitio web Consejo Mundial de Iglesias

Setenta años del Consejo Mundial de Iglesias

En 2018 celebramos el 70º aniversario del Consejo Mundial de Iglesias y la comunidad que es su corazón y alma. Esta es una oportunidad para conmemorar los logros de los últimos setenta años de trabajo por la unidad y la acción cristianas, y para pensar en los desafíos futuros en cuanto a comunidad de iglesias que responde al llamamiento de Dios a la unidad, la misión, la justicia y la paz.

El CMI, sus iglesias miembros y sus asociados están planificando diferentes acontecimientos para seguir avanzando en la continua peregrinación de justicia y paz, y al mismo tiempo celebrar estos setenta años de esfuerzos ecuménicos y aprender de ellos.

La Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, la reunión del Comité Central del CMI en Ginebra en junio y la consulta conjunta sobre desarrollo sostenible con ACT Alianza en Uppsala, exactamente cincuenta años después de la Asamblea del CMI celebrada allí, son algunas de las muchas oportunidades que ofrecerá 2018, año del aniversario, para centrarse firmemente en visualizar el futuro común: unidos en la fe, deseosos de testimonio y sin miedo en la búsqueda de la justicia y la paz.

El Consejo Mundial de Iglesias extiende una invitación a todas las iglesias miembros y los asociados ecuménicos, a tomar parte en este importante aniversario. En una comunicación en su sitio oficial de internet, el CMI presentó las diferentes maneras de participar en esta celebración septuagenaria, durante todo el 2018.

Compartir historias, oraciones o canciones relacionadas con estas siete décadas de peregrinación común; organizar y acoger eventos en los diferentes contextos; llevar la exposición del aniversario del CMI a las diferentes sedes o eventos y elegir un día para celebrar el aniversario son algunas de las propuestas que realiza el Consejo Mundial de Iglesias.

Pastores por la Paz: el recorrido de la solidaridad

Pastores por la Paz lleva diálogo sobre Cuba a ciudades de Estados Unidos

Unas 40 ciudades estadounidenses recorre desde el pasado viernes 22 de junio la Organización Comunitaria-Pastores por la Paz para llevar su mensaje de apoyo a Cuba y dialogar sobre la realidad de la isla.

Con sendos conversatorios en Seattle, estado de Washington; y Filadelfia, Pensilvania, inició este recorrido, que antecede a la tradicional caravana que desde 1992 ha viajado en 28 ocasiones a la nación antillana en desafío al bloqueo impuesto por el país norteño hace más de 55 años.

Estas actividades son calificadas por la organización religiosa como eventos educativos, en los cuales sus integrantes dialogan con la comunidad sobre los propósitos de las visitas a Cuba y lo errado de las políticas estadounidenses.

Así ocurrió el sábado pasado en la capital de Estados Unidos, cuando Bill Hackwell, uno de los participantes del periplo resaltó que además de apoyar humanitariamente a Cuba, el surgimiento de las caravanas bajo la guía del fallecido reverendo Lucius Walker tuvo como meta enfrentar el cerco económico, comercial y financiero.

En el Salón Bolivariano de Washington DC, donde se dieron cita amigos de la isla y personas interesadas en conocer sobre el estado de las relaciones bilaterales, el activista recordó anécdotas de los primeros años y precisó que en esta edición ponen énfasis en las restricciones de viajes.

Durante el evento se mencionó que los estadounidenses siguen imposibilitados de viajar a Cuba como turistas, y que para visitar el territorio caribeño deben incluirse dentro de una de las 12 categorías autorizadas por el Gobierno norteamericano.

Ante esa situación, Hackwell manifestó que la caravana es tan relevante hoy como nunca, sobre todo ante las dudas creadas por la administración de Donald Trump y su decisión de revertir partes del acercamiento entre ambos países iniciado a finales de 2014.

Unas 38 personas prevén viajar a Cuba el próximo 16 de julio como parte de la caravana y permanecer en el país hasta el 31 de ese mes, periodo en el que desarrollarán un amplio programa en las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, según informaciones de prensa.

Por su parte, el embajador cubano en Estados Unidos, José Ramón Cabañas, agradeció a la caravana por su labor de educar a las personas sobre qué es el bloqueo, y por llevar un mensaje de solidaridad.

Lo que Pastores por la Paz han hecho es algo único, es otro puente construido a través de los años con la participación de muchas personas, que se unen a las caravanas o asisten a eventos de este tipo y escuchan, comparten, hacen preguntas sobre Cuba, indicó el diplomático.

Además de las actividades del pasado sábado, desarrolladas también en Milwaukee, Wisconsin; y Pittsburgh, Pensilvania, Pastores por la Paz tendrá paradas hasta el 1 de julio en ciudades como Portland, Oregón; Minneapolis, Minnesota; Albany, Nueva York; Los Ángeles, California; Chicago, Illinois; y Atlanta, Georgia.

Con información de Prensa Latina

Mesa CLAI-Cuba

Se reúne Mesa CLAI-Cuba, en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba, en La Habana.

El Consejo de Iglesias de Cuba fue sede de la reunión de la Mesa CLAI Cuba, organismo representante del Consejo Latinoamericano de Iglesias en el país, con la presencia de líderes de iglesias, instituciones y movimientos ecuménicos.

En la cita se reflexionó sobre el quehacer ecuménico nacional, regional y continental de este organismo y la necesidad de reafirmarlo como el espacio ecuménico de las iglesias en nuestra área geográfica.

Se visualizaron desafíos e identidad actuales del CLAI y se analizaron posibles estrategias para afrontar estos desafíos en nuestro país.

“El evangelio en marcha” 25 Aniversario

El equipo del programa “El evangelio en Marcha”, llegó como siempre, con su alegría a cuestas, a celebrar un nuevo aniversario. Junto a la Oficina de Comunicaciones del Consejo de Iglesias de Cuba, CIC, estos radialistas, equipo de realización del único programa de temática cristiana en el país, se dispusieron a celebrar los 25 años de este empeño comunicativo, que se concibe en conjunto desde el CIC y la Casa Radial CMBF, Radio Musical Nacional.

En estas dos décadas y cinco años, muchas han sido las historias y los lazos de fraternidad que unen como una familia a ambas instituciones. También muchos los afectos recibidos de parte de la población agradecida que en la isla recibe esta propuesta.

Marisol Díaz, directora y Leida Lombard, asesora del programa, así como su realizador de sonidos, Luis Marchán y sus locutores Reinier Riera y Aymara Cepeda –esta última miembro del equipo de comunicaciones del CIC– bien conocen de cerca los privilegios de llevar a la radio-audiencia nacional un programa que difunda el quehacer del Consejo de Iglesias de Cuba y extienda la palabra de Dios y la propuesta ética y moral del evangelio de Jesús y el Reino proclamado en las escrituras.

Es por ello que aunque todos reconocen que el punto débil del programa es su demorada frecuencia mensual, también apuestan por el espacio y su importancia dentro del panorama cultural de la nación, conformada también desde la espiritualidad de nuestro pueblo.

Este 2018, “El evangelio en marcha” cumple 25 años desde que saliera por primera vez al aire bajo la responsabilidad del CIC, en las cabinas de Radio Progreso en abril de 1993. En sus frecuencias sonoras se han escuchado las voces del movimiento ecuménico cubano y la familia de la fe cristiana del país. No en vano la alegría y las ganas de sonreír se adueñan siempre de este equipo cada primer domingo de mes, a las 8 de la mañana y las 10 de la noche.

25 años Evangelio en Marcha

Por primera vez en Cuba Mesa Redonda de Intercambio de Sociedades Bíblicas Unidas

Cuba acoge por primera vez la Mesa Redonda de Intercambio de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) y a más de 200 participantes, quienes representan a las 146 Sociedades Bíblicas que existen en todo el mundo.

A pocos meses de que la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba distribuyera la biblia número un millón  —provista a través de la campaña quinquenal “Un millón de Biblias para Cuba—, se desarrolla en nuestro país, por primera vez, la Mesa Redonda de Intercambio Ministerial de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU).

El encuentro, que comenzó el pasado 4 de junio y se extenderá hasta 8 de este mes, acogerá a más de 200 participantes, quienes representan a las 146 Sociedades Bíblicas que existen en todo el mundo.

Michel Perreau, Director General de las Sociedades  Bíblicas Unidas, explicó en conferencia de prensa que este evento mundial se realiza anualmente con los objetivos de unir más a la fraternidad, de compartir experiencias y proyectos realizados indistintamente o en conjunto, así como de escucharse los unos a los otros e identificar los retos a enfrentar.

«Este también es un momento de celebración, sobre todo en Cuba, donde la palabra de Dios alcanza cada día a más personas. Hay un florecimiento apreciable en esta nación y en parte tiene que ver el ADN espiritual que se ha fomentado», apuntó.

Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana, significó la importancia de la enseñanza a gran escala de la palabra de Dios en Cuba, durante una gala antesala de la Mesa Redonda,  desarrollada en el Teatro Martí para dar cierre oficial al proyecto “Un millón de biblias para Cuba”, el que comenzó en 2013 con la colaboración de 16 países.

Este proyecto, según Antonio Santana, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, es el principio de muchos otros proyectos encaminados a masificar el conocimiento de la Biblia y el comienzo de una nueva etapa de distribución de un millón más.

En la conferencia de Prensa se destacó la labor desarrollada en la Isla y se definió como un ejemplo a nivel mundial en cuanto a trabajo comunitario y unión de las distintas denominaciones religiosas.

Desde la década del 60 del pasado siglo han entrado al país millones de biblias y otros textos bíblicos, para el servicio del pueblo cubano.

Con información de Juventud Rebelde

Un millón de Biblias en Cuba

“El amor se expresa con hechos concretos”

Continúa la solidaridad del CIC con la organización Pastores por la Paz

“Estamos aquí por un caso simple de represión”. Esas fueron las primeras palabras de Manolo de los Santos, representante de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, (IFCO)-Pastores por la Paz en Cuba, ante la prensa nacional y extranjera acreditada en el país.

Estas declaraciones se producen en medio de un proceso legal impulsado por la organización ecuménica tras haber sido notificada la pérdida de su estatus “organización no lucrativa” por el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS), debido a su trabajo humanitario de casi treinta años con el pueblo cubano a través de las internacionalmente conocidas Caravanas de Pastores por la Paz. La medida fue argumentada con un supuesto respaldo de la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

El sustento de la sanción demuestra que aún con los avances alcanzados en el proceso de normalización de las relaciones, el bloqueo económico y financiero impuesto por los sucesivos gobiernos norteamericanos a la isla hace más de cincuenta años se mantiene con todo el rigor y agresividad y, sobre todo, que Cuba sigue siendo considerado como enemigo por quienes aplican las leyes en los Estados Unidos.

Al ser notificados de la decisión, los miembros de IFCO emitieron una declaración que asombró a numerosos amigos, entre ellos, quienes por muchos años han recibido a los caravanistas de Pastores por la Paz en Cuba, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), entre otras organizaciones.

El Consejo de Iglesias de Cuba se ha sumado a la lucha que hoy sostiene IFCO por mantener su estatus de organización no lucrativa y, por tanto, libre de impuestos, para continuar realizando su labor humanitaria con el pueblo cubano.

“El gobierno de Estados Unidos tiene que aprender de Pastores por la Paz”

“Si nos preguntaran cómo quisiésemos que fueran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tenemos que decir que fuesen como son las relaciones entre Pastores por la Paz y el pueblo cubano. Cuando hablamos de normalización de relaciones, queremos hablar de la esperanza de que hayan relaciones de respeto como han sido entre nosotros, de hermandad, de solidaridad”. Así lo expresó el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Rev. Joel Ortega Dopico quien resaltó a Pastores por la Paz como un ejemplo de lo que debe ser la relación entre dos pueblos del cual debe aprender el gobierno de los Estados Unidos.

El Reverendo se refirió a la sanción a IFCO como un desafío para la normalización de las relaciones y resaltó su carácter contradictorio con respecto a la búsqueda de caminos de entendimiento entre ambos gobiernos. Agregó que si hoy existe una cercanía entre los pueblos es porque han existido organizaciones como Pastores por la Paz y calificó el hecho como una violación del derecho de los ciudadanos de Estados Unidos de servir, de ser útiles.

“El amor se expresa con hechos concretos, y así lo han hecho los Pastores por la Paz. Le pedimos al gobierno de Estados Unidos que muestren también los hechos concretos del amor que debe existir entre dos pueblos cercanos”, concluyó.

El CIC expresó su preocupación con la sanción impuesta a IFCO en una exhaustiva declaración que resalta el significado del trabajo de la organización interreligiosa con el pueblo cubano:

“El trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; sólo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del departamento del Tesoro, a pesar del llamado del presidente Barack Obama al Congreso a terminar con el bloqueo contra Cuba, y después que el secretario de Estado John Kerry en La Habana, durante la reapertura de la embajada de EE.UU. para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, dijo que ya éramos “amigos”, ¿o es que somos amigos-enemigos?

Con esta acción de presión sobre IFCO/Pastores por la Paz se pretende, intencionadamente, socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos, para que el pueblo estadounidense haga dejación de sus principios de solidaridad con Cuba; y minar la Revolución Cubana para que esta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán”.

“Pedimos que se reconsidere esa medida”

Nacira Gómez, por su parte, del Comité de Distribución de Pastores por la Paz en Cuba, reconoció que la principal beneficiaria de la labor de IFCO en este país ha sido la familia cubana y con esta decisión muchas de ellas serán afectadas.

“Además de la ayuda material, la caravana ha servido también para denunciar los daños causados por el bloqueo, un tema que debe ser resuelto para poder disfrutar de este intercambio de pueblo a pueblo. Aún tenemos muchas carencias y con esta ayuda en medicamentos, materiales escolares, transporte, se han beneficiado proyectos sociales y de las iglesias que van dirigidos a ayudar a personas de la tercera edad o niños con discapacidades. Cada año vivimos la experiencia de cómo estas personas esperan la llegada de la caravana”.

Nacira expresó el dolor que causa esta decisión a los cristianas y cristianas, y cómo ataca la humanidad y la solidaridad.

Además declaró que la oficina de IFCO y sus contrapartes en Cuba así como las iglesias e instituciones sociales piden que se estudie y analice esa injusta sanción y se piense más en el amor y la solidaridad hacia los seres humano y las familias.

“Cuba no es nuestro enemigo”

“Precisamente ahora se ataca a una organización que durante muchos años ha llevado a cabo un trabajo de desobediencia civil y educación popular con el pueblo de los Estados Unidos en el tema Cuba”, expresó Manolo de los Santos, representante de IFCO en la conferencia de prensa y argumentó que para quienes han integrado y colaborado con la Caravana, Cuba no es un enemigo.

“Tenemos nuestra vocación y firme convicción de que está dentro de nuestros derechos como ciudadanos norteamericanos, como personas de fe y conciencia llevar ayuda humanitaria a Cuba. Nunca como un acto caritativo. Hemos traído computadoras, medicinas y otras cosas, sabiendo que va contra la ley. Por eso no nos apena que nos ataquen de esta manera. La problemática está en que si vamos a hablar de las violaciones a esta ley, quien debía ir detrás de nosotros es OFAC (Office of Foreign Assets Control), no el IRS, no le incumbe al IRS decidir qué podemos traer y de qué manera. Nunca hemos pedido licencia a OFAC y le hemos dicho que cuando quieran llevarnos a una corte estamos aquí, porque no hay manera de que se nos pueda impedir viajar a Cuba y traer ayuda humanitaria para el pueblo cubano”.

El representante de IFCO en Cuba explicó que desde su nacimiento en 1967, la organización ha sido atacada en varias ocasiones, no sólo por ayudar a Cuba, sino también a otros países en lucha en Centroamérica, en África, en Asia y dentro de los propios Estados Unidos. Hace varias décadas fueron acusados de ayudar al pueblo en lucha de Sudáfrica, porque era un crimen apoyar a Nelson Mandela.

“Hemos decidido, cual sea la decisión del IRS, continuar nuestro trabajo. No por esto, ni por nada ha dejado de funcionar nuestra oficina ni hemos dejado de hacer nuestro trabajo dentro ni fuera de los Estados Unidos. Como muestra de eso mantenemos un grupo de estudiantes de medicina becados por el gobierno cubano y administrados por IFCO”, afirmó.

No es la primera vez que una organización religiosa sin fines de lucro recibe este tipo de sanciones y quienes representan a Pastores por la Paz han expresado su disposición de seguir luchando para no convertirse en un nuevo caso de retiro de la condición “libre de impuestos”.

“Continuaremos trabajando juntos”

Otra de las que relató la sorpresa que constituyó conocer la medida de IRS con IFCO-Pastores por la Paz fue Llanisca Lugo, coordinadora de Solidaridad del Centro Martin Luther King, institución perteneciente al Consejo de Iglesias de Cuba. Es inevitable, añadió, recordar tantas imágenes en el transcurso de estos años, ver a muchos que vienen y regresan y nunca se cansan de montarse en esa caravana que no sólo llega aquí, sino que recorre Estados Unidos regando sentimientos por Cuba y siempre regresan a nuestro país con nuevas esperanzas de tender un puente de amor y de respeto mutuo.

En su intervención recordó la gran labor de Lucius Walker, una parte de cuyas cenizas se encuentran en el CMMLK , así como la de su hija Gail, quien ha luchado por mantener vivo el proyecto y por fortalecer la solidaridad hacia Cuba.

Resulta muy contradictorio, expresó, que si el gobierno de Estados Unidos pretende avanzar en la normalización de relaciones con Cuba, el IRS sancione a Pastores por la Paz con esta sanción.

El Centro Martin Luther King emitió una declaración al conocer la medida en la cual califica de “inaceptable este ataque a la Fundación que durante años ha traído asumiendo todo riesgo, toneladas de amor y compromiso con el pueblo cubano para nuestras escuelas, iglesias, hospitales, comunidades cubanas”.

El despojo a IFCO de su carácter de organización no lucrativa y por tanto libre de impuestos es calificada en la declaración como un ataque a la solidaridad entre los pueblos. “Es castigar la historia de resistencia que ha significado su lucha. Recordamos la huelga de hambre de los caravanistas en la frontera con México en 1993, exigiendo la devolución de un ómnibus y el respaldo que desde Cuba dimos a ese gesto asumiendo también la huelga frente a la Oficina de intereses de los Estados Unidos”.

En el texto, el CMMLK convoca a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario hacia esta organización hermana, a rechazar este ataque a la posibilidad de que las relaciones entre los seres humanos y los países pueda estar basada en otras lógicas de respeto mutuo y solidaridad verdaderas.

El apoyo que brinda el movimiento ecuménico cubano a Pastores por la Paz en estas circunstancias expresa solidaridad y consideración recíproca que durante más de dos décadas han crecido como resultado de un intercambio permanente que trasciende el ámbito material y se sustenta, sobre todo, en el principio cristiano de amor y respeto por el prójimo.

Por: Carla Valdés León, Edel Rivero y Sayonara Tamayo Arjona

El amor se expresa en gestos concretos