Diaconia

Día Internacional de las Personas con Sordoceguera

Consejo de Iglesias de Cuba a favor de estrategias que faciliten la inclusión de las personas sordociegas

Según datos difundidos por la Pastoral de Personas con Discapacidad del Consejo de Iglesias de Cuba, se estima que en el país existen alrededor de mil personas sordociegas que son atendidas por las asociaciones de personas con discapacidad y por especialistas de diferentes ministerios e instituciones como el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, el Ministerio de Educación,  y el Ministerio de Salud Pública.

La institución cristiana, líder del movimiento ecuménico cubano, cuenta con un programa de sordoceguera liderado por el Lic. Lyorvis Creach y promueve eventos formativos, acompañamiento a las familias y sensibilización a las iglesias para que se conviertan en espacios de socialización y desarrollo de las potencialidades de estas personas.

Este 27 de junio, día internacional de las personas sordociegas, el Consejo de Iglesias de Cuba, llama a sus iglesias e instituciones miembro a saludar la fecha como incentivo para materializar la inclusión social y eclesial de las personas sordociegas en Cuba, donde la mayor prevalencia de esta condición, se encuentra en la provincia de Granma.

Es en este territorio del Oriente del país donde con mayor énfasis se dirigen los esfuerzos del CIC, esfuerzos gubernamentales, de las organizaciones y de las iglesias para promover la inclusión social de estas personas.

Se destacan en este trabajo las labores realizadas en la Iglesia Bautista de Babiney en el Municipio Río Cauto, donde siete personas sordociegas integran su membresía.

Desde el año 1989 se estableció el 27 de junio como el Día Internacional de las Personas con Sordoceguera, en la “Declaración de las necesidades Básicas de las Personas Sordociegas”, firmada en Estocolmo, Suecia. Esta declaración tiene como objetivo principal difundir a nivel mundial y a través de todos los medios posibles, la existencia de personas con sordoceguera a fin de crear conciencia sobre la necesidad de implementar estrategias que faciliten su inclusión.

Esta determinación se hizo en homenaje al natalicio de Helen Keller, una persona sordociega que se destacó por sus logros de superación personal.

La sordoceguera es una condición única, en donde la persona presenta una limitación total o parcial de sus sentidos de la distancia: ‘Visión y Audición’. Se trata de una combinación de la deficiencia visual y la deficiencia auditiva, que se debe reconocer como una discapacidad única.

En Convocatoria

“El proyecto “Vida Plena, por la inclusión social en igualdad de derechos y oportunidades de las personas con discapacidad” del Consejo de Iglesias de Cuba busca: Consultor para la sistematización participativa del proyecto

Este proyecto es financiado por la Unión Europea, con la asistencia técnica y monitoreo de la organización no gubernamental internacional CBM. La implementación de la sistematización tendrá lugar durante el mes de septiembre en 48 comunidades de los seis municipios donde tiene presencia el proyecto.

Requisitos:

  • Título universitario en Ciencias Sociales, Comunicación Social o Economía, se puede considerar otras disciplinas siempre y cuando se cumpla con la experiencia requerida
  • Participación previa en procesos de sistematización de experiencias de proyectos de desarrollo, de preferencia con conocimiento sobre estrategia de Rehabilitación Basada en la Comunidad (RBC) y Discapacidad
  • Capacidad de redacción

Animamos a personas con discapacidad a participar en la convocatoria.

Más información a través del correo comunicaciones@cic.co.cu

Vea el anuncio en los Clasificados de Ofertas

Por primera vez en Cuba Mesa Redonda de Intercambio de Sociedades Bíblicas Unidas

Cuba acoge por primera vez la Mesa Redonda de Intercambio de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU) y a más de 200 participantes, quienes representan a las 146 Sociedades Bíblicas que existen en todo el mundo.

A pocos meses de que la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba distribuyera la biblia número un millón  —provista a través de la campaña quinquenal “Un millón de Biblias para Cuba—, se desarrolla en nuestro país, por primera vez, la Mesa Redonda de Intercambio Ministerial de Sociedades Bíblicas Unidas (SBU).

El encuentro, que comenzó el pasado 4 de junio y se extenderá hasta 8 de este mes, acogerá a más de 200 participantes, quienes representan a las 146 Sociedades Bíblicas que existen en todo el mundo.

Michel Perreau, Director General de las Sociedades  Bíblicas Unidas, explicó en conferencia de prensa que este evento mundial se realiza anualmente con los objetivos de unir más a la fraternidad, de compartir experiencias y proyectos realizados indistintamente o en conjunto, así como de escucharse los unos a los otros e identificar los retos a enfrentar.

«Este también es un momento de celebración, sobre todo en Cuba, donde la palabra de Dios alcanza cada día a más personas. Hay un florecimiento apreciable en esta nación y en parte tiene que ver el ADN espiritual que se ha fomentado», apuntó.

Eusebio Leal Spengler, historiador de La Habana, significó la importancia de la enseñanza a gran escala de la palabra de Dios en Cuba, durante una gala antesala de la Mesa Redonda,  desarrollada en el Teatro Martí para dar cierre oficial al proyecto “Un millón de biblias para Cuba”, el que comenzó en 2013 con la colaboración de 16 países.

Este proyecto, según Antonio Santana, Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, es el principio de muchos otros proyectos encaminados a masificar el conocimiento de la Biblia y el comienzo de una nueva etapa de distribución de un millón más.

En la conferencia de Prensa se destacó la labor desarrollada en la Isla y se definió como un ejemplo a nivel mundial en cuanto a trabajo comunitario y unión de las distintas denominaciones religiosas.

Desde la década del 60 del pasado siglo han entrado al país millones de biblias y otros textos bíblicos, para el servicio del pueblo cubano.

Con información de Juventud Rebelde

Un millón de Biblias en Cuba