La paz, el amor y la unidad son nuestras premisas

PorComunicaciones CIC

La paz, el amor y la unidad son nuestras premisas

Aniversario 78 del Consejo de Iglesias de Cuba

Recordando el espíritu de unidad que hizo posible 20 años atrás la Celebración evangélica Cubana, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC) festejó este 28 de mayo su Aniversario 78, justo en el mismo templo de la Primera Iglesia Presbiteriana de La Habana, que acogió su constitución, en 1941.

“Tú has prometido que allí donde tu pueblo esté reunido, unánimes, enviarás bendición y vida eterna”, fueron las palabras de inicio de la Celebración que se extendió durante hora y media y contó con el talento artístico de varias iglesias del país. La bendición estuvo a cargo del Reverendo Raúl Suárez, director fundador del Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr.

La celebración, centrada en difundir mensajes de amor, paz y unidad a todo el pueblo de Cuba, contó con la presencia de líderes religiosos del país, así como de Fermín Quiñones, Presidente de la Asociación Cubana de Naciones Unidas y funcionarios de la Oficina de Asuntos Religiosos.

Con un llamado a afianzar la cohesión entre las iglesias cubanas y a estrechar sus vínculos con la sociedad para fortalecer la labor comunitaria y de servicios que realizan, el Presidente del CIC, Reverendo Antonio Santana instó además a perseverar en el amor fraternal, en un clima de paz que permita seguir trabajando por un mundo mejor para todos los seres humanos.

En sus palabras, el Reverendo Santana, desde el mismo podio utilizado para las Celebraciones evangélicas de mayo y junio de 1999, recordó la declaración conjunta con el Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de Estados Unidos contra la aplicación del Título III de la Ley Helms-Burton, hecha pública el pasado mes de abril.

Por su parte el Reverendo Pablo Odén Marichal propugnó los valores del ecumenismo que defiende la solidaridad, la independencia y el patriotismo, y el Presbítero Reinerio Arce, Ex Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, al igual que Marichal, recordó el compromiso con el pueblo frente a la hostilidad del imperio estadounidense.

“Dios, al recordar tus obras en medio de tu pueblo, nuestros corazones rebosan de gratitud y esperanza. Hoy intercedemos ante ti por la iglesia cubana. Permite que podamos caminar unánimes, en una misma fe, una misma esperanza, un mismo amor, para que la iglesia, al vivir lo que canta y proclama, muestre al mundo, el verdadero rostro de Jesús.”

La velada terminó con danza y la petición a Dios de una bendición a Cuba, mostrando desde el arte y el compromiso cristiano, signos identitarios cubania y fe por la Patria.

 

Sobre el autor

Comunicaciones CIC administrator

Deja un comentario

Solve : *
2 × 5 =