Envejecimiento seguro. Una apuesta del CIC

Envejecimiento seguro. Una apuesta del CIC

El envejecimiento poblacional en Cuba es una realidad que se constituye en un gran reto para el país y por supuesto para la Iglesia cubana hoy.

Según datos estadísticos la tasa de envejecimiento sigue en ascenso desde que en 2016, la Oficina Nacional de Estadísticas e Información (ONEI) comunicara que el 19,7 por ciento de los habitantes de la nación ronda los 65 años, sumando 2 millones 219mil 784 personas con 60 años o más en la Isla.

El panorama en las iglesias del país es igual de llamativo. Se observa un desplazamiento en los roles y tareas realizadas por este grupo poblacional y cargos y responsabilidades que estas personas ejercieron por años ahora recaen en nuevos actores sociales, provocándoles ansiedad y depresión a muchos ancianos.

Estos datos fueron compartidos en el habitual tiempo devocional del Consejo de Iglesias de Cuba por la coordinadora del Programa de Atención al adulto mayor de esta Institución, Danais Oviedo Vega, recordando el 1ro de octubre como el día internacional de las Personas de Edad, nombre adoptado por la Organización de las Naciones Unidas.

Según Oviedo Vega, la ancianidad atemoriza a muchos y cada vez existen más tabúes respecto a esta etapa de la vida. En el encuentro que reunió a trabajadores y trabajadoras de la sede nacional del Consejo de Iglesias de Cuba, se compartieron datos estadísticos de este fenómeno demográfico y las enseñanzas bíblicas que enaltecen esta edad.

Versículos como “La gloria de los jóvenes es su fuerza, y la hermosura de los ancianos es su vejez” (Prov.20:29). “No reprendas al anciano, sino exhórtale como a padre y a las ancianas, como a madres”. (1 Tim 5:1-20). “Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor” (Lev. 19:32), fueron leídos en la reunión, convidando a los presentes a valorar a los ancianos por su experiencia, a tratarles con respeto  y a honrar sus años de vida.

Desde hace más de una década, el Programa de atención al adulto mayor, del CIC, trabaja por sensibilizar a personas del ámbito eclesial cubano a favor de la calidad de vida de los ancianos. Mediante la formación de promotores en esta temática, se desarrollan talleres y procesos formativos que abordan la ancianidad desde perspectivas bíblicas, la calidad de vida en la tercera edad, las enfermedades más comunes que presentan y un acercamiento a la figura del cuidador, en estas edades.

Valorar la importancia de las familias como contexto esencial en apoyo al bienestar de los miembros de edades avanzadas, es otro de los objetivos de este Programa, que también busca la prevención de todo tipo de violencia, incluyendo la violencia familiar, la dimensión comunitaria del envejecimiento y cómo articularse en redes de apoyo para afrontar y trabajar la vejez.

Cuando los demógrafos vaticinan que para el año 2030 en Cuba, un cuarto de la población total de 11,1 millones de cubanos sobrepasará los  60 años, esta alerta convida a iniciativas y Programas como este, del Consejo de Iglesias de Cuba, a preparar mejor a la sociedad para el envejecimiento saludable de su gente.

About the Author

Comunicaciones CIC administrator

Leave a Reply

Solve : *
39 ⁄ 13 =