La Habana, mayo 15, 2018

La Habana, mayo 15, 2018

La Habana, mayo 15, 2018

Queridas hermanas y hermanos:

Con espíritu de compromiso por la misión encomendada, envío un saludo fraterno a las iglesias, centros de inspiración cristiana y movimientos ecuménicos en nuestro querido país.

Al aproximarse la celebración de Pentecostés, esa gran oportunidad para fortalecer nuestra unidad, nos volvemos a alegrar cuando leemos esos fundamentos para la vida cristiana que Lucas imprime en los primeros capítulos de los Hechos de los Apóstoles, donde presenta a los discípulos juntos, en espera del recibimiento de poder del Espíritu Santo para ser testigos y donde se asegura el amplio horizonte de la misión cristiana.

Nuestra asamblea, celebrada en abril, tuvo sus bases en la necesidad de estar “alegres en la esperanza”, en fidelidad a los deberes cristianos. Y en armonía con esas bases, hemos iniciado nuestro quehacer en el liderazgo del Consejo de Iglesias de Cuba.

Es en este espíritu que queremos compartir con ustedes sobre las principales labores realizadas en este inicio del camino. Hemos representado a la institución en varias convocatorias y el trabajo del nuevo Consejo Directivo, además de celebrar la primera Junta Directiva. Asimismo, desde el 4 de mayo, comenzamos una jornada de oración por la Paz en Nicaragua y en toda el área de Latinoamérica y el Caribe, con un programa de intercesión con el título “Sigamos lo que contribuya a la paz” que ha proseguido entre los motivos de oración en los devocionales que cada lunes, a las 9:30 am, se realizan en la sede del Consejo.

En las próximas semanas no faltarán las razones para celebrar, porque se estarán cumpliendo 77 años de vida del Consejo, este espacio líder del ecumenismo cubano. Celebraremos el estar en unidad para servir, y lo haremos en el marco de la Mesa Redonda de Intercambio Ministerial de las Sociedades Bíblicas Unidas (2018); una de las reuniones más importantes que las Sociedades Bíblicas alrededor del mundo realizan, cada año en un país diferente, y de la que Cuba será sede este año. Momento ideal para celebrar, el éxito del proyecto “Un millón de Biblias para Cuba”. Tendremos también un encuentro con todos los coordinadores provinciales, para orientar el importante rol que desempeñan en cada territorio del país.

Les pido que estén orando por nuestro arduo trabajo (como instrumento de Dios para servir), por la unidad de la iglesia cubana y por la responsabilidad de tener al Espíritu de Dios sobre nosotros, para guiar y acompañar.

Que el sentir del Pentecostés nos siga uniendo, Dios nos bendice.

Rev. Antonio Santana Hernández

Presidente  Consejo de Iglesias de Cuba

About the Author

Comunicaciones CIC administrator

Leave a Reply

Solve : *
9 ⁄ 3 =