Yearly Archives:2017

Aprueba Oficina de ACT Alianza, aplicación de Cuba para responder a la emergencia provocada por el huracán Irma

El 6 de septiembre de 2017, el Huracán Irma, un huracán de categoría 5 con vientos sostenidos máximos de 295 km / hora, se convirtió en uno de los huracanes más poderosos jamás registrados en el Atlántico. Este huracán altamente destructivo se aproximó a la costa oriental de Cuba (en Guantánamo) el jueves 7 de septiembre.

El huracán Irma azotó toda la costa norte durante 4 días. A las 8:00 p.m del lunes 11 de septiembre, el huracán finalmente abandonó el territorio cubano y dejó una enorme cantidad de devastación a su paso.

Aproximadamente 2,000,000 personas fueron evacuadas de sus hogares y buscaron refugio con sus familiares, vecinos, en refugios de emergencia o en iglesias locales. Olas de hasta 9 metros de altura se estrellaron en la costa. Se informaron 10 víctimas humanas como resultado directo del huracán.

Irma causo considerables daños ambientales, económicos y sociales en todo el país; más específicamente, existe un suministro inadecuado de agua segura para el consumo humano; pérdida significativa de dunas costeras, bosques, árboles frutales, así como graneros de semillas, bananos y otros cultivos; destrucción total o parcial de casas, centros de salud y educativos, mercados, puentes y caminos de acceso a esas comunidades.

Las inundaciones generalizadas promovieron condiciones insalubres que han causado problemas de salud. Muchas comunidades permanecieron y permanecen sin electricidad y telecomunicaciones, debido a un daño de infraestructura extenso a la red nacional. La industria del turismo, la principal fuente de ingresos para la economía cubana, se vio seriamente afectada, debido a la destrucción de la infraestructura hotelera. Todo esto ha afectado seriamente el bienestar psicosocial de los grupos vulnerables, especialmente personas mayores, niños, adolescentes, jóvenes, mujeres, personas con discapacidad y personas con enfermedades crónicas.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), un miembro local de ACT Alliance en el Foro Cubano, está apoyando a los hogares afectados por el huracán para que tengan suficientes alimentos, acceso a agua potable y saneamiento, apoyo psicosocial, rehabilitación de viviendas y recuperación de medios de vida. Más de 20,000 hogares en 75 comunidades se beneficiarán con esta intervención, el presupuesto solicitado para esta intervención es de 1, 395,795.00 USD.

Cuba: Emergency response to the Hurricane Irma – CUB171

Intercambio pueblo a pueblo

Trabajadores estadounidenses especializados en cuidados paliativos intercambian con pastores, cuidadores, médicos y enfermeras de la isla.

Un equipo multidisciplinario que acompaña a personas en estado terminal en los Estados Unidos llegó a Cuba para intercambiar experiencias, hacer donaciones y capacitar a médicos, enfermeras, trabajadores sociales, cuidadores y guías espirituales con un taller que se desarrolla en La Habana.

El colectivo realizó, el 6 y 7 de octubre, el taller “Ampliando el cuidado paliativo con la ayuda de un equipo multidisciplinario”, en la sede de la Iglesia Apostólica de Jesucristo, en el asentamiento periférico de El Cano, en La Habana, además de visitas a hogares de ancianos de congregaciones protestantes adscritas al Consejo de Iglesias de Cuba (CIC).

La iniciativa es el fruto de la cooperación entre empleados y empleadas de la organización líder de hospicio en Estados Unidos, VITAS Healthcare, la iglesia Discípulos de Cristo, de la ciudad de Miami, en el estado de La Florida, y el CIC.

“Este proyecto tiene varios aspectos significativos”, dijo a la Redacción IPS Cuba el reverendo Vilson Hurtado.

De origen colombiano, el Rev. Vilson Hurtado, quien acompaña al grupo y coordina por la parte estadounidense el proyecto llamado Misión Cuba 2017, refirió que “este empeño tiene varios aspectos significativos”. Él enseña a ser capellán, que es quien da apoyo espiritual a las y los pacientes en estado terminal y sus familias en el modelo interdisciplinario de hospicio propuesto por el taller.

“Con esta capacitación, los participantes cubanos pueden aprender nuevas herramientas para un trabajo que ya hacen, sobre todo cómo operar en equipos de colaboración”, indicó el líder de ocho especialistas que capacitan a 73 nacionales de las provincias de La Habana, Artemisa, Matanzas, Sancti Spíritus, Camagüey y Granma.

“También se fortalece a la Iglesia, que ya apoya a las comunidades en la atención a enfermos terminales pero puede hacerlo de forma más organizada y extensiva en el futuro”, consideró el misionero, que aspira a continuar esta línea de cooperación en materia de hospicio iniciada de alguna manera en una visita en 2016.

Hurtado espera además que las y los participantes estadounidenses en esta misión luego “amplifiquen la voz a favor del acercamiento con Cuba y las muchas cosas que se pueden hacer mientras exista voluntad, a diferentes niveles, para mejorar la calidad de vida”.

Organizada antes de las reducciones del personal diplomático en Washington y La Habana, el 29 de septiembre y el 3 de octubre, la Misión Cuba 2017 llegó en un momento de incertidumbre provocado por la nueva crisis entre ambos países vecinos que lograron un histórico restablecimiento de relaciones en diciembre de 2014.

“Lo más importante en nuestro trabajo es el amor”, dijo en su charla el enfermero José Romero, que regaló a cuidadores y cuidadoras de la isla caribeña su experiencia de más de 30 años de trabajo en la atención a personas en estado terminal y que viven con el virus de inmunodeficiencia humana causante del Sida en los Estados Unidos.

Aspectos como la planificación anticipada, la importancia de prestar mucha atención al cuidado personal del paciente y capacitar a los familiares, estuvieron entre los asuntos abordados por el profesional cubanoamericano, que hoy vive entre La Habana y Miami.

“Fuimos a los asilos y me quedé muy impresionado por la excelente atención que reciben, a pesar de que tienen pocos recursos materiales”, compartió sobre la visita realizada, el 5 de octubre, por el grupo a los hogares de ancianos de la Iglesia Metodista y de la Iglesia Ejército de Salvación, en el municipio habanero de Marianao.

Allí fueron entregadas directamente donaciones de medicamentos, ropas, productos para el aseo personal y en especial pañales desechables, que escasean en las tiendas locales y resultan prohibitivos para la mayoría de las personas con esa necesidad.

Como parte de su acción, el CIC acompaña a las comunidades e instituciones de salud pública de Cuba en la dura meta que afronta el país de mejorar su red de cuidados para enfrentar el acelerado envejecimiento de su población de 11,2 millones de habitantes.

“Este taller de entrenamiento trabaja de manera diferenciada con todas las personas que atienden las necesidades de pacientes en estado terminal y sus familias”, valoró Jorge Luis Bécquer, quien es estomatólogo de profesión y trabaja en el programa de Vida y Salud Comunitaria del CIC.

A su juicio, el grupo de misioneros trajo “una visión multidisciplinaria” del hospicio que puede incorporarse a las condiciones cubanas.

Resaltó que Cuba ya cuenta con un sistema de salud pública integral que incluye la participación de las familias, las comunidades y organizaciones religiosas, sobre todo en la atención a la población anciana.

El programa de actividades incluyó además la entrega de reconocimientos mutuos a personas que han promovido el diálogo pueblo a pueblo entre Cuba y los Estados Unidos: los reverendos Joel Ortega Dopico, presidente del CIC; Vilson Hurtado y Raúl Suárez, del Centro Memorial Martin Luther King; además de la cubanoamericana Ada Katrina Pérez y la ex funcionaria cubana Lourdes Patricia Hernández.

Con Información de Inter Press Service en Cuba.

Foto: Jorge Luis Baños_IPS

 

Se reune el Foro Cuba de ACT Alianza para trazar estrategias tras el paso del Huracán Irma

El Foro Cuba perteneciente a ACT Alianza, una coalición global de iglesias y agencias dedicadas al desarrollo, la asistencia humanitaria y la incidencia, se reunió en la sede del Consejo de Iglesias de Cuba, para adoptar medidas referentes a la respuesta a la emergencia provocada tras el paso del huracán Irma por Cuba.

El Foro, integrado por varias organizaciones e iglesias de fuerte compromiso ecuménico en el país, con un importante trabajo diacónico, de servicio y comunitario, contó con las intervenciones del Sr. Carlos Rauda, oficial regional de programas de ACT Alianza, quien se encuentra en nuestro país colaborando en el proyecto que dará respuesta a la situación creada en la isla tras el paso reciente del huracán Irma. Antes de ampliar más sobre este tema dio a conocer sobre el contexto global en emergencias y de las dos situaciones que más ocupa la atención de ACT actualmente: la sequía en el norte de África, que alcanza siete países y millones de personas con falta de agua y comida, así como la crisis en el Medio Oriente, que sigue generando incontables refugiados y emigrantes.

En este encuentro se dialogó sobre el proyecto con el que el CIC, sus iglesias miembros y el Foro Cuba de ACT Alianza acompañarán a personas que fueron severamente dañadas a consecuencia del paso devastador del huracán Irma por la isla, a la vez que surgieron otras iniciativas de apoyo y contribución.

La Dra. Elina Ceballos, coordinadora del Área de Diaconía del CIC comunicó que, siguiendo los pasos de esta organización, ya fue aprobada una Nota Conceptual inicial para el proyecto que desarrollará el CONSEJO DE Iglesias de Cuba, miembro de para las personas afectadas en el país por el huracán, en la que se detallan las áreas de respuesta, las localidades y el presupuesto, entre otros conceptos fundamentales en los que se desea trabajar. E informó que se trabaja ya en el Appeal (la solicitud propiamente dicha) con un objetivo más realista y un mayor conocimiento de la situación existente.

En la cita se explicaron además, los seis elementos esenciales del proyecto de respuesta a la emergencia, comprendidos en las categorías: vivienda; seguridad alimentaria; agua, saneamiento y promoción de higiene, protección y ayuda psicosocial; artículos no alimentarios y recuperación de medios de vida.

También se dieron a conocer los territorios seleccionados para accionar en ellos: Santa Cruz del Norte, en la provincia Mayabeque; Playa, Centro Habana y Habana del Este, en la Habana; Martí y Cárdenas, en Matanzas; Caibarién, Encrucijada y Sagua La Grande, en Villa Clara; Yaguajay, Sancti Spíritus; Bolivia y Chambas, en Ciego de Ávila ; Esmeralda, en Camagüey; Manatí, en Las Tunas; Banes, en Holguín y Manuel Tames, Guantánamo.

La selección de estos ámbitos y lugares de intervención son el resultado de un pormenorizado análisis de las estadísticas de las afectaciones publicadas en los diferentes medios de difusión, y posteriormente de un proceso de seguimiento que realizan los coordinadores y colaboradores del CIC en las diferentes provincias del país. Otros criterios de selección para las personas a beneficiar con la respuesta son madres solteras que son cabezas de familia, mujeres embarazadas, personas adultas mayores, personas con discapacidad y familias multigeneracionales.

La Dra. Ceballos también hizo mención a la importancia de la experiencia de trabajo en los proyectos Comunidades Cubanas por el Desarrollo y Vida Plena, que promueven pequeños emprendimientos para mejorar la economía familiar de personas en diferentes municipios de Cuba. En esta ocasión, se pretende ayudar a aquellos negocios familiares que se vieron severamente afectados a causa del huracán.

Por su parte el presidente del CIC, Rev. Joel Ortega Dopico, aseguró que actualmente se trabaja en coordinación estrecha con los Coordinadores Provinciales del CIC para identificar en cada uno de los municipios seleccionados cuáles son los Consejos Populares más dañados, para así acercar más la respuesta a las personas con mayor necesidad. Y, una vez comenzada la etapa de implementación, se hará un diagnóstico, para identificar específicamente la mayor cantidad de personas que se encuentran dentro de los criterios de selección.

Trascendió que la cifra total de hogares a los que se espera llegar con este proyecto es de 16 mil, distribuidos  en 119 Consejos Populares de 16 municipios del país. Esta respuesta permitirá beneficiar a una población total de 924 mil quinientas personas. En la reunión se conoció que se viene realizando un estudio de los posibles donantes dentro y fuera de ACT Alianza con posibilidades reales de apoyo, muchos de los cuales ya han iniciado las conversaciones al respecto.

Con este proyecto no solamente se dará solución específica a las afectaciones provocadas por el huracán Irma sino que además se propiciará el fortalecimiento de capacidades institucionales para que tanto el Consejo de Iglesias, como el Foro ACT Cuba mejoren su potencial de respuesta. Uno de los aspectos más distintivos de esta propuesta es el trabajo directamente en las comunidades afectadas, en coordinación con las autoridades locales y con los colaboradores del CIC en los territorios.

En la cita además se coordinaron los próximos pasos a seguir, se actualizó el listado de contactos del Comité de Emergencia, a la vez que se resaltó que es un momento de unidad, en el cual las iglesias del país puedan hacer un trabajo conjunto a favor de los más necesitados.

Galería Huracán Irma

Huracán Irma

Juntos en el tiempo de actuar

El Consejo de Iglesias de Cuba extiende a sus organizaciones amigas fuera de Cuba, un llamado de solidaridad para colaborar en el proceso de recuperación, acompañamiento social y material en las zonas más afectadas por el huracán Irma en Cuba.

Para hacer llegar las donaciones al Consejo de Iglesias de Cuba, desde Estados Unidos, se debe  usar la siguiente vía:

Bank Name: KeyBank
Bank Account Name: Church World Service, Inc. General Account
Bank Account Type: Checks/ACH
Account Number: 359681070207
ABA# for ACH/Wire Transactions: 041001039 Swift Code: KEYBUS33
Bank Address: KeyBank, 101 S. Main St., Elkhart, IN 46516
Bank Phone Number: 574-295-2704

Al hacer sus contribuciones, debe asegurarse que la trasferencia sea debidamente registrada y enviar un correo electrónico a mcoria@cwsglobal.org especificando “Hurricane Irma Response – Cuba”

Las donaciones serán destinadas a apoyar la recuperación de los daños en la isla, a través del Consejo de Iglesias de Cuba y otras organizaciones que implementan la respuesta a la emergencia de manera conjunta.

Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos moviliza fondos para ayudar en la recuperación

Buenos Aires/Cárdenas 17 Septiembre 2017

La Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos (FUMEC), considerando las consecuencias provocadas por el huracán Irma y las situaciones emergentes que van surgiendo en la etapa de reconstrucción y recuperación, extiende un llamado de solidaridad a los amigos/as de la FUMEC, Movimientos Estudiantiles Cristianos (MECs) y organizaciones fraternales a colaborar en la colecta que realiza la FUMEC para destinar al trabajo del MEC de Cuba en el proceso de recuperación, acompañamiento social y material en las zonas más afectadas y en las 7 ciudades donde el Movimiento desarrolla su trabajo con jóvenes y estudiantes: Sancti Spíritus, La Habana, Cienfuegos, Cárdenas, Matanzas, San Nicolás y Santiago de Cuba.

Todo lo recolectado se usará para el apoyo directamente a comunidades afectadas principalmente enfocándose en las personas más vulnerables entre los que se encuentran niños/as, ancianos, personas con movilidad reducida.

Siguiendo el consejo del MEC de Cuba, una posible manera de contribuir sería a través de packs de alimentación, aseo e higiene personal y doméstico.

Algunos de los estudiantes y jóvenes de los diferentes grupos locales del MEC de Cuba han tenido afectaciones en las viviendas, según comunica su presidenta nacional Dianet Martínez Valdéz.  El MEC-C se prepara para su próximo taller regional de formación de líderes del occidente cubano, entre el 21 y 23 de septiembre, donde se planificarán los pasos a seguir en la agenda de solidaridad y movilización.

Medios para colaborar:

 PayPal: Click http://www.fumec-alc.org/apoyanos/

FUMEC ALCBANK NAME: Banco de la República Oriental del Uruguay ABA/SWIFT/CHIPS ID: BROUUYMMABA026003324ADDRESS: Constituyente 1450, 11200 Montevideo, Uruguay+598 2908 2882 ACCOUNT NUMBER: 196-0564029ATTENTION: LAC Regional Secretary

WSCF IROBANK NAME: Banque Cantonale de Genève (BCGE) ABA/SWIFT/CHIPS ID: BCGECHGGXXXADDRESS:: Quai de I’le 17, case postale 2251, 1211, Genève 2,ACCOUNT NUMBER: LO790.08.11ACCOUNT NAME: World Student Christian FederationATTENTION: LAC Regional Secretary

Sarahí Garcia. GomezPresidenta Mesa DirectivaFUMEC ALC

Marcelo Leites. Secretario Regional ALCDirector Programa Eco JusticiaFUMEC

 

Consejo de Iglesias de Cuba participará activamente en la recuperación del país tras el paso devastador del huracán Irma

“Dios es nuestro refugio y nuestra fuerza. Siempre está dispuesto a ayudar en tiempos de dificultad, por lo tanto, no temeremos cuando vengan terremotos y las montañas se derrumben en el mar. ¡Qué rujan los océanos y hagan espuma! ¡Qué tiemblen las montañas mientras suben las aguas! Un río trae gozo a la ciudad de nuestro Dios, el hogar sagrado del altísimo. Dios habita en esa ciudad, no puede ser destruida. En cuanto despunte el día, Dios la protegerá”. Salmo 46: 1-5

Cuba enfrentó un fenómeno único y sin precedentes cuando el huracán Irma afectó severamente a once provincias del archipiélago. Durante su paso devastador se mantuvo con categoría 5 por más de 72 horas y con un lento desplazamiento que le permitió estacionarse en varios de los territorios que sufrieron más daños, con efectos de huracán o tormenta tropical.

Entre las afectaciones más significativas están la pérdida de diez vidas humanas, aun cuando fueron evacuadas más de un millón de personas; el derrumbe total o parcial de miles de viviendas y la pérdida de los recursos materiales de una gran cantidad de familias cubanas; daños severos a la flora y la fauna que todavía no se han cuantificado; devastación en varias zonas costeras de ambos litorales así como en los cayos adyacentes a las provincias centrales del país, incluyendo severos perjuicios en áreas protegidas.

El huracán Irma es el primer fenómeno meteorológico que compromete el funcionamiento del sistema electro energético nacional de manera crítica. Ello provocó que más de la mitad del país se encontrara sin fluido eléctrico durante más de 72 horas.

El sector turístico, principal renglón económico de la isla, sufrió severos daños cuando resta un mes para el inicio de la temporada alta del turismo. Ello implica un fuerte golpe a la economía nacional y un desafío a la capacidad de respuesta para la recuperación de las instalaciones y áreas naturales que constituyen destinos turísticos.

Aún cuando el estado cubano ha movilizado cuantiosos recursos para proteger a la población, en varias provincias persisten serias dificultades con recursos básicos como el agua y la alimentación, así como situaciones que pueden comprometer la estabilidad epidemiológica y provocar una emergencia sanitaria.

Desde que se dieron a conocer los profundos daños que Irma podría causar, el Consejo de Iglesias de Cuba y sus Comités de Emergencia nacional, regionales, así como grupos en las localidades, en alianza con las autoridades nacionales y locales y otras organizaciones de la sociedad civil, adoptaron varias medidas dirigidas tanto a la prevención como a la respuesta, a partir del cumplimiento de los protocolos establecidos. Numerosas iglesias y casas pastorales sirvieron como centros de evacuación y refugio a cubanas y cubanos y apoyaron en labores como la transportación de evacuados y la distribución de agua potable a través de la red de sistemas de agua instalados en iglesias y centros.

A partir de una evaluación de las afectaciones causadas por Irma y varias visitas de campo en provincias como La Habana, Matanzas, Villa Clara, Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Camagüey y Las Tunas. El Consejo de Iglesias de Cuba dialoga con las autoridades cubanas, así con numerosas organizaciones y plataformas internacionales que han enviado mensajes de solidaridad y expresado su voluntad de contribuir a la recuperación del pueblo cubano. Entre ellas se encuentran ACT-Alianza la cual está apoyando para organizar una respuesta integral y nos acompaña con personal para ello, Pan para el Mundo, Obra Misionera de Berlín, CBM, Diakonia Suecia, diferentes Sociedades Bíblicas en el mundo, Servicio Social de Iglesias Dominicanas, Iglesia Discípulos de Cristo de lo EUA, Consejo Nacional de Iglesias de Cristo de los EUA, Siervos Unidos Alrededor del Mundo de los Estados Unidos, Bolsa Samaritana y Visión Mundial, Wine to Water, La Iglesia Presbiteriana de los Estados Unidos USA, Haven Today.

Como parte de la ayuda se ha ofrecido el envío de alimentos, medicamentos, kits de aseo, herramientas para la construcción y filtros de agua, entre otros recursos, así como acompañamiento pastoral y de atención psicosocial en comunidades afectadas. Voluntarios de la Obra Misionera de Berlín han anunciado su llegada a territorio cubano dentro de dos semanas y se sumaran a las labores de recuperación.

Como ha ocurrido ante fenómenos naturales precedentes, el Consejo de Iglesias de Cuba tendrá una participación activa en la recuperación del pueblo cubano y seguirá compartiendo su mensaje de fe y esperanza. Desde su vocación ecuménica, el CIC convoca a sus miembros y amigos en todo el mundo a juntar esfuerzos en el servicio a quienes hoy sufren las consecuencias psicológicas, espirituales y materiales de tan devastador evento hidrometeorológico.

Consejo de Iglesias de Cuba
Septiembre 13 de 2017

Cristianos en Baracoa se suman a la recuperación

Lluvias intensas y penetraciones del mar se sucedieron en las últimas horas en la ciudad nororiental de Baracoa, a 880 kilómetros de La Habana.

Según reportes del equipo de Coordinación del Consejo de Iglesias en la localidad, hasta ayer permanecían evacuadas cientos de personas.

Las iglesias del territorio han acogido a estos evacuados, llegando a cuantificarse cerca de 92 personas en la Primera Iglesia Bautista de Baracoa, 106 en la Iglesia Adventista, 95 en la Iglesia del Nazareno, 60 personas en la Iglesia Bautista de los Hoyos y 95 personas en las Asamblea de Dios, según datos proporcionados por Díaz Borges.

Hasta el cierre de esta información ya comenzaban las labores de recuperación y las personas evacuadas comenzaban a regresar a sus casas.

Los filtros de agua entregados en la anterior emergencia provocada por el paso del huracán Matthew, están a disposición de las comunidades donde fueron entregados, así como en instituciones de la salud pública y educación.

En Baracoa, cristianos y cristianas, miembros del Consejo de Iglesias de Cuba, confirman su voluntad de apoyar las labores de recuperación en los territorios afectados de todo el país.

Mensaje de la Obispa de la Iglesia Episcopal de Cuba, a propósito del paso del huracán Irma por el país

Querida familia ecuménica:

Los saludo cordialmente.

Por este medio les exhorto a que presentemos a Dios nuestras oraciones, pidiendo Su Misericordia por los habitantes de los territorios que han sido azotados por el huracán ¨Irma¨ desde la madrugada del pasado día 6.

Como fenómeno de grandes proporciones, está devastando todo lo que encuentra a su paso y tendrá consecuencias catastróficas y sin precedentes.

Cuba será azotada casi a todo lo largo por la costa norte y dañará de manera incalculable los bienes materiales. Estamos llamados a hacer todo lo posible para resguardar lo mejor que se pueda, las casas, edificios y terrenos de propiedad personal y de la Iglesia, así como las de carácter social.

En oración y en acción, con la Gracia y la misericordia de Dios, preparémonos tanto física como emocional y espiritualmente para enfrentar junto con nuestras familias, nuestras comunidades y nuestro pueblo, lo que está aconteciendo.

Asentados en nuestra fe, tenemos que fortalecernos ante la adversidad de manera que sigamos sirviendo a nuestro amado pueblo en todo tiempo y lugar, incluyendo en nuestras peticiones, como ya he mencionado, a los demás países caribeños y a la Florida, Estados Unidos, hacia donde está pronosticado que se dirigirá después.

Estamos convocando a estar juntos en CADENA DE ORACIÓN. A partir de las 6 de la tarde, continuando las oraciones a las 9 y 12 de la noche, seguiremos los siguientes días a las 6 de la mañana, 9 de la mañana y 12 del mediodía. Tomemos 5 minutos junto con la familia y/o la comunidad para realizar esta cadena de oración. Se puede usar la Gran Letanía, página 114 del Libro de Oración Común.

Oremos encomendándonos los unos por otros y toda nuestra vida a Cristo Jesús.

Con el salmista podemos decir: “Alzaré mis ojos a los montes, ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene del Señor, que hizo los cielos y la Tierra. ”. Salmo 121:1-2.

En oración y comunión,

Griselda Delgado, Obispa Diocesana,
Iglesia Episcopal de Cuba