Yearly Archives:2016

De aniversario, la Organización Bautista más joven de Cuba

Como retornando a la semilla, en un viaje siempre de memoria, la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao, en La Habana, Cuba, acogió las celebraciones por los 27 años de la Fundación de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba.

Fue en el año 1989, cuando junto a grupos conformados por personas de marcada proyección ecuménica y responsabilidad social, líderes de tres iglesias en el país, la Primera Iglesia Bautista de Matanzas, la Iglesia Jordán del reparto Mañana en Guanabacoa y la Iglesia Bautista Ebenezer de Marianao (IBEM), nuclearon lo que hoy se conoce como FIBAC.

Una vez más, volvieron a reunirse en el lugar que ha acogido tantos acontecimientos importantes para esta denominación cristiana en Cuba, como el desarrollo de su primera asamblea o sus múltiples reuniones de apoyo y solidaridad a favor de causas justas de la sociedad cubana.

“Por una iglesia misionera de puertas abiertas” es el lema de este año celebrativo y fue además la frase que motivó la liturgia especial por estas casi tres décadas de trabajo e incidencia socioteológica en el pueblo cubano.

El sermón estuvo a cargo de la Reverenda Raquel Suárez, quien reconoció además que  la FIBAC es una de las pocas denominaciones que ordena mujeres al ministerio pastoral en el país. Su reflexión estuvo centrada en el texto bíblico Apocalipsis 3:8, donde el símbolo de las puertas abiertas ante la justicia, se describe como promesa de Dios.

En la velada de más de una hora estuvo presente la Directiva de la FIBAC, encabezada por su presidente el Rev. Maikel Báez, y  representantes de las iglesias fundadoras y de las más de 40 iglesias afiliadas.

El culto, concebido especialmente para la ocasión por Samuel Aguilera y el Rev. Idael Montero, pastor de la IBEM, volvió a contar con la presencia de los elementos de cubania e idiosincrasia característicos de las prácticas litúrgicas de esta denominación.

“El amor se expresa con hechos concretos”. Continúa la solidaridad del CIC con la organización Pastores por la Paz

Por: Carla Valdés León, Edel Rivero y Sayonara Tamayo Arjona

“Estamos aquí por un caso simple de represión”. Esas fueron las primeras palabras de Manolo de los Santos, representante de la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria, (IFCO)-Pastores por la Paz en Cuba, ante la prensa nacional y extranjera acreditada en el país.

confe-plano-general

Estas declaraciones se producen en medio de un proceso legal impulsado por la organización ecuménica tras haber sido notificada la pérdida de su estatus “organización no lucrativa” por el Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS), debido a su trabajo humanitario de casi treinta años con el pueblo cubano a través de las internacionalmente conocidas Caravanas de Pastores por la Paz. La medida fue argumentada con un supuesto respaldo de la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

El sustento de la sanción demuestra que aún con los avances alcanzados en el proceso de normalización de las relaciones, el bloqueo económico y financiero impuesto por los sucesivos gobiernos norteamericanos a la isla hace más de cincuenta años se mantiene con todo el rigor y agresividad y, sobre todo, que Cuba sigue siendo considerado como enemigo por quienes aplican las leyes en los Estados Unidos.

Al ser notificados de la decisión, los miembros de IFCO emitieron una declaración que asombró a numerosos amigos, entre ellos, quienes por muchos años han recibido a los caravanistas de Pastores por la Paz en Cuba, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), el Centro Memorial Dr. Martin Luther King Jr., el Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP), entre otras organizaciones.

El Consejo de Iglesias de Cuba se ha sumado a la lucha que hoy sostiene IFCO por mantener su estatus de organización no lucrativa y, por tanto, libre de impuestos, para continuar realizando su labor humanitaria con el pueblo cubano.

“El gobierno de Estados Unidos tiene que aprender de Pastores por la Paz”

“Si nos preguntaran cómo quisiésemos que fueran las relaciones entre Cuba y Estados Unidos tenemos que decir que fuesen como son las relaciones entre Pastores por la Paz y el pueblo cubano. Cuando hablamos de normalización de relaciones, queremos hablar de la esperanza de que hayan relaciones de respeto como han sido entre nosotros, de hermandad, de solidaridad”. Así lo expresó el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Rev. Joel Ortega Dopico quien resaltó a Pastores por la Paz como un ejemplo de lo que debe ser la relación entre dos pueblos del cual debe aprender el gobierno de los Estados Unidos.

dopic-conf

El Reverendo se refirió a la sanción a IFCO como un desafío para la normalización de las relaciones y resaltó su carácter contradictorio con respecto a la búsqueda de caminos de entendimiento entre ambos gobiernos. Agregó que si hoy existe una cercanía entre los pueblos es porque han existido organizaciones como Pastores por la Paz y calificó el hecho como una violación del derecho de los ciudadanos de Estados Unidos de servir, de ser útiles.

“El amor se expresa con hechos concretos, y así lo han hecho los Pastores por la Paz. Le pedimos al gobierno de Estados Unidos que muestren también los hechos concretos del amor que debe existir entre dos pueblos cercanos”, concluyó.

El CIC expresó su preocupación con la sanción impuesta a IFCO en una exhaustiva declaración que resalta el significado del trabajo de la organización interreligiosa con el pueblo cubano:

“El trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; sólo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del departamento del Tesoro, a pesar del llamado del presidente Barack Obama al Congreso a terminar con el bloqueo contra Cuba, y después que el secretario de Estado John Kerry en La Habana, durante la reapertura de la embajada de EE.UU. para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, dijo que ya éramos “amigos”, ¿o es que somos amigos-enemigos?

dopico-conf-prensa

Con esta acción de presión sobre IFCO/Pastores por la Paz se pretende, intencionadamente, socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos, para que el pueblo estadounidense haga dejación de sus principios de solidaridad con Cuba; y minar la Revolución Cubana para que esta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán”.

“Pedimos que se reconsidere esa medida”

Nacira Gómez, por su parte, del Comité de Distribución de Pastores por la Paz en Cuba, reconoció que la principal beneficiaria de la labor de IFCO en este país ha sido la familia cubana y con esta decisión muchas de ellas serán afectadas.

nacira

“Además de la ayuda material, la caravana ha servido también para denunciar los daños causados por el bloqueo, un tema que debe ser resuelto para poder disfrutar de este intercambio de pueblo a pueblo. Aún tenemos muchas carencias y con esta ayuda en medicamentos, materiales escolares, transporte, se han beneficiado proyectos sociales y de las iglesias que van dirigidos a ayudar a personas de la tercera edad o niños con discapacidades. Cada año vivimos la experiencia de cómo estas personas esperan la llegada de la caravana”.

Nacira expresó el dolor que causa esta decisión a los cristianas y cristianas, y cómo ataca la humanidad y la solidaridad.

Además declaró que la oficina de IFCO y sus contrapartes en Cuba así como las iglesias e instituciones sociales piden que se estudie y analice esa injusta sanción y se piense más en el amor y la solidaridad hacia los seres humano y las familias.

“Cuba no es nuestro enemigo”

“Precisamente ahora se ataca a una organización que durante muchos años ha llevado a cabo un trabajo de desobediencia civil y educación popular con el pueblo de los Estados Unidos en el tema Cuba”, expresó Manolo de los Santos, representante de IFCO en la conferencia de prensa y argumentó que para quienes han integrado y colaborado con la Caravana, Cuba no es un enemigo.

“Tenemos nuestra vocación y firme convicción de que está dentro de nuestros derechos como ciudadanos norteamericanos, como personas de fe y conciencia llevar ayuda humanitaria a Cuba. Nunca como un acto caritativo. Hemos traído computadoras, medicinas y otras cosas, sabiendo que va contra la ley. Por eso no nos apena que nos ataquen de esta manera. La problemática está en que si vamos a hablar de las violaciones a esta ley, quien debía ir detrás de nosotros es OFAC (Office of Foreign Assets Control), no el IRS, no le incumbe al IRS decidir qué podemos traer y de qué manera. Nunca hemos pedido licencia a OFAC y le hemos dicho que cuando quieran llevarnos a una corte estamos aquí, porque no hay manera de que se nos pueda impedir viajar a Cuba y traer ayuda humanitaria para el pueblo cubano”.

El representante de IFCO en Cuba explicó que desde su nacimiento en 1967, la organización ha sido atacada en varias ocasiones, no sólo por ayudar a Cuba, sino también a otros países en lucha en Centroamérica, en África, en Asia y dentro de los propios Estados Unidos. Hace varias décadas fueron acusados de ayudar al pueblo en lucha de Sudáfrica, porque era un crimen apoyar a Nelson Mandela.

estud-conf-press

“Hemos decidido, cual sea la decisión del IRS, continuar nuestro trabajo. No por esto, ni por nada ha dejado de funcionar nuestra oficina ni hemos dejado de hacer nuestro trabajo dentro ni fuera de los Estados Unidos. Como muestra de eso mantenemos un grupo de estudiantes de medicina becados por el gobierno cubano y administrados por IFCO”, afirmó.

No es la primera vez que una organización religiosa sin fines de lucro recibe este tipo de sanciones y quienes representan a Pastores por la Paz han expresado su disposición de seguir luchando para no convertirse en un nuevo caso de retiro de la condición “libre de impuestos”.

“Continuaremos trabajando juntos”

Otra de las que relató la sorpresa que constituyó conocer la medida de IRS con IFCO-Pastores por la Paz fue Llanisca Lugo, coordinadora de Solidaridad del Centro Martin Luther King, institución perteneciente al Consejo de Iglesias de Cuba. Es inevitable, añadió, recordar tantas imágenes en el transcurso de estos años, ver a muchos que vienen y regresan y nunca se cansan de montarse en esa caravana que no sólo llega aquí, sino que recorre Estados Unidos regando sentimientos por Cuba y siempre regresan a nuestro país con nuevas esperanzas de tender un puente de amor y de respeto mutuo.

En su intervención recordó la gran labor de Lucius Walker, una parte de cuyas cenizas se encuentran en el CMMLK , así como la de su hija Gail, quien ha luchado por mantener vivo el proyecto y por fortalecer la solidaridad hacia Cuba.

llani

Resulta muy contradictorio, expresó, que si el gobierno de Estados Unidos pretende avanzar en la normalización de relaciones con Cuba, el IRS sancione a Pastores por la Paz con esta sanción.

El Centro Martin Luther King emitió una declaración al conocer la medida en la cual califica de “inaceptable este ataque a la Fundación que durante años ha traído asumiendo todo riesgo, toneladas de amor y compromiso con el pueblo cubano para nuestras escuelas, iglesias, hospitales, comunidades cubanas”.

El despojo a IFCO de su carácter de organización no lucrativa y por tanto libre de impuestos es calificada en la declaración como un ataque a la solidaridad entre los pueblos. “Es castigar la historia de resistencia que ha significado su lucha. Recordamos la huelga de hambre de los caravanistas en la frontera con México en 1993, exigiendo la devolución de un ómnibus y el respaldo que desde Cuba dimos a ese gesto asumiendo también la huelga frente a la Oficina de intereses de los Estados Unidos”.

En el texto, el CMMLK convoca a todos los amigos del mundo a sumarse al apoyo solidario hacia esta organización hermana, a rechazar este ataque a la posibilidad de que las relaciones entre los seres humanos y los países pueda estar basada en otras lógicas de respeto mutuo y solidaridad verdaderas.

El apoyo que brinda el movimiento ecuménico cubano a Pastores por la Paz en estas circunstancias expresa solidaridad y consideración recíproca que durante más de dos décadas han crecido como resultado de un intercambio permanente que trasciende el ámbito material y se sustenta, sobre todo, en el principio cristiano de amor y respeto por el prójimo.

Declaración del Consejo de Iglesias de Cuba, ante las injustas e irracionales sanciones a IFCO-Pastores por la Paz

El Servicio de Impuestos Internos de los Estados Unidos (IRS) notificó el 23 de agosto pasado a la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria (IFCO), conocida como Pastores por la Paz, la determinación de revocar su estatus libre de impuestos por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba, pues dicha labor, según el IRS, viola la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro.

La respuesta de solidaridad del Consejo de Iglesias de Cuba ante esta medida, no se hizo esperar.

El Consejo de Iglesias de Cuba muestra preocupación ante el comunicado de prensa emitido por IFCO/Pastores por la Paz que rechaza el anuncio de que en Estados Unidos se revocará a IFCO su estatus (de organización) ‘libre de impuestos’ por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba”.

El Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), institución líder del movimiento ecuménico cristiano en Cuba, integrado por 52 iglesias e instituciones cristianas —protestantes, reformadas, evangélicas, pentecostales, episcopales y ortodoxas—, además de otras instituciones ecuménicas como centros de estudio, de información, de servicio comunitario y seminarios teológicos; así como miembros asociados como la Comunidad Hebrea de Cuba (judíos) y la Asociación de Auto Realización Yoga de Cuba, entre otros; y es participante activo de la Plataforma Interreligiosa de Cuba, que reúne a todas las religiones establecidas en Cuba; desde su fundación ha proclamado la unidad para el servicio a nuestro pueblo y nación, a través de la búsqueda del amor, la justicia y la paz entre pueblos y naciones, que son las señales evangélicas más evidentes del reinado de Dios entre nosotros.

Durante los últimos 25 años, con la finalidad de trabajar por la unidad para el servicio a nuestro pueblo y nación, a través de la búsqueda del amor, la justicia y la paz entre pueblos y naciones, hemos desarrollado relaciones fraternales y de trabajo solidario con la Fundación Interreligiosa para la Organización Comunitaria/Pastores por la Paz (en inglés: Inter-Religious Foundation for Community Organization/Pastor for Peace) (IFCO/Pastors for Peace), especialmente bajo el liderazgo del finado reverendo Lucius Walker.

Con preocupación leímos el Comunicado de prensa emitido por IFCO/Pastores por la Paz del martes 23 de agosto del corriente año, donde se expresa que “… IFCO ha sido informada que se revocará su estatus (de organización) ‘libre de impuestos’ por llevar a cabo su trabajo humanitario en Cuba”, lo que el IRS considera —según el Comunicado de IFCO—, una violación de “… la Ley de Comercio con el Enemigo del Departamento del Tesoro”.

En nuestra experiencia de trabajo con IFCO/Pastores por la Paz, hemos aprendido que su razón social y objetivos no están dirigidos exclusivamente hacia Cuba, sino también al interior de Estados Unidos, a través de la promoción de causas justas y procesos educativos sobre el complejo industrial, las prisiones, una justa reforma migratoria; así como crear conciencia sobre preocupaciones ambientales y la necesidad de la sostenibilidad alimentaria, entre otros muchos más.

En el exterior, especialmente IFCO/Pastores por la Paz se enfoca en regiones como Pa-lestina, América Central y el Caribe —donde se inscribe Cuba—, con la intención de ayudar a destacar el impacto negativo de la política exterior de EE.UU. en países de esas regiones.

En el caso cubano, donde EE.UU., por más de 50 años ha desarrollado una política calificada por el propio presidente Barack Obama como una “política fracasada” —fracaso que se repite en estos momentos—, la advertencia del IRS a IFCO/Pastores por la Paz, constituye un nubarrón que se cierne sobre uno de los actores que más ha contribuido a la política del Gobierno estadounidense en la búsqueda de un clima de distensión y entendimiento entre los dos pueblos y gobiernos.

Las Caravanas de IFCO/Pastores por la Paz con donaciones desde 1992, han beneficiado en Cuba la salud del pueblo —con medicinas y equipos médicos—; la educación de niños y jóvenes —con material didáctico—; las congregaciones cristianas, sus pastores y sus programas misioneros —con medios de transporte—; para solo señalar las más conocidas.

Pero no es IFCO/Pastores por la Paz quien dona; dona el pueblo estadounidense, al que se le han sumado otros pueblos; IFCO/Pastores por la Paz ha sido la cara visible, el medio de hacer llegar a Cuba la solidaridad y las donaciones.

El trabajo de IFCO/Pastores por la Paz en Cuba ha visibilizado ante nuestro pueblo la nobleza, la amistad, el amor, la fraternidad y la solidaridad del pueblo estadounidense; solo una pequeña porción de él mira a Cuba como “el Enemigo”; esa pequeña porción inmovilizadora del futuro y del progreso parece estar concentrada en la secretaría del Tesoro, la OFAC y ahora en el IRS, que continúan aplicando la Ley de Comercio con el Enemigo del departamento del Tesoro, a pesar del llamado del presidente Barack Obama al Congreso a terminar con el bloqueo contra Cuba, y después que el secretario de Estado John Kerry en La Habana, durante la reapertura de la embajada de EE.UU. para el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre los dos países, dijo que ya éramos “amigos”, ¿o es que somos amigos-enemigos?

Con esta acción de presión sobre IFCO/Pastores por la Paz, se pretende, intencionadamente, socavar la solidaridad y fraternidad entre nuestros dos pueblos, para que el pueblo estadounidense haga dejación de sus principios de solidaridad con Cuba; y minar la Revolución Cubana para que esta, a su vez, haga dejación también de sus principios revolucionarios; algo que jamás lograrán.

Pero, al mismo tiempo, si así fuera, perderían a IFCO/Pastores por la Paz como uno de los más importantes actores de la diplomacia pública estadounidense respecto Cuba.

Por lo que, el Consejo de Iglesias de Cuba e IFCO/Pastores por la Paz, hemos sido partes importantes dentro de los diversos actores que hemos contribuido al —y construido el— largo y continuo proceso hacia la normalización de relaciones entre nuestros dos pueblos y gobiernos. No hemos ido a las primeras páginas de la gran prensa para inducir el apoyo a políticas de cambio; hemos sido agentes de cambio, para el mejor entendimiento a nivel de base.

En mucho sentido, especialmente en Cuba, el pueblo cubano ha apoyado este proceso de restablecimiento de relaciones y hacia la normalización de las mismas, porque con nuestros intercambios y nuestras relaciones pueblo a pueblo, e iglesia a iglesia, y a través de la fraternidad y solidaridad, demostramos que sí es posible una relación normal, que es la que buscamos; y que el propio gobierno estadounidense debe reconocer como una contribución genuina y única; porque la fraternidad y la solidaridad se edifican a través del reconocimiento persona a persona, la honestidad y el respeto mutuos; no se venden ni se pueden comprar, porque tienen un valor tan alto que no se puede calcular su precio.

Es hora de reparar injusticias y, sobre todo, de no cometer nuevas injusticias. La acción del IRS, si llegara a consumarse, sería un ataque a la solidaridad interna en EE.UU., no solo a IFCO/Pastores por la Paz; y su vicio será la intención política, la que se trata de encubrir detrás de la aplicación de medidas administrativa.

¡Las iglesias cubanas, el movimiento ecuménico cristiano cubano y Cuba necesitamos a IFCO/Pastores por la Paz; y Estados Unidos necesita a IFCO/Pastores por la Paz!

¡Viva la fe, la Paz, la Esperanza y la Unidad entre pueblos y naciones!

Fraternalmente,

Consejo de Iglesias de Cuba

Rev. Joel Ortega Dopico, presidente

Federación de Movimientos Estudiantiles Cristianos en América Latina condena el golpe parlamentario en Brasil

Con un mensaje precedido por el texto bíblico “No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo cosecharemos si no nos damos por vencidos”, recogido en Gálatas 6:9, la Federación Universal de Movimientos Estudiantiles Cristianos en América Latina y el Caribe, FUMEC ALC, ha posicionado una declaración pública condenando el Golpe Parlamentario en Brasil.

Esta declaración, firmada por  Marcelo Laites, Secretario Regional de la Federación, aclara que “la FUMEC no apuesta por un sector, un partido político o una doctrina”, en contraposición de otras.

Refiere el documento que “es una opción radical en la esperanza del Reino de Dios y su justicia, la cual nos demanda la lucha por una casa habitada para todos y todas.”

“Esta opción del Movimiento Estudiantil Cristiano a nivel mundial es la opción preferencial por los pobres: por los inmigrantes, por los que sufren a causa de las guerras, por las minorías sexuales, por las mujeres, por los campesinos y pueblos indígenas: por todos y todas los que tienen sus libertades y dignidades coartadas. Es también una opción por la democracia, la participación y la no-violencia”, continúa.

“Como jóvenes y estudiantes cristianos y cristianas debemos hacernos cargo de este momento y comenzar a actuar con amor, voz y testimonio público”, concluye esta declaratoria.

 

Bienvenido septiembre

Con un devocional como bienvenida a este nuevo período, el Consejo de Iglesias de Cuba (CIC), principal organización cristiana evangélica del país, reinició sus actividades en septiembre.

Al comenzar el día, y en una tradición cristiana de dedicar estos primeros minutos de la mañana a confraternizar y dar gracias a Dios, trabajadores y funcionarios del CIC reflexionaron en torno al texto bíblico del salmista David, cuando anunciaba la gloria de Jehová en el Salmo 19, una de las obras más poéticas dedicadas al Creador.

Con este objetivo de reencuentro, reunidos en la capilla anexa al inmueble sede del Consejo, los trabajadores conocieron los eventos y actividades que cristianos y cristianas de la isla desarrollarán próximamente y en las que el CIC tendrá una importante participación.

Entre los anuncios difundidos por el Reverendo Armando Rusindo, Secretario Ejecutivo de la organización, trascendió la celebración el jueves 8, del Aniversario de la Fraternidad de Iglesias Bautistas de Cuba, a celebrarse en la Iglesia Ebenezer de Mariano.

El encuentro, además, sirvió para compartir reflexiones y análisis en una meditación presentada por Alain Montano, Reverendo y Secretario de la Comisión Bíblica del Consejo de Iglesias de Cuba.

En un año importante como este, donde el CIC celebra sus 75 Aniversario de fundación, el compromiso con una práctica de fe contextualizada y con un ecumenismo verdadero, sigue siendo la apuesta de servicio y unidad de esta institución cubana.

Programa televisivo especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

Durante la grabación del Programa Especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

Durante la grabación del Programa Especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba

El programa televisivo Dialogo Abierto, del Canal Educativo, transmitirá el próximo lunes 27 de junio, en su habitual horario de las 8:30 p.m., un programa especial por los 75 años del Consejo de Iglesias de Cuba.

¿Cuáles han sido los principales hitos históricos en estos años? ¿Qué aportes ha realizado el Consejo a la identidad Nacional Cubana? ¿Cómo dialogan la fe en el evangelio de Jesús, con nuestra Cultura Nacional?

Véalo el próximo lunes 27, a las 8:30 p.m., en el Canal Educativo.

75 años de una familia peregrina

Culto por el 75 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba

Cuando comenzó a tocar la banda, la Catedral era una fiesta. Una unidad de gestos compartidos, listos para el festejo y la conmemoración.

Afuera una leve llovizna persistía mezclándose con los acordes de una canción con matices de alabanza. Mientras, luces y biblias, trompetas, cenizas, agua y pan. Yugos y cadenas, presidían simbólicamente la liturgia de Aniversario, de acuerdo al texto bíblico que recordaba la compañía de Dios que “sacia a su pueblo como las aguas que nunca faltan”. (Isaías 58:6-12)

Fue este uno de los momentos de mayor vistosidad del culto; semióticamente diseñado para conmover a los presentes y proponer la reflexión por estos años de vida, donde Dios ha caminado junto al pueblo de Cuba, como padre que sirve y consuela.

Justo así lo hizo en los inicios fundacionales de este Consejo de Iglesias, en mayo de 1941, cuando reveló a cubanas y cubanos cristianos la necesidad de unirse para defender los valores del Reino.

Siete décadas que han sido el reflejo de la comunión no solo de los cubanos, sino del Movimiento Ecuménico Internacional.

Así lo reiteraron en sus palabras en la celebración el Rev. Jim Winkler, Presidente y Secretario General del Consejo de las Iglesias de Cristo de los Estados Unidos; Michael French, Encargado de Programas para América Latina de la Federación Luterana Mundial; Milton Mejías, Secretario General del Consejo Latinoamericano de Iglesias; Larry Miller, Secretario General del Foro Cristiano Global; Jerry Pillay, Presidente del de la Comunión Mundial de Iglesias Reformadas (CMIR) y Chris Ferguson, Secretario General de la CMIR, entre otros invitados a esta fiesta del espíritu, efectuada el miércoles 11 de mayo.

La Catedral Episcopal, sede de la celebración, también recibió a los niños y niñas del Coro Infantil del Consejo de Iglesias, quienes llegaron a “Encender un sueño” con sus voces y cantarle a ésta familia.

Ese, precisamente, era el sentir de los que a pesar de la pertinaz llovizna, llegaron esa noche a celebrar la historia. Un sentimiento familiar, de hermanos y familia peregrina que ha trabajado junta, sirviendo a Dios y al pueblo.

“Compañeros de caminos, de alegrías y dolor. Gritando a pecho la esperanza de la nueva conversión”, sonaban los estribillos de la canción tema de este Aniversario.

Luego, en las palabras finales del Culto, el Presidente del Consejo de Iglesias de Cuba, Joel Ortega Dopico, confirmó lo que expresaba la canción, al decir que la Iglesia Cubana es esa familia.

Volvió a tocar la banda cristiana que abrió la celebración y la Catedral seguía pareciendo una fiesta, de dones y alegrías.

 

Por una iglesia unida para servir. Asamblea en el año 75 del Consejo de Iglesias de Cuba

Una aguda reflexión sobre el ecumenismo y sus desafíos en el contexto cubano actual marcó la 47 Asamblea del Consejo de Iglesias de Cuba celebrada entre el 7 y el 8 de abril en la Iglesia Presbiteriana Reformada de Luyanó.
Este análisis parte de reconocer que la diversidad y riqueza de las tradiciones y pensamientos deben ser elementos que aporten a la unidad en función del servicio a la sociedad y la Iglesia Cubana y no obstáculos que provoquen divisiones.
Al referirse al ecumenismo en el contexto actual, el presidente del CIC Rev. Joel Ortega Dopico distinguió varios niveles. El institucional se da a través de las organizaciones ecuménicas y entre las propias iglesias (denominaciones) o instituciones, expresándose también en espacios comunes como celebraciones litúrgicas y acciones diacónicas, bíblico-teológicas o de compromiso social y político.
Acerca del ecumenismo de cara al futuro, Dopico invitó a preguntarnos hacia dónde vamos como iglesias cubanas y qué utilidad tiene el pensamiento protestante reformado para guiarnos y llevarnos de regreso a casa (oikos-mene). Esta reflexión parte también de asumir “cuánto hemos dividido la casa”, usando la metáfora de una grande y antigua vivienda habanera en la que cada generación construye una pared para delimitar su espacio propio y los más viejos quedan arrinconados. El ecumenismo es la única ruta de retorno, porque es un proceso de unidad, de búsqueda de la unidad perdida, expresó, recordando al Apóstol Pablo en la Carta a los Filipenses 1:6 “Doy gracias a mi Dios y siempre que me acuerdo de vosotros, por vuestra comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora; que el que comenzó en vosotros la buena obra, la perfeccionará hasta el día de Jesucristo”.
Al concluir este segmento de su discurso, el Presbítero llamó la atención en la necesidad de que el trabajo ecuménico esté permeado por el análisis y la reflexión bíblica y teológica de nuestra realidad, escuchando profundamente la voz de Dios y la voz del pueblo.
El diálogo como principio
El período más reciente se ha caracterizado por la profundización del diálogo del Consejo de Iglesias de Cuba hacia lo interno y también con iglesias y organizaciones cristianas no miembros, según lo describe el informe presentado a la asamblea.
Significativo también ha sido el respaldo a diferentes eventos y programas de carácter nacional, como los Portales Ecuménicos y la organización del Día Mundial de Oración, organizado por Cuba por primera vez en la historia de esta jornada.
Como parte de su relacionamiento con otras iglesias y organizaciones nacionales e internacionales, los directivos del CIC han participado en la última etapa en intercambios con figuras religiosas como el Presidente del Concilio Pontificio para la Unidad de la Iglesia Católica Romana, el Cardenal Kurt Koch del Vaticano, el Secretario General de Sociedades Bíblicas Unidas Michael Perreau, el Rev. Larry Miller, del Foro Cristiano Global, el Rev. Milton Mejías, Presidente del CLAI, la Rev. Gloria Ulloa, de la presidencia del Consejo Mundial de Iglesias y el Rabino Howard Schnitzer, Director de la Misión Cuba Judía Latina, entre otros.
La distribución de biblias en todo el país, es otra de las misiones del Consejo en su labor inclusiva y ecuménica. La presentación de la Biblia en Braille en la Biblioteca Nacional, la traducción de la Biblia al lenguaje de señas cubana y la participación en el Proyecto Un Millón de biblias se destacan entre las acciones fundamentales en este sentido.
Informes del período
La Asamblea fue espacio idóneo para compartir el quehacer de las áreas programáticas de la institución. Formación y estudio compartió información sobre sus programas. En este año, el programa de Mujer y Género, continuó potenciando la incorporación de la perspectiva de género como eje transversal de los proyectos del Consejo y mantiene su labor en 10 experiencias ecuménicas nacionales. Este programa, celebró recientemente sus 40 años de creación y entre sus principales logros se conocieron los avances en la sensibilización sobre la violencia hacia las mujeres que se refleja en los cultos, predicaciones, celebraciones y talleres.
En otro momento de la asamblea, el programa de Liturgia expuso sus resultados en el periodo concluido y las perspectivas futuras. Según Ruth Mariet Trueba, coordinadora del programa, destacan entre sus principales logros la incorporación de la liturgia en otros espacios que no son propiamente del programa, la incorporación de la comprensión artística a las actividades, teniendo en cuenta el énfasis en la participación de jóvenes y artistas, así como el apoyo a los diferentes procesos formativos del CIC.
Del programa de Educación cristiana se conoció que se viene trabajando en el uso del método participativo de enseñanza en los espacios de la pastoral educativa, metodología sin embargo, que se domina poco en el ámbito eclesial cubano. El novedoso concepto de la Educación Cristiana es manejado hoy con éxito por este programa y se trabaja en la sensibilización con el término en diferentes espacios, así como en la estructuración y diseño de las clases bíblicas-teológicas, desde una metodología participativa, con fundamentos de Género y Medio ambiente.
El programa de Capellanía Carcelaria Evangélica, se consolida como espacio de diálogo, compañerismo y formación, y de marcado carácter ecuménico, y ha logrado consolidar una red de capellanes en todo el país con más de cien miembros, se conoció en la Asamblea. Próximamente, este programa editará un manual educativo de capellanía cubana, para la información y capacitación de las iglesias y comunidades de fe cubanas.
Sobre el programa de Juventud también se dialogó en la máxima reunión de las iglesias evangélicas cubanas. En la Asamblea se supo que los esfuerzos de este espacio se concentran en fortalecer la visión y el liderazgo juvenil en prácticas eclesiales muy conservadoras, permeadas de fundamentalismo, adultocentrismo, prejuicios y tabúes. En el periódo concluido se ha logrado trabajar temas importantes para los jóvenes como las relaciones intergeneracionales, la sexualidad, la violencia y la cultura de paz.
El programa Misión, Evangelización y Ecumenía ha trabajado este año en función de crear las condiciones bíblico-teológicas para que las iglesias puedan concebir la tarea evangelizadora y misionera de frente a los desafíos que le brinda hoy el contexto donde se sitúan sus comunidades. Según el Rev. Ernesto José Bazán, responsable de este programa, el tema de trabajo en este año fue la Misión y evangelización integral.
El área de Diaconía, este año próxima a sus 25 años, también rindió informe a la Asamblea. Se conoció que el proyecto Comunidades por la vida, en esta etapa tuvo como énfasis fundamental facilitar procesos a nivel de iglesias locales con una visión más integral. Este trabajo ha permitido potenciar la articulación de los diferentes programas que integran el área, de manera que se vayan logrando resultados más integrales a favor de contribuir a la Diaconía y la participación social de las iglesias cubanas, planteo a la Asamblea la Dra. Elina Ceballos, responsable del Área.
El programa de Desarrollo sostenible informó que las familias benenficiarias de sus diferentes microproyectos lograron incrementar y diversificar sus producciones a través del trabajo de los promotores formados para ello, así como por la forma teórico-práctica en la construcción de diferentes alternativas tecnológicas para apoyar el desarrollo de una agricultura sostenible. En este período el programa logró concretar además un intercambio entre los mejores promotores/as para compartir conocimientos y vivencias, en una gira de estudio por espacios productivos con buenas prácticas en diseño integral y la incorporación de prácticas agroecológicas novedosas para el mejoramiento de suelos y el manejo de plagas, refirió su coordinador, el Ing. Edilberto Chávez.
La Pastoral de personas con discapacidad logró en estos dos años, ubicar en todas las bibliotecas provinciales del país, y en otras bibliotecas y Centros, un ejemplar de la Biblia en sistema Braille. También, con sus esfuerzos, se pudo traducir a la lengua de señas cubanas para personas sordas, cuatro relatos del Evangelio según San Lucas y presentarlo en formato mp3 en todas las provincias del país. Estos y otros resultados fueron presentados en plenario por el coordinador de la pastoral, el Rev. Noel Fernández.
El Programa Vida y salud comunitaria ha alcanzado sus resultados a través de una estrategia que transita desde la creación de capacidades a la implementación de iniciativas diaconales en salud y proyectos con el sistema de salud y educación, espacios de encuentro, de rehabilitación, de reducción de daños, intercambios de experiencias, apoyo a la diaconía institucional así como las alianzas, todo bajo el matiz de la sensibilización en todas las etapas y modalidades del trabajo. La Dra. Ana Margarita Mayor, coordinadora del programa, explicó que en estos años han realizado una intensa labor diaconal en salud que complementa las acciones del Sistema Nacional de Salud en respuesta a los nuevos desafíos de las enfermedades transmisibles y no transmisibles, de las relacionadas con la niñez y a los daños por el envejecimiento.
Con el informe presentado por el Arq. Marbelio Tamayo, la Asamblea conoció del trabajo del programa de Infraestructura eclesial, el cual desarrolló sus labores junto al Proyecto Comunidades por la Vida II, articulado al resto de los programas del Área de Diaconía del CIC.
En el periodo concluido el Programa de emergencia y ayuda humanitaria centró su accionar en la respuesta a los efectos del huracán Sandy, a través de su equipo de Apoyo Psicosocial Basado en la Comunidad, el cual fortaleció sus capacidades de respuesta incorporando conocimientos sobre la gestión estratégica del riesgo de desastres, se explicó en el informe rendido por el área.
El foro Cuba de ACT Alianza, se ha consolidado en este tiempo como una plataforma desde donde se pueden lograr sinergias organizacionales que permitan a la iglesia cubana y al movimiento ecuménico nacional hacer incidencia en pos de transformaciones sociales de equidad y justicia. Según expresa en su informe la Lic. María Luisa Navas, el foro socializa aportes significativos y buenas prácticas de las diferentes organizaciones que la integran y trabajan temas relacionados con la respuesta humanitaria, la resiliencia comunitaria, dignidad humana y justicia y equidad socio ambiental.
Cambios en la estructura
Como resultado de un largo proceso de análisis y con el objetivo de fortalecer el trabajo del CIC, en la asamblea se anunciaron transformaciones importantes como la permanencia solamente de Diaconía y Formación y Estudios como áreas programáticas, mientras al Departamento de Fortalecimiento Institucional se incorpora el Área de Comunicaciones, la cual ha sistematizado el quehacer del Consejo de Iglesias de Cuba, en el periodo analizado. Asimismo se determinó el cese del programa de erradicación de barreras arquitectónicas y la incorporación del programa de Misión, Ecumenía y Evangelización al Área de Formación y Estudios.
Además, se propuso el cese de la instancia de Coordinación General, cuyos roles serán asumidos por el Consejo Directivo de la institución.
Para la planificación estratégica del período 2016-2018 se incorporó la protección a la niñez como eje transversal, como expresión de la prioridad que concede el CIC al cuidado de la infancia y la defensa de sus derechos.
En la Asamblea se realizó además el lanzamiento de la Campaña comunicativa “75 Años de unidad y servicio”, que pretende homenajear este año, el Aniversario setenta y cinco de la fundación del Consejo de Iglesias de Cuba.
Al término del cónclave fue ratificado como presidente del CIC el Rev. Joel Ortega Dopico, mientras el Rev. Antonio Santana ocupará el cargo de Vicepresidente.

Consejo de Iglesias de Cuba convoca a Festival Joven

Como parte de las actividades por el 75 aniversario del Consejo de Iglesias de Cuba y con motivo de la visita a nuestro país de Heaven Today, importante organización donante de Biblias, se convoca a la juventud cristiana de la nación a participar en un Festival Joven el próximo viernes 18 de marzo, en la Capilla y los predios del parqueo de la Institución (CIC).

El Programa de Liturgia y la Comisión Bíblica del Consejo, organizadores de esta actividad, afirman que la cita prevé la confección de un Mural pictórico por los 75 años, y la realización de obras de teatro, danza y números musicales. Además,  se distribuirán biblias, y otros materiales.