Comunicado del MEC de Cuba

Comunicado del MEC de Cuba

El Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba (MEC-C) se pronuncia por la solidaridad con los afectados del Huracán Matthew, en el extremo Oriente del país.

Hermanos y hermanas, con profundo desvelo el pueblo de Cuba ha vivido los días finales del mes de septiembre y principio de octubre de este año 2016, tiempo en el que se avizoró, dio seguimiento y se padecieron los embates del poderoso huracán Matthew en su paso por el Caribe. Las secuelas de este fenómeno natural en la región del Caribe y la Florida son catastróficas, las que se traducen en enormes pérdidas materiales, económicas, espirituales y sobre todo humanas, que como sabemos, son las más tristes e irrecuperables. Nuestro país en contraste con otras hermanas naciones afectadas no tuvo que lamentar ninguna muerte o desaparición. Eso da cuenta del nivel movilizador del Estado cubano junto a sus principales instituciones y mecanismos de prevención y respuesta ante desastres naturales, pero sobre todo al pueblo de Cuba, símbolo de resistencia, disciplina y solidaridad. Entre los poblados más afectados, se encuentran los municipios de San Antonio, Imías, Maisí y Baracoa. Sus habitantes necesitan de la solidaridad y el apoyo de todos y todas para recuperar sus viviendas y reincorporarse a su vida familiar y social.

El Movimiento Estudiantil Cristiano de Cuba (MEC de Cuba), como otras muchas instituciones religiosas, ecuménicas y fraternales se posiciona para enviar esperanza, aliento y ayuda humanitaria a través de nuestras oraciones, deseos y esfuerzos personales. Ofrecemos nuestros espacios de incidencia para llamar a la sensibilidad y cooperación, al aporte necesario para auxiliar a familias que lo perdieron todo o casi todo, a las iglesias que fueron destruidas físicamente y los principales centros estatales que tributan al bienestar social. Para eso anunciamos que pueden contar con todo nuestro esfuerzo, que lejos de ser aislado tratará de aliarse a empeños hermanos, conscientes en la premisa de que en la unión está la fuerza verdadera. A todos y todas las personas que hoy carecen de esperanza y se sienten desprovistos de fe, sepan que nos están solos, que seguiremos pidiendo día a día para que la ola de amistad y solidaridad continúe creciendo y para que bajo las alas de Dios continúen siempre seguros. Fuerza, empeño y optimismo.

About the Author

Comunicaciones CIC administrator

Leave a Reply

Solve : *
2 + 25 =